Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SUSCRIPCIÓN PAGO A N T I C I P A D O POR CAJ A M E S España, pts. i,5o. Portugal, pts. Unión Postal, 2,5o francos. Administración: 55, Serrano, 55, Madrid NUMERO SUELTO, CINCO CÉNTIMOS EN TODA ESPAÑA ABC p o r a l l í a 3i! p a p e l e t a s leí 31 tule l i A 1 A A QUE MENOS COBRA I KIX Ii E, PUBLICIDAD S O L I C Í T E N S E TARIFAS Anuncios económicos. Reclamos. palabra Noticias. Informaciones. Administración: 55, Serrano, 55, Madrid N. 224. M A D R I D 22 D E AGOSTO D E 1905 JOYERÍA DE J. SUGRAHES ARENAL, 16 Medallas, P e n d o i i t i r M Pulseras y sortijas do petición, etc. Únicos talleres premiados en Exposición de Bellas Artes. INSTITUTO ROUMA l J K f A (E 3 Ll ONIC IÓ! K K l a r A Preparación para las escuelas especiales de Ingenieros. Cor sos particulares para los españoles. Este año tndos admitidos. l IRI iitKR A L l IKKC IOie ry Casa en San Sebastián: AVENIDA, 3 8 iBfcii naiánmBi COMPRO Peligros. 5. pl. INIMITABLE EMDE una magnífica nnáquina de cilindro oscilante. Con una sola forma y un solo arreglo, se imprime en ella doble cantidad de ejemplares que en las máquinas de blanco más rápidas. Solicítense detalles á la Administración de BLANCO Y NEGRO SERRANO, 55, MADRID A MÉJICO Cuba y B. Aires pasajes baratos. AI Brasil gratis familias labradores. Fuencarral, 6. pl. AGUA DE AZAHAR M A R C A LA G I R A L D A D e Teuta en laN priiicipalei f a r m a c i a s perfniíierías y Iro nerías d e t la E s p a f i a LA PRENSA AK. 1 KX, 18, 1.0 Admite anuncios, reclamos y noticias para todos los periódicos, haciendo gran des doscuontos. Esquelas de funeral y aniversarios á precios nmy reducidos. l fdnii! iO t a r i l i i s oouibiiiailaís UNA SEÑORA ofrece indicar gratuitamente á todos los que sufren de reúma y gota, neurastenia, asma, estómago, diabetes, debilidad general, flujos, anemia, tisis, enfermedades nerviosas, etc. ua remedio sencillo, verdadera maravilla curativa, de resultado sorprendentes, que una casualidad le hizo conocer. Curad personalmente, asi como nutnerosos enfermos, después do usar en vano todos los medicamentos preconizados, hoy en reconocimiento eterno y como deber de conciencia hace esta indicación, cuyo propósito, puramente humanitario, es la consecueticia de un voto. E- cribir á C a r i n e i i X iiarfía, A r i b a u S I l.o B a r c c l o i i a 24 BIBLIOTECA DE A B CB EDMUNDO 21 mi autorización? Pues sepa, y se lo digo del modo más serio, que sólo firmo el pagaré de seis mil francos para la anciana hiadre de usted, con la condición ineludible de que sin mi autorización, sin mi permiso, no ha de pensar usted jamás en contraer matrimonio. -B u e n o tío, no se enfade p o r tan poca cosa; convengo, convengo en hacer lo que usted demanda de mí. ¡No faltaba másl Y sépalo, me someto á ello sin hacerme la menor violencia. L o que usted hace conmigo no tiene precio para mí, y me congratulo de haberlo conseguido á tan poca costa. Reciba usíed mi palabra y esté tranquilo: no me casaré sin su anuencia y su consentimiento, t í o E n cuanto á usted, prima mía, usted, que es un ángel de bondad, un corazón tierno y sencillo, reciba la palabra mía de que la amaré del mismo modo que amo á mi santa madre, como á una hermana querida, y nunca de otra manera. Retiróse James. E d m u n d o se fué al poco tiempo y quedó sola Jenny, la infeliz niña, que dejando correr sus lágrimas dijo: (N o comprende. Dios mió, no comprende, y yo le amol T r e s días después, E d m u n d o pidió permiso á su tío para volverse á Calcuta. -M i presencia en el buque- -dijo el joven- -es necesaria: nadie cumple mis obligaciones á b o r d o del Tukle. ¿Cuándo sale tu barco? -preguntó James L o c k n s t -E n fecha próxima debe darse á la mar; no sé si habrá empezado la carga de mercancías. Y vuelve á Francia, ¿verdad? -Sí, señor. -B i e n entonces adelántate y pide que me reserven los dos mejores camarotes del navio: partiremos todos juntos. Y E d m u n d o paira sí, dijo: -Decididamente, no p o d r é librarme de la extrema ternura de mi tío. ¡Quién había de pensar que James Lockrist estaba en condiciones de sentir una tan intensa y repentina pasión p o r ün sobrino á quien no conocía! El día 2 de M a y o de i S l S el Yukíe et Variko desplegó sus velas. James Lockrist, su hija y E d m u n d o iban juntos hacia Francia. del gobernador de que me esperaba mi tío James Lockrist; que este se me presentó vestido de un modo deslumbrador, y que y o caí en sus brazos sin hacer mucho caso de! traje sorprentdente que llevaba. H o y me revela usted que es su hija, y á las pocas palabras nos enredamos en esta enojosísima conversación; p o r lo tanto, S r t a Jenny, á mí sólo me resta felicitarme de haber conocido á una prima tan linda como usted, dar las gracias á mi tío por sus atenciones y retirarme de esta magnífica morada antes de que mi presencia sea insoportable. M í barco, mi casa flotante, me espera; regreso, pues, al ITukle ei Variko. P o r Dios, primo! -dijo Jenny confundida y abatidísima; -no dude usted de nuestro afecto, no nos trate usted injustamente, no sea usted así. Al decir esto, la joven, como tenía conciencia de que la r e solución del marino había de ser funesta para los risueños p r o yectos amorosos que ella tenía, no pudo contener una lágrima. E d m u n d o al ver temblar en las pestañas de la joven aquella triste lágrima, sintióse enternecido. -P r i m a mía, deseo probar á usted que creo sinceramente en su lealtad y en su cariño; que estimo lo que vale su hermoso é inocente corazón. Voy á confiarle á usted un secreto, algo que me pesa mucho y me entristece, algo para lo cual no encuentro solución. Si usted me favorece con su alianza y le expone á ra ¡tío mi deseo, me aliviará de una pena, de una obsesión que me abruma continuamente. Este es el asunto: mi madre es una buena mujer, ella es mJ amor; la quiero, porque ha consagrado su vida al cuidado mío y al de mis trece hermanos; su abnegación ha sido sublime y su trabajo heroico. T o d o s mis hermanos han muerto sin f oder ayudar en nada á la pobre ancianita. Yo sólo quedo en el m u n d o para conseguir que mi madre viva sin grandes apuros los últimos años de su vida, he trabajado, he servido á muchos hombres, he contraído deudas que merman mi escaso sueldo, deudas que la paga de diez años de constante lucha no lograrían extinguir... Y. prima, lo veo, lo siento, mis esfuerzos serán baldíos, mí madre morirá allá en mi tierra bretaña de hambre y de frío, el frío invernal de la Bretaña, enemigo asolador de los