Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 3o DE AGOSTO DE i9o5, PAG. 7 CRÓNICA ILUSTRADA L ECLIPSE La amplitud con que en E DE SOL el presente número se trata del eclipse nos excusa de consignar en esta sección detalles de la parte gráfica. Esta información, que venimos haciendo desde hace algún tiempo, se amplía hoy con la publicación del aspecto de la corona solar en el eclipse de 1882, para que pueda servir de tipo de comparación con las observaciones del de hoy; TM uando recibí la carta que transcribo, una profunda emoción conmovió todo mi ser. De cuantos obsequios pudieron hacerme durante mi vida, ninguno hallé tan estimable. La persona que me lo envía es para mí muy querida. Noble y pundonoroso oficial, tiene una brillante hoja de servicios. Luchó con heroicidad muchos años por defender nuestros derechos y mantener nuestra bandera en tierras que fueron españolas y que lo seguirán siendo hasta el fin del mundo, pues están empapadas en sangre nuestra. Ni ambicionó destinos, ni solicitó honores y veneras; desposado con la disciplina, la fue siempre fiel hasta que obtuvo un honrado retiro. Bien venido sea e! presente de mi bnen amigo. Le colocaré en lugar tranquilo y seguro. Sobre la hamaca reposará el más débil de mis hijuelos de adopción, á fin de que esa cama de campaña le infunda vigor moral, nobles pensamientos, honradas intenciones... Y cuando en torno de ella se agrupen los demás y les refiera los heroísmos que simbolizan esas cuerdas marchitas, y aún resistentes, veremos todos en la antigua hamaca de Cuba una preciada cuna del deber y del valor de nuestra amada España. MANUEL DE TOLOSA LATOMR Sanatorio marítimo de Sania Clara, Agosto iya D 4 R 0 CA. EL ALMIRANTE NOKI E MtRICANO CRESfER CON LA COM 1 SÍON DB UOS ESTADOS UNIDOS Jr út. A. ta magnífica ecuatorial de la Comisión francesa; los retratos de Jansen, verdadero patriarca de la ciencia, de Landerer, el ilustre astrónomo español, y del almirante norteamericano Chester y. la Comisión de los Estados Unidos en Daroca; el director del Observatorio de San- Fernando; capitán de fragata Sr. Azcárare haciendo observaciones en la instalación de Soria y otras del interesante fer nómeno celeste. LA HAMACA uerido doctor: Arreglando la caja que guarda mis queridos recuerdos. militares, he encontrado mi hamaca de campaña, en la que dormí muchas noches de mi vida en los campos de guerra; y al verla, he pensado que nadie como usted la conservará cómo. recuerdo de un pobre soldado, para cuando yo deje de vivir. Nada vale, muy usada está, muy viejita, casj tanto como yo; pero acéptela como el más sincero recuerdo áz ízfz z: gran amigo. Q Yo pienso presentarle como ejemplo á estos pobres niños que, una vez fortalecidos y sanados, acaso sean soldados también. Lo somos todos, con las armas en la mano ó sin ellas. Todos tenemos que cumplir deberes, todos tenemos que luchar sin tregua en esta vida tan penosa, tan ruda. Y esa hamaca, esa vieja reliquia del soldado se conservará con cariño en este humilde Sanatorio. Desde niños hemos visto en la hamaca un símbolo de la vida muelle y regalada. Estampas y cromos representaban á una bella mujer reclinada perezosamente á la sombra de árboles, seculares, mientras que un esclavo agitaba blandamente un abanico... Así nos hemos imaginado siempre la existencia en las Antillas; la hamaca parecía invitar á la vida muelle y voluptuosa, no se pensaba en que esas tupidas redes servían para que, sin molicie, descansasen de sus fatigas marinos, guerreros, trabajadores. Eso nos perdió y eso nos perderá si no procuramos desechar la pereza secular que nos invita á perpetua siesta, ahora inquieta, enervante, pues la interrumpen los gritos de los que padecen hambre, los gemidos de los que tienen sed de justicia. EL COLOQUIO DE LOS PUENTES p í 1 puente de Segovia y el puente de Tolcdc así hablaron un día, después que anocheció, cuando tras rojas nubes por el lejano Oriente soleta hacia otras playas el gran Febo tomó. ÉL P DE S. Colega, ¿te has enterado del proyecto del alcalde? Chico, nos han fastidiado. EL P DE T Pero se afanan en balde, si es lo que á mí me han contado. E P DE S. Pues yo te digo que estoy Heno de preocupación; te lo juro por quien soy. EL P DE T Vaya, chico, viendo voy que has perdido la razón. EL P DE S. Cuando tú hablas tan tranquilo es porque ignoras e) plan de que te hablo. Ei- P DE T Bueno, dílo, que ya me tienes en vilo en este angustioso afán. EL P DE S. E S asunto descontado; el Manzanares, muy pronto estaca canalizado.