Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES 6 DE AGESTO DE i 9 o5. PAG. 6 i VALENCIA. LA NUEVA HÉLICE B 1 CONCÉNTR 1 CA PARA VAPORES, DESCUBIERTA POR EL SR. FOLÁ ÍGURB 1 DE Fof Barbera Masip El Sr. Again se quedó algo desconcertado, porque el Presidente no le decía, después de todo, nada nuevo. J N PRINCIPE CON- El príncipe Da D E N A D O nilo, hermano de la reina Elena de Italia, acaba de ser condena- do, como cualquier simple ciudadano, par los jueces de su país. Parece que el origen de su condenses debido á ciertas diferencias con su joyero, surgidas, como es consiguiente, por no pagar unos cuantos cientos de liras. ALICANTE. LA YOLA ALICANTE QUE HA GANADO LA COPA DE S. M. EL REY EN LAS REGATAS Fot. Asenjo ¡Ah, las liras! El príncipe quería suplirlas ante el joyero alegando la realeza de su sangre, pero el comerciante no se anduvo en chiquitas y presentó la demanda. B R E R O MILLO- En los Estados Uni NARIO dos o c u r r e n cosas verdaderamente estupendas. Un obrero, un conductor de tranvías de Lake- Port (California) acaba de heredar cinco millones de dollars por la muerte de su mujer, una rica propietaria que tenía quince años más que él, y ccn la cuál había contraído matrimonio el año último. Esto es lo que no se concibe, que estando casado durante todo este tiempo con una mujer tan acaudalada, continuase manejando á diario el freno y el conmutador. ¡Rarezas que sólo ocurren en el Norte de A mérica! F O M A N D O EL ¿Cómo combatir el calor FRESCO sofocante de una noche de bochorno, cuando se vive en una guardilla pegada al tejado de una casa? Dos individuos que habitan en París una guardilla de un inmueble situado en la rué Rodier, han encontrado una solución al problema, tan sencilla como práctica. Cuando llegaba la hora de meterse en cama, instalaban una tienda de campaña en el tejado, y allí, casi á la intemperie, dormían á pierna suelta hasta la madrugada. Pudieron repetir la suerte varios días consecutivos sin que nadie los estorbara, pero duró poco su dicha. Noches pasadas, alguien dio la alarma y pronto se formó en la calle un