Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 3 DE AGOSTO HE i o5. PAG. 9 SAN SEBASTIAN La nota salienCRÓNICA D E L DÍA 12 te d e! martes TRANSM 1 T 1 DA POR T E L E F O N O- s -5 J ha sido ¡a consagración solemne y unánime de Wagner. Hacía un tiempo espléndido, había tiro de pichón y partido de pelota, pero el Casino estaba de bote en bote á las cinco de la tarde. En el salón de fiestas no cabía un alfiler de punta. Mucha gente tuvo que quedarse en la gran escalera, en la terraza y en las salas bajas, con satisfacción inmensa de caballitos, mariposas, andarines y demás muñecos mecánicos en auge. Terminó la primera parte del concierto clásico, compuesto de la segunda sinfonía de Beethoven, y la gente no subió á tomar el fresco, como de costumbre, sino que conservó sus puestos y los defendió cuerpo á cuerpo. jQué había en la segunda parte que así retenía al auditorio? Pues había cuatro números, de los cuales uno se aplaudió frenéticamente y se hizo repetir. Este era, pues, el atractivo. Fue la única obra repetida, fue la Marcha Fúnebre del Crepúsculo de los dioses, incluida á petición del público en el programa, y he aquí cómo Wagner fue consagrado unánime y solemnemente. Su prodigioso genio fue de todo el programa lo que tuvo el honor del bis, lo que provocó una tempestad de aplausos en la que tomaron activa parte manos pequeñas, y enguantadas y reveladoras de un exquisito gusto. Triunfó Wagner, venció Wagner, imperó Wagner. No quiere esto decir que en el Tiro de Pichón faltase público; ahora hay en San Sebastián público para todo. En los Juncales hubo muchísima y muy distinguida concurrencia, que celebró el acierto de los tiradores y especialmente del Rey, que ganó el premio de la Diputación; del marqués de Magda, que ganó el del Gran Casino; del marqués de la Scala, que ganó el del Recreatión- Club, y del señor Marros, que ganó el de Consolación. Llegó Montero Ríos: le esperaban sus fieles, autoridades inclusive, montó en coche, fue al Hotel, después á Miramar, regresó á su alojamiento, descansó y luego recibió un tarjetazo de Cambon. Se dijo que había llegado también León y Castillo; pero ¡cal el embajador dimisionario, como dije hace días, no viene ni siquiera á Anglet, porque de venir á su posesión de verano, se vería obligado á llegarse á San Sebastián y visitar Miramar, y yendo á la residencia de los Reyes no podría pasar sin ver al Presidente ó al ministro de jornada, y eso es Jo que el embajador desea, no hablar con el Gobierno, con un Gobierno que tampoco quiere nada con él, ni le dice cuándo va Villaurrutia á sustituirle, ni siquiera contesta á sus requerimientos para que se decida de una vez su situación. Ocho años de ausencia de Madrid gastan mucho ha dicho recientemente el Sr. León y Castillo, y conste que no es M r Cambon el que ha venido á contarlo. Yo estoy ya gastado para todo el mundo, como se gasta todo el que no vive allí y hace de vez en cuando su discursito de oposición; pero á fe que reanudaré mi vida antigua, y espero que no me falte voz para discursear. De esta como de otras cosas debe de estar enterado D Eugenio. Entre los amigos que esperaban en la estación al Presidente, había un senador que acababa de llegar de Biarritz. ¿A quién ha visto usted por allí? -le preguntaron- -Al general- -contestó, aludiendo á López Domínguez. ¿Y cómo está impresionado? -Como Jo estamos muchos- -contestó el senador en medio de un asentimiento, al parecer á; Habíase dicho que en cuanto llegase el presidente haría oficia! declaración de la próxima boda de la infanta doña María Teresa con el príncipe de Baviera, y en efecto, D Eugenio ha declarado que, ni como jefe de Gobierno ni como particular, sabe nada de semejante boda. Hasta las ocho y media de la noche hubo extraordinaria animación en los paseos púbheos. Se supo con dolorosa sorpresa que este año no tomará parte el Ciub Cantábrico en la jira náutica que, como en los veranos anteriores, se celebrará en la ría, lo cual vendrá á rebajar en un ochenta por ciento la animación y los atractivos de la citada fiesta. Se supo, también con sentimiento general, que Minuto, que descansaba aquí unos días, -ha tenido la desgracia inmensa de perder á un hijo suyo, niño de cinco años. Se comentaba también 1 telegrama que el alcalde de Osuna ha dirigido á El Liberal de aquí en el cual viene á decir la primera autoridad de aquel desgraciado pueblo: Bueno que en San Sebastián triunfe y se divierta la gente de dinero, pero que se acuerden de los que perecen de hambre por aquí Y Ja indirecta produce impresión, ciertamente, porque en el país del cual no puede decirse con fundamento que nadie carece de una peseta, porque á toda criatura que aquí nace, rica ó pobre, le asigna esta admirable Diputación una peseta en la Caja de Ahorros provincial, para despertar en los padres el estimulo del ahorro; en este país, donde ahora se reúnen los afortunados que tienen asegurada la