Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO i3 DE AGOSTO DE i 9 o5. PAG. 8 Calínez, que anda entusiasmado con esta novedad, dice á todo el que le quiere oir: Desde Colón acá, este es el segundo descubrimiento que hemos hecho los españoles. í o m o todo tiene su compensación en este mundo, ya que andamos mal de agua no estamos mal de fuego. Véase el incendio de la Fábrica de Tabacos. La cual fábrica trae hace tiempo intrigado á un lexicólogo vecino mío, que lo mismo en el idioma que en el tabaco es purisla decidido. ¿Por qué Fábrica de Tabacos y no de cigarros? -dice. ¿Acaso el tabaco se fabrica? -Sí, hombre, sí- -le hemos dicho muchas veces sus amigos; -el tabaco que fumamos es artificial seguramente. ¿Cree usted que un tabaco natural sería tan malo? gimnasia del nervio y del cerebro, remedios la Fábrica de Tabacos de Madrid, añadimos hoy ia nota gráfica. Una de las fo- preventivos y curativos contra la falta de voluntad, la debilidad d i la memoria, la hipotografías representa el estado del edificio condría y la cólera, como existen ya ejercicios al ser dominado el incendio, y en la otra físicos para desarrollar el músculo y específifigura el motor de vapor donde, según se cos para curar los innumerables males físicos cree, comenzó el fuego, al que dio rápique padece la humanidad. ¡El porvenir es de do y terrible incremento el viento huralos alienistas! canado que reinaba desde las primeras horas de la noche. í LEGADA DEL REY Publicamos T %i rán lo que quieran nuestros émulos; pero A BILBAO una vista del á los madrileños nos sucede lo que á Sipuerto exteuof de Bilbao hecha á la lle- donia: somos muy desgraciados. Ahora que la gada del yatch Giralda, que conducía á canícula nos seca las carnes y el viento nos envuelve en nubes de polvo, nos falta el agua. Su Majestad e! Rey. Los telegramas de Hace una porción de años que fuimos á Lonuestro corresponsal han anticipado á zoya y nos trajimos un río para nuestro uso nuestros lectores las noticias que á esta particular. Brota entre mis recuerdos más leregia expedición se refieren, por lo cual janos aquel potente chorro que surgía en lo omitimos la repetición de sus detalles en alto de la calle ancha de San Bernardo y que esta sección. inspiró al gran Fernández y González aquella HOQUE DE Horrible fue la catás- célebre frase: ¡Esto no e una fuente! ¿Esto e TRENES trofe que en un ferro- un río puesto de pie! carril de Alemania ocurrió la semana paPues ahora resulta que aquel chorro que sada entre las estaciones de Sprinberg y parecía salpicar las mismísimas nubes, ha veniSchleise. A pesar de existir en aquellos do tan á menos que los vecino de populosos ferrocarriles la doble vía, un error hizo que se encontraran en los mismos rieles el tren núm. i i 3 y el 112, que con gran velocidad marchaban, y el choque fue tremendo. Las locomotoras y los primeros vagones quedaron deshechos y hubo muchos heridos graves y dieciocho muertos. Nuestra fotografía, hecha en el lugar del suceso, da idea de lo espantoso de) a catástrofe ante el espectáculo que presentan los vagones de primera y segunda clase. Como afortunadamente en el incendio de la fábrica no ha habido desgracias personales que lamentar, el siniestro ha sido objeto de cómicos comentarios por los fumadores. Hay quien se asombra ante la rapidez con que se han quemado las existencias, y exclama para su colilla: ¡Quién lo hubiera dicho! ¡Un tabaco que no ardía nunca! Otro, contemplando las b ancas cenizas, se entristece un instante, pero luego reacciona y dice con enojo: ¡Bah! ¡Por muy quemado que esté el tabaco, más quemados estábamos los fumadotes! Los que están realmente tristes son los aficionados á culotar boquillas, que no se entera 1 AS ENFERMEDADES M E N- barrios pueaen gritar czsrxo Jos chicos á lss ron á tiempo del sinir tro. TALES