Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO i3 DE AGOSTO DE i 9 o5. PAG. 7 daderos programas, categóricos, definidos, en los que se propongan soluciones claras para todos los problemas; donde sólo tenemos tendencias y orientaciones generales, representadas por dos agrupaciones, Ja una que tiene la mirada fija en el pasado, la otra que pretende dirigir la suya hacia lo porvenir, los candidatos á la diputación no se creen en la obligación de hablar con sus electores de cuestiones políticas y de soluciones, y mucho menos de consultarlos para orientarse. Por eso las campañas electorales se hacen en los Ministerios y en las casas de los próceies, en vez de desarrollarse en las ciudades, en los pueblos y en los campos; por eso la lucha es una contienda entre personas y no una lucha de ideas. El día io de Septiembre irán á las urnas los ciudadanos libres de una Nación libre; antes de llegar el día solemne, los candidatos no habrán expuesto doctrinas, no habrán declarado cómo votarán en tal ó cuál cuestión; no habrán manifestado, á los que van á escoger un defensor de sus aspiraciones, lo que piensan del problema social, del problema religioso, del problema económico; á lo sumo, habrán prometido vías férreas, carreteras, obras de riego y subvenciones. Si esto sucede antes de las elecciones, no debemos extrañar q re después, en los interregnos parlamentarios, no se apresuren los representantes del país á visitar á sus electores para darles cuenta de su gestión, para decirles cómo han cumplido su mandato, para explicarles la razón de ser de sus votos, para hablarles del presente y de Jo porten En otros países íes, los diputados hacen todo esto, v cuando son candidatos, convocan reuniones públicas contradictorias, donde los que aspiran á la elección discuten en público, ante sus futuros electores, las cuestiones de mayor actualidad. Así el ciudadano, al ir á la urna, sabe lo que hace, sabe cómo piensa el candidato de su predilección y deposita un voto razonado. En cuanto al elegido, mucho se cuida de no apartarse en sus actos del programa adoptado por los electores antes de la elección, porque sabe que si no cumpliera sus compromisos no podría aspirar á la reelección. Con esta lucha en el ter- eno de las ideas se renueva constantemente el personal político, suenan continuamente nuevos nombres, surgen hombres nuevos con ideas nuevas y la labor parlamentaria no es estéril. Cada pueblo entiende la libertad á su manera; nosotros tenemos un peculiar criterio arraigado sólidamente; difícil será que variemos. teligente anima! se aproxima á los viajeros par hacerles fiestas hasta conseguir una limosna. E año pasado recogió 120 libras esterlinas, ó sean 3.OOO pesetas oro. Si merece elogios la inteligencia de jack, también merece alabanzas la honradez de los vecinos de Southampton, pues á ninguno se le ha ocurrido hurtar la hucha. A un perro así, ya le hubiesen dado hace tiempo aquí el timo del portugués. N T O DE UN TE S T A M EEXCÉNTRICO Jack Cook, que ejercía desde hace muchos años la profesión de guardián de la jaula de los monos en el Jardín Zoológico del Central Paik de Nueva York, murió de insolación hace varios días. En su testamento, concebido en términos muy extraños, leíase la siguiente cláusula: D- seo que mi cuerpo sea quemado y que mis cenizas se arrojen después en la jaula, entre aquellos seres entre los cuales he vivido durante tanto tiempo, y á quienes he amado con un amor correspondido De acuerdo con los deseos expresados por el difunto, procedióse á la cremación de Jos restos del infeliz guardián, y sus cenizas fueron repartidas entre las diversas jaulas de los monos del Parque. Los ammalitos no debieron darse cuenta, sin duda, del alto honor que se les hacía, y sin entregarse á ninguna manifestación de sentimiento, prosiguieron dando saltos y cabriolas hasta que el nuevo guardián les llevó la pitanza á la hora acostumbrada. ECOS DEL MUNDO I J N P E R R O En Southampton vive un NOTABLE perro tan inteligente y mucho más útil que el perro Paco, de inolvidable recuerdo. Nuestro perro madrileño era un verdadero golfo, amigo de divertirse, aficionado á los toros, de carácter independiente y alegre; el perro inglés, esclavo de su obligación, sólo piensa en cumplirla bien. Se llama Jack y lo emplea como limosnero un Asilo de huérfanos. Todos los días, con regularidad invariable y sin equivocarse nunca de hora, se presenta Jack en las distintas estaciones de ferrocarril d: Sothampton con una hucha atada al lomo y luciendo un cinturón de cuero encarnado, donde van imoresas las señas del Asilo. El in- CRÓNICA ILUSTRADA L INCENDIO DE LA FA- A la exE BRICA DE TABACOS tensa información publicada en nuestro número de ayer sobre el incendio violentísimo que ha causado tan grandes destrozos er ALEMANIA. CHOQUE DE TRENES ENTRE SPRINBERG Y SCHLEÍSE, DEL QUE RESULTARON 1 6 MUERTOS Y MUCHOS HERIDOS tot DamienLcií, el C