Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 3o DE AGOSTO DE 190 S: PAG, i6 EN LA ESTACIÓN DEL MEDIODÍA l- ísta mañana se ha promovido un guirigay enorme en la estación del Mediodía con ocasión de la salida de los trenes especiales para Sigüenza. Ayer se vendieron en los despachos los billetes suficientes para los trenes especiales dispuestos con el fin antes indicado y la Compañía dispuso no expender más asientos, porque el cupo estaba completo. Esta mañana, á primera hora se presentó en los despachos de la estación del Mediodía un grupo de más de quinientas personas, con el propósito de adquirir billetes para ir á Sigüenza. Y all eer los cartelitos en que avisaba la empresa que estaban cubiertas todas las plazas, estalló en improperios y amenazas é invadió Sos andenes en actitud belicosa, tratando de asaltar los trenes que estaban preparados é invadir las oficinas para protestar ante los jefes de lo que ellos suponían una informalidad. Pretendió el alto personal de la Compañía calmar los ánimos sin conseguirlo. Entonces, como la gritería fuese en aumento, el inspector Sr. Pérez mandó por más fuerzas de Orden público y de Guardia civil, las cuales lograron desalojar los andenes y poner á raya á los belicosos excursionistas. El Sr. Requejo conferenció con los jefes de las Compañías, y se dispuso la salida de un tercer tren para Sigüenza, lo que bastó para calmar los ánimos. El número de expedicionarios que han salido para Sigüenza en los trenes de lujo y botijos, fue de 4.000, que seguramente no lo habrán pasado muy bien en cuanto á víveres ni á comodidades. cielo nublado á ratos. Comenzó la totalidad á la una, ocho minutos y veinte segundos, terminó á la una, once minutos y diez segundos. La temperatura descendió dos grados y medio. La primera estrella apareció á las doce y cincuenta y cuatro minutos. -Olivares. j p n Fuente de Cantos. Tuente de Cantos, 3o, 3 f. El primer contacto del sol con la luna ha sido á las once y cuarenta y ocho minutos; la temperatura entonces era de ij grados centígrados. El máximum de! eclipse ha sido á la una y doce minutos; la temperatura había descendido á veintiún grados centígrados. -Alfaro. C f n Sagunto. Sagunto, 3o, 10 i. Ha llegado hoy el personal de ingenieros, D Juan Borras, don Lisardo Elena, D. Daniel Garcés, varios fotógrafos y redactores de periódicos para observar el eclipse en el Observatorio instalado aquí. Los trenes vienen atestados de viajeros. La animación es extraordinaria. El tiempo se muestra inseguro. -Jllegre. -j á -ié ha de ser! Hoy no hay sol. jPa nosotros estaba! Otra muchacha dijo: ¡Anda, está el sol más turbio que el agua del Lozoya! -Cada cual tiene sus gustos; si diera el sol en la puerta de mi casa no hubiese yo trasladado aquí este observatorio. Como nota final se presenta una estrambótica comparsa ó mascarada, compuesta de varios sujetos vestidos con impermeables; iban con sombreros de copa, armados de escaleras) maletas y quitasoles, y provistos de tubos de latón, que imitaban telescopios. Al verlos uno de esos eruditos del pueblo bajo, exclamó: -Estos van al campo de Lilaila. EL ECLIPSE EN SIGÜENZA SIQÍIENZA, 3 0 I T. DATOS OFICIALES I ORTOSA. Los primero y último con tactos apreciáronse en un cielo sin nubes; pero en la totalidad se nubló casi por completo. Sin embargo, hay esperanzas de que se logre algún resultado en las fotografías obtenidas del espectro. T URGOS. Ha llovido durante el eclipse, no pudiendo observarse el primer contacto. Al llegar momento totalidad, rasgáronse las nubes, pudiendo observarse fenómenos durante breves instantes. El planeta Venus lució durante varios minutos. A L H A M A D E ARAGÓN. (Telegrafía en inglés M r Campbell director del Observatorio de Lyke. Aunque con algunas nubes apreciáronse claramente los contactos. p n las Vistillas. El observatorio más popular de Madrid establecióse en las Vistillas. A las doce de la n Soria. mañana el aspecto del famoso cerrillo era digSoria, 20, 3 i. La comisión del Obser- no de ser descrito por la pluma de nuestros es ¿atorio de San Fernando ha hecho observa- critores picarescos. ciones completas del eclipse marcando las parEl consumo de melones y sandías que se ha ticularidades del fenómeno. hecho allí ha sido verdaderamente enorme. Al comenzar la totalidad se vio el planeta Ve- Abundaban los más auténticos ejemplares de la nus; no apareció Mercurio, pero sí algunas manolería y de la gra cia madrileña- Las jóveestrellas. nes, calzadas con sus botitas de charol, peinaLa noche no ha sido completa; el avance de das á maravilla, vestidas con flotantes faldas de la sombra duró cinco minutos. Antes y