Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 3o P E AGOSTO DE i9o5. PAG. 9 rante ocno días con sus ocho noche s cor respohdienies, Hulse tuvo que luchar sin descanso con Caster. Más de veinte veces al cabo de las veinticuatro horas el alienado acometió á su camarada y le persiguió con una navaja de afeitar, con un martillo ó con unas tijeras, sin lograr nunca realizar su criminal propósito, gracias á las precauciones y á l a extremada vigilancia de Hulse. Este legró hacerse dueño del loco en dos ocasiones consecutivas, pero Caster rompió sus ligaduras, poniéndose más furioso que antes. No es posible darse exacta cuenta de lo insostenible y de lo horroroso de aquella situación. Cuando al cabo de ocho días fueron á releTar á ios guardianes, el ¡oco estaba completamente extenuado y sin conocimiento, y Hulse yacía en su lecho, casi sin fuerzas y lleno de heridas. La lámpara del faro no había cesado, en cambio, de alumbrar una sola noche- Una porción de navios escaparon á un naufragio cierto en aquellos peligrosos lugares, gracias al valor y á la energía extraordinaria del celoso empleado. El presidente Roosevelt ha obrado admirablemente al premiar con una condecoración al valeroso y modesto guardián que, gracias á su abnegación, ha salvado la vida á muchísimos marinos, p S T A D J S T í C A En los diarios comen D E S A N G R E tariosde la Prensa, se comete el error de creer que las batallas de la poca presente superan, en horror á todas uantas se verificaron en los pasados tiempos. En la TVorlh American 7 (eview, e Dr. Elkind afirma que la guerra moderna es bastante menos ciu. de lo que á primera vista parece. Cuanto más perfeccionadas son las armas, tanto menos mortales son. sus efectos. Las carnicerías de las guerras actuales son una bagatela en comparación con las de ¡os siglos pasados. SORIA. LA INSTALACIÓN DEL OBSERVATORIO ASTRONÓMICO DE SAN FERNANDO EN EL CAMPO DE SANTA BÁRBARA. EL DIRECTOR SR. AZCÁRATE HACIENDO OBSERVACIONES EN LA ECUATORIAL 1 ¡oí. Kioja (l (i P Esto se ve claramente en la campaña actual ruso- japonesa. La mayor parte de los heridos, por ambas partes, logran sobrevivir gracias á las acertadas medidas higiénicas y antisépticas. La proporción es muchísimo menor en cuanto á las muertes, á medida que es más largo el alcance de las armas de fuego. Antes, lo escaso de jas distancias ponía en condiciones á los soldados de hacer mayor número de blancos. En suma, que á pesar de cuantos peligros hayan querido entrever algunos espíritus pesimistas y desconfiados, la guerra es cada vez menos mortífera y menos sangrienta, con notorio provecho para la humanidad. La princesa Cecilia, esposa del heredero de la corona de Alemania, ha puesto en boga el bastón alto con puño de oro cincelado y lazos que usaban las elegantes de! tiempo del Directorio. MAJESTADES Y ALTEZAS p l día 3i de! corriente cumplirá veinticinco años Ja simpática reina Guillermina de Holanda, y con este motivo celebrarán fiestas solemn. es los Países Bajos. El rey de Grecia, que se halla haciendo su cura anual en Aix- les- Bains, obsequia con espléndidos banquetes á la colonia aristocrática. En breve marchará á Dinamarca á pasar una temporada con su augusto padre, y antes de regresar á Atenas sé detendrá en París. La Reina María Pía de Portugal ha llegado á Aix- les- Bains, procedente de Ragatz. EL SR. LANDERER LUSTRE ASTRÓNOMO ESPAÑOL M. JANSEN CÉLtBUE ASTRÓNOMO FRANCÉS La guerra de los Treinta años costó á Alemania. cerca de doce millones de seres humanos, en una proporción de cuatrocientos mil por cada año. Las heridas eran casi siempre mortales en los tiempos antiguos, á causa de la infección producida, por la falta de limpieza.