Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 3) DE AGOSTO DE i 9 o5. PAG. -41 nearío. Dormís tranquilamente en una limpia cama, y á la mañana siguiente vais inspeccionando el hotel v sus pintorescos aledaños. Yo no he de describíroslo; tal vez mi pesimismo os parecería hórrido. Yo tengo la vaga aprensión de que todas las aguas de todos los balnearios son lo mismo y de que todas hacen el mismo efecto. En las Caldas el paisaje es maravilloso; robles y manzanos cubren las laderas de las montañas con una umbría floresta; en el fondo del valle discurre lentamente el Nalón y en los picachos desnudos, acerados, de las montañas, la niebla pone sus cendales grisáceos. No pasa nada en el hotel: en los balnearios no pasa jamás nada. Hay pasillos largos, un comedor donde comemos algo, un gabinete de lectura donde leemos dos ó tres veces los mismos periódicos, y un salón de fiestas donde por las noches, después de cenar, bailamos unos patriarcales lanceros, honestos, pausados, que nos recuerdan las comedias de Eguílaz, las levitas de Utrilla, la prosa de Selgas y la denticina infalible Izquierdo. Y todo esto se repite todos los días. Un vago desconsuelo se va apoderando de nuestro ánimo: tal vez el mundo no sea más que un inmenso balneario. Y una mañana cargamos á otro chico con nuestra maleta, nos descolgamos por la angosta escalerilla, seguimos el muro, cruzamos los maizales, pasamos el río, reptamos por el despeñadero y nos contemplamos otra vez en la diminuta estación, libres- -por un momento- -de los pasillos, de los periódicos atrasados, de la mesa redonda y de los lanceros patriarcales que nos recuerdan á Utrilla, á Izquierdo, á Eguílaz y á Selgas. AZORÍN 11.000 habitaciones que se asegura contiene, hace ya tiempo que se sentía la necesidad de construir en su recinto un nuevo edificio para los familiares. Ahora ya, definitivamente aprobado el proyecto correspondiente, la nueva construcción no tardará en ser un hecho. No reclama tal edificación la falta de espacio habitable, sino el decoro del palacio pontificio y la majestad de la residencia papal. Antes de 1870, cuando la corte pontificia ocupaba el palacio del Quirinal, había para los agregados y sus familias edificios anejos y con entrada distinta de la principal, y aun cuando el Papa trasladó su residencia al Vaticano, aquellos habitantes del Quirínal continuaron viviendo en este palacio, desde el cual, los empleados en la corte ó en las oficinas pontificias, se trasladaban todas las mañanas al Vaticano, bien á su costa ó en carruajes de servicio. Ahora bien; habiendo tenido que concentrar en el palacio apostólico del Vaticano á todos aquéllos y á sus familias, se puso de manifiesto el inconveniente gravísimo que en ello había. La escalera de honor y el patio de San Dámaso, que dan acceso á las habitacionesde Su Santidad, estaban constantemente ocupadas por mujeres, niños, por sirvientes y proveedores que se encontraban y se cruzaban con dignidades eclesiásticas y laicas y con las personas que asistían á las cotidianas audiencias papales. Este inconveniente, observado desde principios del pontificado de León X 11I, fue hecho notar á Pío X, que decidió en seguida la construcción de un edificio destinado á los familiares de la corte pontificia y á sus familias. La edificación se hará en el vasto patio del Belvedere y tendrá entrada por la puerta Angélica; ocupará una superficie de 2.000 metros cuadrados y costará 800.000 liras. LA PAZ FIRMADA POR TELÉGRAFO I mpresión en Europa. París, 3o, 11 m. Despréndese de los te legramas recibidos hasta ahora, que las noticias sobre la paz han causado gran impresión en toda Europa. detalles. f París, 3o, i i m Se han encargado los profesores Martens y Dennison de redactar el tratado de paz y se agregarán algunos artículos adicionales. Dícese que los plenipotenciarios discutirán las cláusulas de un nuevo tratado comercial. T elegrama de Witte á Roossevelt. 1 París, 3o, J 1 m. Witte ha telegrafiado al presidente Roosevelt diciéndole que la historia le atribuirá la gloria de la paz y que Rusia sabrá apreciar de todo corazón su eficaz iniciativa. Komura fue quien primero comunicó al Presidente los resultados de la negociación. Roosevelt le telegrafió felicitando á los plenipotenciarios. -Mora. 1 TQrensa alemana y austríaca. París, 3o, 6 f. Los periódicos alemanes y austríacos se regocijan por haberse acorda do la paz, felicitando por ello á Mr. Roosevelt. Algunas publicaciones alemanas intentan atribuir al emperador Guillermo la iniciativa de las negociaciones. EJmpréstito ruso? Portsmouth, 3o, 6 i. La entrevista celebrada ayer entre M r Witte y M r Vanderbilt, representante del milliardaire Rockfeller, ha versado sobre la posibilidad de emitir n empréstito ruso en los Estados Unidos. 