Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 29 DE AGOSTO DE i 9 o5. PAG. 5 L ECLIPSE DE SOL, DESCR 1 TO POR FLAMMAR 1O N Jo hay espectáculo mas imponente que un eclipse total de sol Nunci me impresiono tanto el inmutable esplendoi de los movimientos celestes, como durante la observación de aquel grandios- o fenómeno. Con la absoluta precisión del calculo astronómico, llega nuestro planeta a la linea teórica trazada desde el astro del día hasta la tierra, y se interpone gradualmente, lentamente, exactamente entre ambos El eclipse se produce en el minuto preciso que el calculo ha determinado, luego el globo obscuro de la luna, continuando su curso regulai, descubre al astro radioso y termíJ y los que tienen nido vuelven a el apresuradamente, algunos no lo encuentran y, golpeándose contra las tapias, caen muertos; los pollitos se refugian bajo las alas de sus madres, los perros piden protección a sus amos, los rebaños abandonan los pastos, las abejas interrumpen sus zumbidos y vuelven inquietas a la colmena, los murciélagos salen y revolotean, la noche, que ha llegado súbitamente, desconcierta a todos los seres vivos. El hombre mismo no puede evitar cierta emoción, aunque sepa que aquello no es mas que un fenómeno natural y que responde exactamente a las leyes del calculo La luz extraña, de que hable antes da a los rostros un aspecto cadavérico, análogo al que produce la llama del espíritu de vino saturado Esos cien minutos nos han enseñado que en todo el rededor del sol existe una sabana de Juego de lo a i5.ooo kilómetros de espesor, íspecie de llama de ponche de color sonrosado, que arde constantemente. Es la cromosfeta, que solo aparece visible durante los eclipses; su temperatura debe ser, aproximadamente, de 6 000 grados centígrados. El hidrogeno forma su parte supepenor, pero el análisis espetoral descubre en su capa inferior los vapores del magnesio, del hierro y de gran numero de metales De esta sabara de fuego se elevan llamas gigantescas y protuberancias sonrosadas que alcanzan a veces 100 y 200 000 kilómetros de altura. Tan formidaLles erupciones se venfican en una atmósfera PALMA Dfc MALLORCA. INSTALACIÓN DE UNA CÁMARA DE LARGO FOCO EN EL OBSERVATCR 1O DE LA COMISIÓN INGLESA EN CAN ESPAÑOLE! na su paso ante el gradualmente, lentamente. Hay en esto una doble lección filosófica, una doble impresión para los observadores la de la grandeza, de la omnipotencia de las fuerzas inexorables que rigen el Universo y la del valer intelectual del hombre, de este átomo pensante perdido en otro átomo, que por el trabajo de su débil inteligencia ha llegado al conocimiento de las leyes que le ariastran, como al resto del mundo, en los infinitos del espacio, del tiempo y de lo desconocido. En este impresionante espectáculo de la ocultación del astro del día representa un papel importantísimo lo extraordinario de la luz pálida que queda para iluminar la naturaleza Todo cambia en el aspecto de las cosas, el anillo de oro que rodea al sol eclipsado esparce sobre ¡a tierra una luz de otro mundo Minutos antes d 1 comienzo de la totalidad del eclipse, la luz normal del día disminuye considerablemente y se tiansforma, la naturaleza entera parece presa de mexpl- cable terror, Jos pájaros que piaban en las ramas se callar de sal, iluminación lívida y fúnebre que parece anunciar el fin del mundo. En el momento en que la linea del creciente solar desaparece, se ve en lugar del sol un disco negro rodeado de una aureola luminosa en cuya base arden llamas sonrosadas y que lanza al espacio inmensos chorros de luz. La súbita noche queda alumbrada por esta vaga claridad celeste El espectáculo es fantástico, grandioso, solemne, sublime Durante estos minutos raros y preciosos se ha adivinado primero, y se ha estudiado después, la constitución física del astro de cuyos rayos depende la vida de la tierra Minutos raros, en efecto, porque la duración de la totalidad de los eclipses observados varía de ui o a seis minutos, y no hay un eclipse por año Desde el de 1842, que puso a los astrónomos en la vía de los descubrimientos, sólo ha habido treinta eclipses totales, y su observación no ha ocupado mas de cien minutos, ó sea poco mas de hora y media Esta si que ha sido hora y media bien empleada! gaseosa que constituye lo que podríamos llamar la ¡orona atmosférica del sol. Esta esta adherida al globo solar y gira con el en un espacio de veinticinco días aproximadamente Al análisis atento de esta esplendida corona se encaminan los esfuerzos de los astrónomos y especialmente de M r s Jansen y Deslandres, del Observatorio de Meudon Se la estudiará poi medio del dibujo directo, de Ja fotografía, del análisis de la luz en el espectroscopio y pot los métodos mas perfeccionados de la ciencia actual Se comprende todo el ínteres que inspira el conocimiento del astro solar sólo con pensar que toda la vida terrestre (como la de los demas planetas) depende de las radiaciones de aquel. El día en que el so) se extinga, la tierra en que habitamos no sera mas que un triste, obscuro y silencioso cementerio que girará en la eterna lobreguez del espacio. CAMILO FLAMMARJOIÍ