des- limpieza irreprochable, llenaban aquellos lugapués se han visto murciélagos por el aire y res, levantando á su paso frases de admiración algunos pájaros que volaban como perdidos, del concurso masculino, tocado también con Antes del eclipse empañaron el cielo algunas las mejores galas. nubes y en seguida se despejó. Los vendedores de los llamados aparatos Comparado éste con el eclipse del año 1860, para ver el eclipse han agotado su ingenio, haha resultado el de hoy menos emocionante ciendo acopio de monedas por cristales y caEl ministro de Marina y los astrónomos nutos de caña y de papel. han estado juntos observando el fenómeno ceEl público arrebataba de las manos de los leste. pequeños industriales vidrios ahumados y baLas alturas de la población estaban llenas de ratijas de todas clases. gente. De repente levántase gran ruido de voces, Ha reinado frío intenso. -T ioja. gritos, risas y dichos de todas clases y colores, y aparece un hombre que enfila un telescopio al JH n San Fernando. cielo y se sienta en la tierra para observar con San Fernando, 3o, 2 i. Al comenzar ofre- entera comodidad el solemne espectáculo. ce la población un aspecto animadísimo. Las Un grupo formado por algunas mujeres, esazoteas están llenas de gente, que con cristales cucha atentamente á un lector que, con mucho ahumados sigue la desaparición de la luz del sentido y énfasis, lee en un ejemplar de A B C disco solar. el artículo publicado por el Sr. Echegaray. Al Los pocos astrónomos que han quedado en terminar la lectura una de las mujeres hace este Observatorio, bajo las órdenes del subdiel siguiente comentario: rector, Sr. Grain, han obtenido fotografías- -También podría decirnos ese señor por del espectro solar, favoreciéndoles el buen qué sufrimos en España el eclise del cocido. tiempo. -JKXfabet. Una joven, al ver al sol macilento, dijo: tCJ n Bugo de Osma. ¡Valiente sol! Esa es la luna. -Y como al Burgo de Osma, 3o, 2 i. El eclipse ha guien quisiera persuadirla de que era el mis ¡ido perfectamente visible á oesar de estar el mísimo sol el que alumbraba, ella exclamó: AL CERRAR LA EDICIÓN DEL ECLIPSE E C R Ó N I C A T E L E G R Á F I C A Acabamos D E N U E S T R O REDAC- de llegar. TOR SR. GABALDON Estupendo recibimiento. Concejales dispútanse honor llevarnos bultos. Dícenme llegaron Romanones, Weyler y Sánchez Román. D Valeriano asegúrase trae levita nueva para evitar equívocas manchas, bencina, sol. Una comisión se dispone suplicar Sánchez Román, no eclipse el eclipse colocándose delante vientre voluminoso. Hemos invadido campo científico comisior nes extranjeras; hay quien se permite hurgar aparatos. Miradas coléricas sabios é interjecciones significativas. Carestía comestibles. Pollos inviolables. Todo por las nubes como el eciipse. Mucha gente acampa con merienda, disp esta á ver eclipse través frasco. También he visto algunos contactos. Se acerca el momento. Verifícase el primer contacto á las once, cincuenta minutos y cinco segundos precisamente; en el cielo nadie se encarga de levantar la cortina y esto es un engaño, porque las nubes sólo á trechos dejan ver el firmamento. Sin embargo, bien se advierte que por allá arriba se prepara un mutis; los ministros, instintivamente, échanse mano á las carteras respectivas. Más de 15.OOO personas presencian el fenómeno. El conde de Romanones obsequia á los ministros, sus compañeros, con una espléndida comida. De sobremesa se habla de elecciones y se verifican varios eclipses de candidatos. Vinieron á observar las protuberancias varios concejales madrileños. Las músicas recorren las calles, los balcones lucen colgaduras. No hay más comisiones científicas que uní del Instituto Geográfico, dirigida por el señoi Cebrián, y la comisión militar, del teniente señor González. La primera de ellas estudia los efectos magnéticos del eclipse; la segunda, los meteorológi eos. A la una menos veinte segundos está cu bierta la mitad de! sol. La totalidad del eclipse comenzó á la una y doce minutos y duró tres minutos menos once segundos. El aspecto del cielo es el mismo que durante cualquiera de los crepúsculos. Algunos in dígenas retíranse consternados; las aves revo lotean azoradas. El momento del eclipse ha sido un espec táculo maravilloso é indescriptible. Las comí siones científicas muéstranse satisfechas del re sultado de sus estudios. Sigüenza obsequia á los forasteros y comí siones con esplendidez. Para todo se encuentra aquí facilidades. El descenso de la temperatura en la totalidad del eclipse fue de 17 grados. Me despido hasta los próximos eclipses de 191 2, 1952 y 1999 que ya tienen los astrónomos enchiquerados.