Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A R C. MARTES 8 OH AGOSTO DE ioo5. PAG. 7 Se. informa de su salubridad, de sus medios de vida, de sus comodidades. Es muy sáno- le han dicho á usted; -al pie de la Sierra no se experimenta el calor como en Madrid; la leche es riquísima, pura y abundante, como no la bebe usted en Madrid; las frutas deliciosas, maduras, como no las come usted en Madrid; la carne muy sana... -Como no se come en Madrid- -agrega usted para ahorrarle el estribillo. ¡Ah! pero sobre todo el agua, ¡el agua! Fresca como la nieve, cristalina y purísima, abundante; ¡como que baja de la Sierra por todas partes! Con esta pintura se imagina usted que el puebiecito en tan dichosa hora escogido es un verjel, un paraíso. -Y la gente del pueblo, ¿qué tal? Ahí muy buena, muy honrada. A su trabajó y nada más. M y cariñosos con los de Madrid- -le responden. Va usted á la Administración (ro hay ferrocarril para ese pueblo, y eso lo encuentra usted como un encanto, como una novedad qué añadir al veraneo) toma su billete para el sitio del coche que queda libre; á lo mejor tendrá usted que ir en la banqueta (baca se decía antes) haciendo compañía á baúles, maletas, sacos nada limpios, alguna cama de hierro, cántaros de estaño que van de vacío para volver de llenó, en los carros, y emprende ó emprenden ustedes el viaje: Dentro del coche se fríen los viajeros y sirven de pasto al nutrido ejército de moscas que atrae el olor de la carne; arriba, al menos, sopla el viento, y salvo la dureza c el asiento no se va mal- Al cabo de unas cuantas horas, en las que ha cambiado usted de tiro otras tantas, ha tomado usted unas cartas, es decir, el conductor, después de su correspondiente paradita; ha bebido usted unos tragos de morapio, entiéndase el conductor, y ha arreglado usted una rueda que salió valsando en torno del eje desde la Administración; llegan ustedes al pueblo, se acomodan como mejor pueden, y ¡á disfrutar de la vida del campo! Antes, se quitará usted el mucho polvo que ha tomado en el camino y pedirá usted agua. Le traen una palanganita de niño mediada de líquido no tan puro ni tan cristalino como se lo pintaron á usted; esto puede obedecer á los peces de todas clases que brillan en el fondo. Peces que son arenillas, puntos obscuros, sanguijueliüas, etc. etc. ¿No hay más agua? -balbucea usted intranquilo. -Con esa tién ustés bastante- -le responden imperativa mente. ¡Pá mojarse las puntas de los déos, basta y sobra! -Sí, para esas puntas, es verdad, pero... -Pus no hay más. ¡Reconcho y cuánta agua nesecitan ustés los de Madrid! ¡Hombre, el agua andará barata aquí! -agrega usted ya con miedo. ¿Sí, eh? hay que ir á buscarla á la salía del pueblo. A este primer desencanto sucede otro y otro. Pide usted un vaso de leche y se la traen con pelos de la res. -Eso es salú- -contestan á sus observaciones contra la suciedad. Un paseo por las inmediaciones de ía Sierra es delicioso. -No se escuiden ustés, que antinoche se escaparon unos toros de la dehesa y aún no han pareció. Se acabó el paseo. Hasta el firmamento se vuelve contra ustedes, y no pasa día sin que les sorprenda un chaparrón acompañado de agua y viento frío en cuanto sacan ustedes la cabeza de la casa. ¡Ah, pero los efectos en la naturaleza se notan, ya lo creo que se notan! Como que mientras han permanecido en el pueblo les han atiborrado de cocido. -Es el alimento más sano. Nada de potingues ni comistrajos- -le dicen á usted; -esas cosas que comen ustés en Madrid les echan á perder el estómago; así están ustés. Y regresan á Madrid convencidos por la fuerza de que el pueblo les ha sentado bien, á pesar de estar más flacos y más curtidos que el cordobán. v ROMERO T OLIVA CRÓNICA ILUSTRADA RESIDENCIA DE LOS Desde Oys PLENIP 0 TECJAR 1O S ter- bay, donde han conferenciado con el presidente Roosevelt, se trasladarán á Rortsmouth, los plenipotenciarios rusos y japoneses para tratar de la paz entre ambos Imperios. Publicamos una vista del hotel Wentworth, donde estarán alojados. m w i y i 4 V MADRID. LA BECERRADA DE LOS EMPLEADOS DE TRANVÍAS, CELEBRADA AYER EN LA PLAZA DE TOROS í ot.