Y EL CONGRESO DE mangueros: ¡Vaya una nocl f ¿z humo que nos hemos- ¡Aquí no llega! RENNES perdido! Comprendo el calor con que discuten los Dos bomberos que no fuman reniegan de la Cada momento histórico podría designarse ediles los proyectos para la elevación del agua, mala costumbre de tragarse el humo. por la enfermedad dominante durante su trans- pero comprendiéndolo y todo, pido á Dios, en curso; porque si las ¡deas del hombre y sus mis cortas oraciones, que haga el milagro de costumbies evolucionan y se modifican sin ce- que las discusiones, los expedientes, las comisar, también sus padecimientos se modifican en siones y los proyectos inclusive, se acaben anrelación con las alteraciones del medio am- tes de que nosotros nos acabemos. biente. Miren que estamos con el agua al cuello, Por eso la Edad Media fue la edad de la moralmente, mientras que físicamente no nos peste, de la lepra, del cólera, en suma, de t o- llega á las plantas de los pies. El colmo de lo absurdo es que se agüe un dos los contagios; la época presente es el período de la tuberculosis, y en el porvenir do- proyecto de aguas, que por su urgencia debe resolverse en seco. minarán las enfermedades mentales. Debían aprender los ediles de los abaniqueLos datos presentados en el Congreeo de médicos alienistas, celebrado recientemente en ros, que trabajan por el invierno para que esté Reniies, lo indican claramente, también de- su obra acabada cuando llegue el verano, y no muestran que los padecimientos cerebrales re- haberse esperado al verano para que no falte el riego durante las lluvias del invierno. visten innumerables formas. Un sociólogo, que fuma en pipa, asegura I o que parece que se arregla es lo del tercer que el incendio de la Fábrica le produce el En Rennes se han discutido muchas cuestio Depósito; porque en cuanto se nos ha efecto de un suicidio. -Aquello era, dice, el nes. Enumeremos algunas: las nefritis ascendentes; la meningitis crónica en algu. ioa dege- caído la cubierta tres veces, hemos caído nos- tabaco fumándose á sí mismo! nerados; la influenci de ¡a fuerza centrifuga otros también en la cuenta de que la mejor cuCARLOS LUIS DE C U E N C A sobre la percepción de la vertical; la evolución bierta para un depósito es la bóveda celeste. de los estados hipocondriacos (el spleen de los El tercer Depósito quedará en la actitud ingleses y la morriña de los gallegos) las en- más fina y más cortés que puede adoptar el defermedades mentales y nerviosas en los ejérci- pósito de una corte: estará siempre descuTr e) cuerpo de bomberos. tos; la psicología mórbida de la rabia; los tra- bierto. Para poder ocupar las tres plazas técnitamientos médico- pedagógicos para la educacas del cuerpo de bomberos de Madrid, plazas ción d los niños nerviosos de ambos sexos; que se va á sacar á concurso muy en breve, será lo hidroterapia y los baños en las enfermedacondición indispensable poseer la carrera de des mentales y nerviosas; la galvanización cearquitecto, ingeniero civil ó militar, con el fin rebral. de que no suceda lo que ocurrió en la madruEn el próximo Congreso, que se celebrará gada de ayer durante el incendio de la Fábrica el año que viene en Lille, se discutirán un esde tabacos, en el cual no había más director tudio del doctor Dide sobre la sangre y otro técnico para los trabajos de extinción que del doctor Leri sobre el cerebro de los locos. Sr. Montesinos, y por mucha que fuera su vo De todos estos debates saldrán seguramenJuntad, no podía atender á todos los focos de ¡te reglas de higiene para el cerebro humano, incendio. semejantes á las reglas de la higiene patológiAsí tampoco se repetirá el hecho de que toca. Ciudaremos de la mentalidad del niño como dos, llámense autoridades ó no, se crean con cuidarnos d ¿su desarrollo físico; habrá una POR MADRID