Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 11 DE AGOSTO DE ioo5. PAG. 5 in ciel le ofrece tentar al doctor Fausto y reducirle á sus malas artes. F urante estos últimos días han predoClaro está que para llevar á cabo emminado en la patología infantil las presas como la de que vengo hablando, oses convulsivas y los catarros gastro- inhacen falta obras á propósito, actores y testinaies. Estos últimos, insignificantes, cantantes de mérito sobresaliente y púal parecer, cuando se les cree dominados, blico a quien todo ello interese; no hay suelen presentar enómenos nerviosos que para qué decir que en España carecesimulan las meningitis y ponen en gran mos de tales indispensables ingredienriesgo la vida de los niños. tes, y sólo podríamos montar con seguridades de éxito, resPara evitar estos pecto á la interprepeligros, importa! tación y al interés mucho que las madres vigilen la alique d e s p e r t a s e n s mentación de los El puna o de rosas, niños, c u i d a n d o JLa pésela enferma ó los primeros síntoM hacéis de reir, 1 mas g á s t r i c o s de l Don Gonzalo, obras 1 í ¡i poca I n t e n s i d a d J r i estimabilísimas de pero con tendencia cuyos méritos no á prolongarse, con quiero dudar, pero mejorías ficticias. que, al fin y al cabo, Es indispensable tienen lugar idóneo evitar l o s enfriapara producirse en mientos, frecuentí, los coliseos donde simos en las regioi vieron la p r i m e r a nes m o n t a ñ o s a s luz, con g e n e r a l s donde la temperaaplauso de ¡a mut u r a experimenta c h e d u m b r e entuoscilaciones n o t a siasmada, y perdebles, y, por fin, á rían gran parte de los que se bañen en su enjundia en el el mar se les procaso de represenvocará la d e b i d a tarlas en el teatro reacción, sin la cual romanode Sagunto, j i todo baño es peli- f pongo p o r dispagroso para la salud. rate. Pero en Francia, á más de abundar el dinero sano como f B MÚSICA. por aquí ¡ay! no te ED ALTEnemos remota idea, i RUM RERUM existe público para- ¿ri Vrí. Se han celebrado todo, desde el enestos días las funcopetado y elegancones organizadas te que concurre a la por la Sociedad ópera y á las solemde las grandes aunidades de la moda, diciones musicales al ilustrado que va y. í y de Francia de la buscando sensacioque es presidenta la nes nuevas en las señora condesa de obras novísimas de Greffulhe. extraños a u t o r e s Las obras elegirepresentantes a das eran las siveces de tendencias guientes: Los trcartísticas muy por yanos en Cartafuera de las usuales, VALENCIA. D JOSÉ FOLA 1 GURBIDE, INVENTOR DE UNA NUEVA HEUCE PARA LA NAVEGACIÓN Fot Barbeía Masip go, con música de hasta el vulgarote Berlioz; el Mefistófeles, de Arrigo Boito; líos que piensan según patrón y sienten cuyo paladar se satisface con los chistes Julio César, y Edipo, rey. de acuerdo con el figurín del día. de doble fondo de los couplets ó con los Los autores eran unos tales apelíidadcs Esta moda de representar obras al aire meneos provocativos de las estrellas de Virgilio, Goethe, Shakespeare y Só- bbre, en las rumas de un teatro romano ó en Music- Hall. los restos de un circo de la misma época, Y habiendo dinero, nervio de toda emCantantes y actores, los de más nom- data ya de a gunos años y es muy digna presa, y público, hay actores propios ó bradía y fuste. Teatro, el llamado Anti- de alabanza. La luz del d a, la amplitud de importación y autores que dirijan sus guo de Orange, que no es sino uno ro- del espacio, no puf den menos de contri- intelectos en diversas tendencias, seguros mano, muy parecido en su planta al nues- buir al éxito de una obra como cualquiera de que si tknen la suerte de atraer la cu 1 ro de Sagunto, pero en mejor estado dz i de las que antes indico. Los froyanos en riosidad general hacia su trabajo, realizaconservación. Véase, pues, cómo el roa- Cartago, Julio César y El rey Edipo se ran un negocio pingüe que les habrá de co era adecuado á obras tan grandiosas. deben mover, deben hablar y sentir me- compensar con creces de la labor empleaMás de cuatro espíritus criticones y jor al aire libre que en el reducido espa- da en estudiar y construir su obra. De descontentadlos pondrán peros al pro- cio de una sala, ante los reflejos de la ba- aquí que puedan darse el lujo de ser origrama y reparos á la elección de esta te- tería eléctrica. El mismo Mefistófeles ha ginales ó de intentarlo al menos, y que tralogía de circunstancias, y vitupeiarán de dar más fuerza y brío al sacrilego reto no se reduzcan como nosotros á seguir el consorcio- -siquiera sea momentáneo- -que lanza al Vecchio Padre, como irres- el sendero por otros labrado, temerode Shakespeare y Virgilio, de Sófocles y petuosamente dice cuando en el prólogo sos de fácil extravío que supone la se A B C de la madre Goethe; pero es lo cierto que ha presidido la composición de estas funciones e! deseo evidente de salirse de rutinas y de dar gusto á los que buscan la belleza y la emoción estética allí donde se produzcan, sin curarse de hallarlas tan sólo encerradas en los moldes de obras pertenecientes á escuelas ó géneros determinados, que revela un particularismo de manga estrecha, muy propio de aque- T u i i r