cosecha, hallará eco, estoy seguro, la súplica, y la Prensa donostiarra, á la cual El Liberal invita á prestar su concurso, sabrá hacer lo que hizo otras muchas veces. A última hora comenzó á llover, y la dispersión fue grande, refugiándose la gente en el teatro. Por cierto que el Principal, apenas ha anunciado sus funciones con la Pino y Borras, ha visto solicitadas todas las localidades de preferencia. ¡Para que no haya que dar al alcalde de Osuna toda la razón... y algo más! Zaragozas, 184. Río. tinto, 679. Goldfield, i54 La apertura muy firme; el Exterior abre áoi, 5o. A última hora circulan rumores de ruptura entre los plenipotenciarios rusos y japoneses y bajan to dos los fondos de Estado. DE OBRAS I a Memoria del ministro. -i Resumimos la Memoria informativa en que el señor ministro de Agricultura dio cuenta, en el último Consejo, de su viaje á las provincias andaluzas; dicho documento dice de este modo: Antes de emprender mi viaje para estudiar el problema de Andalucía, me asesoré de los ingenieros jefes de obras públicas y de los ingenieros agrónomos de 1 as provincias más cas ligadas por la miseria; adquirí de esta manera una porción de datos que yo estimaba necesarios. Inmediatamente emprendí el viaje; visité la provincia de Sevilla á Lebrija, Utrera, Morón, Osuna y otros lugares en que la miseria era crítica. Este año la cosecha de cereales y de leguminosas ha sido allí nula. En Lebrija hay 3.000 obreros sin trabajo; en otros pueblos, las existencias de los Pósitos están agotadas, y en todas partes la usura extenúa y aniquila á los pequeños labradores. No vacilo en proponer con urgencia al Go bierno la adopción de medidas rápidas y eficaces para remediar la pobreza en aquella comarca; propongo que se dé trabajo á los jornaleros en obras públicas aprobadas ya; que, por cualquier medio, se abaraten los piensos, á fin de que no se extinga la ganadería. Varias causas contribuyen al estado angustioso de la provincia de Cádiz; el puerto de la capital no tiene el tráfico de otras épocas, la destrucción de los viñedos y la depreciación de los vinos mengua cada día la riqueza de Jerez. En la parte de la provincia de Cádiz que linda con la de Sevilla, en Arcos, Bornos y Jerez, la miseria es espantosa. Los trabajos en la campiña jei- ezana y en ÁNGEL MARÍA CASTELL los cortijos, que han servido otros años para sostener á Jos obreros, en el actual no son ne cesarios porque no hay cosechas y el próximo EXPLOSIÓN DE invierno será terrible para los jornaleros. El UN TORPEDO anarquismo se difunde allí. La falta de pastos para los ganados es casi absoluta; labradores, POR TELÉGRAFO ganaderos y trabajadores perecen. I f n muerto y dos heridos. 9 En Málaga existen regiones muy castigadas Verrol, n 8 n. En el crucero Conde también, especialmente en la zona frontera con de Venadito ha ocurrido una desgracia que ha la provincia de Cádiz. Las escenas presenciaimpresionado profundamente á toda esta po- das por mí en Peñarrubia, Junquera y Coín blación. me entristecieron y apenaron; agrava el proEstábase preparando un torpedo para hacer- blema en esta provincia la falta de comunicalo explotar, en uno de los bajos de la bahía, ciones. cuando, por causas que se desconocen todavía, Escasa ha sido Ja cosecha en Vélez Málaga hizo explosión el torpedo, matando al torpey pueblos asúrcanos. A tantas necesidades sólo dista José Barreiro é hiriendo gravemente á puede atenderse facilitando el Gobierno traba dos marineros. jo y estimulando el esfuerzo de los propieta El infeliz Barreiro era casado y deja des- ríos. amparados á su mujer y á dos hijos. La comarca de la provincia de Córdoba en Apenas tuvieron noticias de lo ocurrido acu- que la crisis es más aguda arranca en los condieron á bordo del crucero el capitán general fines de la de Sevilla (por Ecíja) de Málaga del departamento y el comandante jefe de Ja (por Campillos) subiendo por La Rambla, división naval. Castro del Río, Montemayor, Montalbán, El ministro de Marina, S r Villanueva, á Bujalance, Cañete, Montilla, etc. sin Üque quien se dio cuenta de lo ocurrido, afectóse deje de padecer mucha miseria la parte merimucho. -Corresponsal. dional de Ja provincia: Priego, Cabra, Baena. Allí Ja cosecha ha sido un desastre, y el número de jornaleros sin trabajo es enorme; en Belalcázar, Hinojosa del Duque y otros pueblos la miseria es horrible. s Los Ayuntamientos, con los mejores deseos, MADRID. Cierre. Interior, 78,95. Amorti- han pretendido remediar la penuria, pero no zable, 98,55. Banco, 4i3. Tabacos, 394. Francos, han podido, porque las necesidades de once í 3) 85. Libras, 33,i6. La- abundancia de dinero en el contado influye doce mil obreros son imposibles de satisfacer. Propongo en esta como en las otras provinen el alza del plazo. PARÍS. Cierre de las tres. Exterior, 91,35. cias, que se dé trabajo para oue la masa obrera Renta francesa, 99,57. Turco, 91,10. Nortes, i58. no perezca. BOLSAS DEL DÍA 22