Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¿P, C. M A R T E S i5 P E A G O S T O D E i 9 o 5 PAG. 7 dos adoptaron para la ceremonia magníficos trajes de mandarines chinos de gran gala: soberbios vestidos de raso de coloides bordados con dragones de oro y clásicos bonetes con brillantes botones de cristal de roca, que hacían pintoresco contraste con las nítidas gasas y blancos encajes de las toilettes femeninas. Excuso deciros que los comentarios fueron sabrosos. Desde la política de penetración pacífica de China en Francia, hasta los horrores del peligro amarillo, hubo para todos los gustos. lina señora me interrogó cuando ya la comitiva húbose alejado: -Dígame usted, señor; ¿cree usted que d e t o n o se cortará ahora la coleta? -Lo ignoro, señora, -contesté alejándome; -no conozco las costumbres chinas... KÍR KS SANTANDER. CARROZA DEL AYUNTAMIENTO EN LA BATALLA DE FLORES Fot. González CRÓNICA ILUSTRADA p L REY DE ITALIA La boga cre EN AUTOMÓVIL dente que el deporte del automovilismo alcanza en todas partes se acentúa con la decidida afición con que las altas clases le favorecen, sin excluir la personal cooperación de los soberanos, que gustan de dirigir san, reparando sus fuerzas... Preguntad Los curiosos paseantes de los alredeá cualquiera en la calle por el comercio dores de la aristocrática iglesia de la de Fulano ó la fábrica de Mengano, y os Magdalena pudieron presenciar este esdarán las señas exactas, sin vacilaciones; pectáculo medio oriental, medio europeo. pero no preguntéis dónde están la CasaEl novio, el padre y algunos convidamuseo de Goethe, ó el Hotel del Cisne, donde se firmó el fatioso tratado de Francfort, ó cualquiera de las históricas curiosidades... Aquél á quien preguntáis vacilará, no lo sabrá fijamente... No van los moradores de la ciudad en peregrinación devota á la casa que habitó e) poeta, donde se conservan sus muebles, sus libros queridos, hasta las ropas que vistió en vida... La casa de Goethe, silenciosa, espera la llegada de alguno que otro extranjero... Pero, en cambio, cuando estos negociantes pasan por la Boemerstrasse, allá en el corazón de la ciudad judía, por mucha prisa que lleven, los veréis detenerse delante de una casa limpia y de modesta apariencia, defendida por fuertes rejados... Miran esta casita con adoración fanática, y sólo les falta descubrirse y arrodillarse ante ella. Es la cuna de los Rorhschild. En esta casita de modesto aspecto, Mayer Aúrschél, él fundador de la dinastía multimillonaria, inició la era de prosperidad de los banqueros famosos... Y los moradores de Francfort, cuando pasan por la Boemerstrasse, saludan al rey de los judíos... José JUAN CADENAS ALIANZA FRANCOCHINA p l Sr. Scie Ta Ming es un ilustre chino que allá en sus mocedades tomó el sabio partido de romper la muralla de porcelana, y sin encomendarse á Confucio ni á Ta, ni siquiera á F o se casó con una dama francesa. Su hijo, el Sr. Scie Ton Fa, agregado á la Embajada china en París, después de licenciarse en Derecho, ha querido seguir el paternal ejemplo y se ha unido en santos lazos con una bella señorita paiisicí. se. PARÍS. CASAMIENTO DEL CHINO SC 1 E- TON- FA CON LA SEÑORITA PARISIENSE LUISA SAUYAGET EN EL TEMPLO BE LA MAGDALENA Paul