Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 18 DE AGOSTO DE ¡oo5. PAG. 7 ECOS DEL MUNDO la Comisaría de policía de la Folie- Mericourt, en París, salía hace tres días de la estación del Metropolitano de Belleville, cuando en el bulevar de este nombre vio en el suelo un portamonedas de elegante aspecto. Antes de que tuviese tiempo para recoger el objeto perdido, un tomador que merodeaba por el bulevar fue más ágil que él y cogió el portamonedas. -Usted dispense- -exclamó M r Truy deteniendo al madrugador, que trataba de escaparse con su hallazgo; -es preciso llevar este objeto á la Comisaría. -No vale la pena- -objetó el ladrón; -no tiene nada dentro. Pero el secretario insistió, y fue necesario abrir el bolsillo, el cual contenía i 88 francos. -No es mal botín- -replicó el merodeador; -la mitad para cada uno, y tanto gusto en verle. SEVJLLA. LA PROCESJON DE LA VIRGEN DE LOSREYES, CELEBRADA EN LA MAÑANA DEL MARTES l Ot. Burrera LA E NDEL BOCA LOBO Mr. Truy, secretario de Al acabar estas palabras colocó 94 francos en la mano de M r Truy, pero éste llamó á un agente é hizo conducir al socio ante la presencia del comisario. Adivínese la sorpresa del candido tomador cuando se dio cuenta de quién era la persona á la que había hecho lá p roposición. r Acto seguido fue puesto á disposición del juez correspondiente; acusado de tentativa de robó. rritorio, por lá parte Sur, va desapareciendo paulatinamente. Ya desde hace mucho tiempo el mar venía minando sus orillas, y todos los años los ingenieros hacían todo género de trabajos para contener los hundimientos del terreno y para construir nuevos diques. Trabajo perdido en realidad, puesto que I SLA Q U E D E S- El emperador de Ale- acaba de comprobarse que el suelo no ofrece APARECE manía debe estar furio- ninguna resistencia y que los embates del so. Una parte de su vasto Imperio está á pun- mar son cada vez más fuertes y mis amenazato de sustraerse á su dominación. dores. La isla de Heligoland y sus dos mil habiDesde el año i85o, la isla ha perdido gran tantes son los oue se hallan en peligro. Su te- parte de su suDerficie; en dicha época su área medía cuatro millas, y ahora no tiene más que tres. Hay que tener en cuenta que dicha isla es una de las playas más visitadas de Alemania, é imagínese la consternación no sólo de los que la frecuentan, sino de los que la explotan. Centenares de manos suplicantes se tiendeiv hacia e! Kaiser en demanda de un remedio, y Guillermo ha prometido buscarlo. ¿Cómo? Este es su secreto. Jerjes, en un caso parecido, hubiese castigado al Océano. SAN SEBASTIAN. LA COGIDA DE BOMBITA ot. fretleric