Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
f ANUNCIOS P R PALABRAS O CLASIFICADOS EN SECCIONES ANUNCIOS ESPECÍFICOS OS CONFITES SUN prodncen una deposición nataral diaria sin dolor ni irritación. Pomo, ana peseta. Gayoso. Arenal, 2 y farmacias. Por mayor: Pérez Martin Velasco. FOTÓGRAFOS MÉDICOS RELOJERÍAS D O R PALABBAS, CLASJ ficados en secciones. De una á diez palabras, 1 peseta. Por cada palabra más, 10 céntimos. Las abreviaturas y cada cinco cifras se cuentan como una palabra. Al importe de cada inserción deberá añadirse diez céntimos de peseta por el impuesto del Timbre. Los originales se remitirán la Administración de A B G acompañados de su importe en metálico, sellos de correos, libranzas de la Prensa ú otro giro análogo, el día antes de la fecha en que deban ser puolicados. D U M ÉDICO SE NECESITA para desempeñar CON ESLAMPARITA. S 2. MASNE- en sustitución, dorantePartido R ELOJITOS OEO, 50 pesetas; sinm para fotógrafoR, 6 petreintnebe y cadena, setas. Magnesinm, Director ta 6 cuarenta dias. Condicioplata, 14: acero, 9; extraplanos. Oficinas Pnblicidad. Tallera, 2, Barcelona. nes, d i r i g i r s e Bienvenido Alonso, Lietor (Albacete) NA BOSIS DE ESTÓMAgo Artificial, tomada antes de comer, produce una perfecta digestión. Caja, 7,50 y i pesetas farmacias y Arenal, 2. ESPECTÁCULOS UEVO TEATRO. -A LAS ocho y tres cuartos: La huertanica. -A las nueve y tres cuartos: La fiesta de San Antón (reprisse) -A las diez y tres ouatos: El dúo de la Africana. -A las once y tres cuartos: La golfemia. HOTELES OTEL MIBAMAR. MAlaga. Comojlsimo para temporada baños; independencia, confort, jardin. JOYERÍAS EO T ALHAJAS NECEsito comprar para reformas. 46, Hortaleza, 46. MODISTAS ILAB. DURANTE Ii A VAcaoión, lecciones corte mitad precio. Atocha, 29. ti. Cora pasta ras con garantía los siguientes precios: Limpie za, 2 pesetas; euerda ó espiral, 2; centr de robi, 1,50; cilindro ó árbol, 2; muelle de salto, 1. Sai, 2 y 4, J- BJOJÍ ría. H P POSTALES t t MODELOS 4 A r J r J Precios al por v nuevos semanales (verdad) N VINAGRES O vino, PMaie en ultramamayor y menor, sin competenrinos marca Trinnfo Únicos cia. Oran Exposición. Entrada libre. ¡tetimjeriaa. -El mejor premiadas eon medallas oro grandes premias. servicio. Jacomotrezo, 4. V INASBES PUROS DE PRUÉBENSE LOS CHOCOLATES DE LOS ÚNICO DEPÓSITO EN MADRID LHARDY, Carrera de San Jerónimo, 6 22 EIBUOTECA DE A B C EDMUNDO 25 hogares sin lumbre, de las viejecitas sin sangre. Jenny, usted es buena, usted no puede negarse á auxiliarme en este caso, á darme la tranquilidad, el reposo que mi espíritu necesita. Jenny no le dejó concluir. Alargó su mano al marino y dijo: -Primo mío, no se preocupe usted; para mí es una grata comisión el encargarme de proporcionar á su madre de usted un medio seguro de vivir. Me encargo de resolver este asunto con mi padre. -Aquí viene mi tío. -Aquí viene mi tío. James Lockrist, sorprendido al ver á su hija y á Edmundo en ían buena armonía, se forjó la ilusión de que los jóvenes habíanse confiado mutuamente su amor. Jenny acercóse á su padre y le refirió cuanto su primo le había dicho aceres de los apuros pecuniarios en que se hallaba. -Papá, deseo que esa infeliz anciana madre de Edmundo tenga una renta decorosa para pasar los tristes días de la vejez. -Yo la señalo seis mil francos de renta- -r spondió el nabab abrazando á Jenny. Edmundo exclamó: -Es demasiado, es mucho; bastaría COR míi quinientos fran eos anuales. ¡Cállese usted, cállese usted, primo! -interrumpió Jenny. -Seis mil francos es una bagatela, ¿verdad, papá? -Sí, hija mía; el dinero nunca es mucho cuando se emplea en hacer una obra buena. Jenny lloraba y Edmundo, llene de confusión y de agradecimiento, tenía su rostro como iluminado. -En el primer barco que salga para Francia mandaremos un bono sobre una de las primeras casas d comercio de Nantes- -dijo el nabab besando á su hija. No se debe pensar que fuera sentimentalismo puro el acto de desprendimiento de James Lockrist; éste, al obrar como lo hacía, estimaba que el contrato de matrimonio de su hija hallábase ya ultimado, ó poco menos. Respondiendo á este orden de ideas, el nabab se expresó así: -Pronto, muy pronto estaremos nosotros en Francia con tu anciana madre, Edmundo, y allí viviremos felices todos, sin separarnos jamás. Edmundo tomó la mano de su tío, y basándola efusivamente exclamó: -Mi madre se considerará dichosa viviendo los últimos años de su vida en la cariñosa compañía de ust de En cuanto á mí... ¡soy marino! el aire y las olas me ilanan... obedeceré á mi sino... Sólo se ensancha mi corazón en presencia del peligro... Para mí la vida es una aventura. ¿Pero qué estás diciendo, muchacho? -exclamó el nabab sorprendido, fijándose al mismo tiempo en el rostro consternado de Jenny. ¡Que he de decirl El mar, la lucha, lo desconocido me atraen; tío, yo no nací para encerrarme de por vida en un hogar. A estas palabras de su sobrino, frunció el ceño e) nabab, y con tono severo y solemne dijo: -Varaos por partes, señor mío: ¿es que quizá tiene usted eJ propósito de contraer ciertos lazos sin contar para nada con. n i m nEnminrmynnrnnnrniiMunni ni- r nTitmffliiin- n i i