Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A BC. JUEVES 24 BE AGOSTO DE i9o5. PAG. 7 i- afc g ...í. LA CORUNA. SALIDA DEL MINISTRO DÉ MARINA A BORDO DEL CRUCERO RIO DE LA PLATA 1 oí (Ijnzález que imprimen 1.200.000 páginas por hora. No meaos sugestiona la lectura de lo que fue y lo que es la Central de Edison, la relación del viaje que los autores hicieron á Boston, y de la visita á la American Bell Telephone Company, y á las cataratas del Niágara, y á las instalaciones para el aprovechamiento de una parte de la fuerza de las cascadas. De San Luis y de la Exposición que allí se celebraba se ocupan los autores del libro con arte exquisito, porque sin dejar de decir nada de lo que les interesa, la narración no desmaya nunca ni el ánimo y el interés- del lector decae un momento. caen en la tentación de imitar el ejemplo, es el que ha empleado en París con éxito extraordinario un estudiante de Medicina, que casi pudiera llamar fósil, pues tiene cuarenta y ocho años y todavía no ha terminado carrera, que la empezó Dios sabe cuándo. TRIBUNALES INFORMACIÓN EXTRANJERA I f N E S T U D I A N T E Los periódicos ma APROVECHADO chileños se lamentan con frecuencia de los robos y raterías que los amigos de lo ajeno realizan en la villa y corte, y en más de una ocasión se publica en esos mismos diarios advertencias que son tanto más dé estimar cuanto que no es posible conocer con la oportunidad necesaria los medios de habilidad y astucia que ponen en juego esos temibles sujetos para la realización de sus planes. Un día llevan al domicilio de la víctima elegida una carta cuya contestación esperan, apoderándose de Jo que hay en el perchero; en otra ocasión se presentan fingiéndose fumistas ó fontaneros para hurtarlo que á mano encuentren ó tomar el plano de la habitación para dar un golpe de mayores consecuencias. Hay, en resumen, infinidad de procedimientos que, por regla general, son de seguros resultados para Ja gente maleante. Pero el que todavía no se ha puesto en práctica y del cual voy á escribir para que estas líneas sirvan de aviso á Jos incautos, si acaso en JVladrid 1 CÁDIZ. JUAN VICENTE RAMOS QUE SALVÓ DE PERECER AHOGADAS EN EL MAR Á. TRES PERSONAS Romanetti, que así se llama el aludido, se dedicaba única y exclusivamente á visitar las consultas de los médicos. Esperaba pacientemente á que los enfermos se ausentasen, y cuando quedaba solo, se apoderaba de cuantos objetos de valor había en la habitación, y desaparecía. Estos delitos los realizaba mientras el facultativo reconocía al cliente anterior á él, y como nadie estorbaba tales hurtos, dicho se está que Romanetti se despachaba á su gusto, eligiendo entre mármoles, bronces, libros, bibelois, cuadros, etc. Desgraciadamente para el aprovechado estudiante de Medicina, todo tienefinen este mundo, y aunque los médicos parisienses son muchos y el filón prometía no agotarse, fue sorprendido por M r Emile Deleus en el preciso momento de apoderarse de un libro, La vida de Wagner, que se llevaba, aunque no para aumen tar el caudal de su cultura artística. Romanetti quiso, echando mano de un recurso que en trances de apuro había utilizado, demostrar al doctor que su presencia en la casa obedecía al deseo de buscar trabajo de traducciones italianas, pero el médico, á quien sin duda advirtió algún compañero cariñoso, no se dejó convencer... ni robar y entregó á Romanetti á la policía. Instruido el correspondiente sumario, se ha visto la causa hace dos días en la 8. a Sala correccional, y á pesar de las protestas de inocencia del estudiante, que negaba haber realizado el delito que le atribuía el representante de la ley, y á pesar también del fogoso informe de la defensa, le ha impuesto el Tribunal ocho meses de prisión. Ya lo saben, pues, los médicos, abogados y cuantos tienen consulta en su domicilio. Hay que fijarse bien en el último cliente. UN PASANTE