1 a isla Sakhalin. Tokio, 3o, 6 t. Los periódicos manifiestan su descontento por el acuerdo referente á la isla Sakhalin, pues éste, dicen, obligará á ambas partes á que se fortifiquen en dicho punto. -i abrá compensaciones? Londres, 3o, 8 n. En los círculos bien informados se cree que el Japón conseguirá compensaciones mediante un tratado secreto aun cuando desde Portsmouth comunican que el tratado de paz no encerrará cláusula secreta alguna. Comentarios de L Eclair. París, 3o, 8 n. VEclaW, comentando la influencia ejercida por M r Roosevelt para el feliz éxito de las negociaciones de Portsmouth dice que por vez primera se ha apreciado brillantemente el poderío del dinero imponiendo silencio á las armas. Roosevelt se reservó la carta suprema, tratando de cortar los recursos de los beligerantes, y obtuvo la victoria ECOS DEL LA SANTA SEDE, L CHINA pCirculan Y E JAPÓN o r algunos periódicos noticias absolutamente fantástiVATICANO cas, referentes á posibles relaciones diplomáti 7 oma, 29 Jlgosto. Hace varios días que se encuentra gravemente enfermo en sus habitaciones del Vaticano monseñor Giuseppe Constantini, arzobispo titular de Patrasso y limosnero secreto del Papa, que tiene á su cargo la distribución mensual de los subsidios que la Santa Sede reparte, por valor de muchos miles de liras cada mes, entre los que los solicitan en memorial visado por el párroco correspondiente, y las distribuciones extraordinarias de sumasvaún más considerables que se verifican en ciertas ocasiones solemnes del año. Al limosnero secreto le está confiada también la administración de algunos establecimientos píos é instituciones de beneficencia que sostiene la Santa Sede, de modo que sus atribuciones son muchas, delicadas y hasta penosas. í Digo hasta penosas porque siendo siempre mucha la miseria de nuestro pueblo, son innumerables las solicitudes que diariamente llueven en las oficinas de la Limosna pontificia, y cada uno de los solicitantes cree- -innecesario es decirlo- -que la caridad del Vicario de Jesucristo debe proveer á las necesidades de todos, como si fuesen ilimitados como aquélla los recursos de la Santa Sede. Monseñor Constantini desempeña su misión muy concienzudamente, y la amabilidad y dulzura de su trato le prestan mayores aptitudes para el cumplimiento de su cargo, para el cual pone á contribución todo su celo y su caridad sacerdotales. Hace algunos días que, después de continuas alternativas, parece haberse agravado la enfermedad que padece y que inspira ya serios temores. A u n q u e la vasta extensión del Palacio Vaticano goza fama universal v serán DOCOS los que no tengan noticia de las N EDIFICIO U N ENU EEV OVATICANO L E R SECRETO EL L I M O S NSU OS A N T I D A D DE cas entre la Santa Sede y China y el Japón. Hasta se ha llegado á hablar del establecimiento de una nunciatura apostólica en Pekín. El único fundamento de estas noticias es la existencia de buenas relaciones entre la Santa Sede y aquellas dos cortes imperiales. La Emperatriz viuda de China envió, no hace muc 10, al Papa un precioso regalo, acompañado dd una carta llena de deferencias para su augusta persona, y el Papa respondió con otra carta de gracias y otro regalo de valor. En cuanto al Japón, sucede que, siendo verdaderamente digna de elogio la conducta de aquel Imperio respecto á los católicos, el Santo Padre encargó no ha m u c h o á monseñor O Connell, que fuera á Tokio para entregar al Mikado un autógrafo suyo, en el cual le da gracias por el favor y la protección que se concede allí á los misioneros católicos y por la libertad de que gozan los católicos en el territorio nipón. De relaciones diplomáticas nada se ha hablado: son pura fantasía de los periódicos. G. M. ANGELIN 1 Palabras de Witte. 8 n. El plenipotenciario Portsmouth, 3o, ruso M r Witte se atribuye toda la gloria del resultado de las negociaciones. Negándolo todo, dijo, hasta lo que me aconsejaban mis propios amigos, conseguí lo que nadie esperaba. Estaba decidido á no retirar ni una sílaba del ultimátum. FRANCIA Y POR TELÉGRAFO I odo puede arreglarse. París, 3o, 6 í. Según una nota oficiosa comunicada á la Prensa, la respuesta del sultán de Marruecos, que tanto se ha comentado estos días, se refiere á la primera reclamación de Francia por la prisión del subdito argelino Bou Mzia, y no al ultimátum. Este no llegará hasta hoy á poder del Sultán. El Gobierno cree que el Sultán cederá. -Mora. O pinión inglesa. 9 n. Londres, 3o, The Daily Express dice que á la magnanimidad de los japoneses se debe el importante resultado de la conferencia de Portsmouth. Añade que toda la solución estriba en haberse consignado en una cláusula secreta que para el sostenimiento de los prisioneros, Rusia pagará una suma nominal cuyo importe será aproximadamente el mismo de la indemnización discutida. mi ¡GII n 1 miTirniraimiir nrnii nnrmiii nnmiimnir