Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 3i DE AGOSTO DE i9o5. PAG. 7 e ¡ninenterne ¡iíe social, un elemento precioso, aunque mal empleado en la sociedad moderna. Si algo llega á perderlo, será seguramente su excesivo amor á las instituciones. Sin la maldita manía de legalizar lo que Ja generalidad de los hombres hacen sin llenar tales requisitos, Witzoff viviría en el mejor de los mundos posibles. ¡Des! ¡Quince! ¡Veinte! ¡Cien hogares! ¡Cuántas compensaciones! ¿Que en un matnmo tio tiene disgustos? ¡Que importal Otro le dará alegrías. ¿Que la mujer numero 23 no es amable? En cambio, ¡cuan cariñosa la número 49! Y luego, eco de poder compensar las frialdades inherentes de las rubias con s innatas vehemencias de las morenas Vamos, digan lo que quieran los moralistas, yo veo ahí establecido el exacto y perpetuo equilibr o necesario a la eterna felicidad. Cierto que la compensación puede faltar en muchas cosas: los hijos, los alquileres de cien casas, las felicitaciones el día del cumpleaños; ¿y qué? El asunto es apartarse de cuando en cuando del eterno fastidio. Desgraciadamente, eso acaba mal. Un día las señora se enteran, y adiós dicha. La justicia interviene, embrolla las cosas y en seguida empieza el desmoronamiento de todo ese ingenioso trabajo de construcción social. Sin ese inconveniente, ¡cuantos centégamos encontraríamos por eses mundos! F MORA des, que deja gratos y honrosísimos recuerdos, que mitigarán con el tiempo y la misericordia de Dios la pena profunda que hoy padecen los suyos. UN MADRILEÑO 1 a muerte de la joven y virtuosa duquesa de Gor, hija de ios condes de Guaqui y una de las figuras más interesantes de la aristocracia española, hace recordar á las que llevaron el esclarecido título que ella ha honrado tanto. La duquesa de Gor, abuela del duque actual y camarera mayor que fue de la Reina doña Isabel tuvo numerosa descendencia. Su hija mayor, Carmen, casó en primeras nupcias con el marqués de Povar, duque de Anón, y en segundas con el marqués de Nova iches; fue aya del Rey D. Alfonso XII y de su hermana la princesa de Asturias. Hermanas de esta señora fueron la condesa de Vía- Manuel, madre de la actual; la marquesa de Belgida, por su primer enlace y de Villavieja por el segundo; la condesa de Cantillana y doña Jacoba y doña Encarnación, que permanecieron solteras, consagradas á obras de piedad y devoción. El duque de Gor, D. Mauricio, se distinguió como militar valiente y pundonoroso en las filas del Ejército, y sus hermanos D. José y D. Jaime pertenecieron á la diplomacia. Con esta familia enlazó por su casamiento la noble y virtuosa dama que acaba de fallecer á los treinta y cuatro años de edad y trece de casada, habiendo sido un mode o de distinción v virtu- ILUSTRADA COMILLAS. EL PALACIO Durante DE LOS MARQUESES la expedición cinegética que ha de hacer el Rey a los Picos de Europa, pernoctará Su Majestad en el palacio de los marqueses de Comillas. Esta morada espléndida, así por su belleza arquitectónica como por el gusto y riqueza con que está alhajada, ¡a ocupó también el malogrado Alfonso XII cuando estuvo en Comillas. Publicamos BALANDRO ADQUl- fotografía una R 1 DO POR EL REV del balandro Nenúfar, adquirido por S. M. el Rey en Santande y que muy en breve saldrá para San Sebastián. Las condiciones marineras del barco son excelentes y muy a propósito para tomar parte con gran lucimiento en los deportes náuticos. ENTRADA EN LEÓN DEL El recí NUEVO OBISPO bimiento que el pueblo de León ha hecho á su nuevo prelado, Sr. Sanz y Sarabia, ha ido verdaderamente grandioso. A la llegada del tren á la estación un volteo general de campanas y el disparo de cien cohetes dio la señal, y entusiásticas acla- v LfcÓN. EL PUEBLO LEONÉS ACLAMANDO AL NUEVO OBISPO SR. SANZ Y SARABJA DELANTE DE LA CATEDRAL EL DÍA DE SU ENTRADA EN LA CIUDAD Fot G Gr Kua