Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 3o DE JULIO DE i 9 o5. PAG. 4 árboles, con los troncos cubiertos por la hie- lapa, hizo comprender á la gente que el Infandra, se alzan á uno y otro lado del camino é tito estaba mejor. inclinan sus ramas amorosas sobre el viandante. En efecto: pronto se supo que el paciente Mas la diligencia se ha detenido un momen- no había tenido más que 3 j grados de fiebre to en el pueblo. Este pueblo de piedras viejas, y que los médicos no hablaban ya de meninginegras, nobles, ha sido llevado por un novelis- tis, sino de meningismo, que según me ha exta insigne. Pío Baroja, á las páginas de La plicado un ilustre doctor, es algo parecido á casa de Aizgorri. Las comadres se asoman á las meningitis, pero no es enteramente lo mismo. puertas y á los balcones; veis ante vosotros un Comentándola enfermedad de S. A. había rótulo que dice: Tonda de Blas Alcorta, y adi- quien echaba la culpa al autontóvil, porque vináis una de estas fondas vascas, de pueblo, ahora, de todo lo malo que ocurra, va á tener tan simpáticas, en que os dan silenciosamente la culpa el moderno vehículo. dos ó tres platos de un condimento sólido, Se decia que el Infante, desde que nació, limpio, y en que hay una viejecita que sonríe y fue de complexión muy débil, atribuyéndose guiña los ojos cuando le habláis en castellano. esto al accidente desgraciado que en Viena suPero no nos detengamos en este pueblo; deje- frió la malograda Princesa de Asturias, pero mos este pequeño hostal de Blas Alcorta; el hotel en la deducción había error de cálculo, porque tremendo del balneario nos espera. Dos minu- cuando doña Mercedes sufrió un golpe camitos más de caminata, y ya estamos ante la puer- nando en automóvil, el infante D. Fernando ta, con nuestro bastón y nuestro paraguas de- había nacido ya. De modo que por ese lado el bajo del brazo, y con nuestra miseranda male- automovilismo queda á salvo, esta vez con prota de cartón en la mano. ¿No estará bien que nunciamientos favorables. hagamos un sobrio y cortés saludo á estos seY puesto que de automóviles hablo, consigñores que se hallan sentados en sus cestas de mimbres en la puerta? Son las siete de la tarde; naré que la novedad del día ha sido la presenya los bañistas que han salido á devanear, van cia en las calles de la población de un automóretornando. Levantamos ligeramente nuestro vil nuevo, cubierto, muy bonito y con la innosombrero y entramos en el hotel. Una suave vación de llevar, en vez de bocina ó dé sirena, penumbra vela el zaguán Nadie sale á nuestro que con sirena ya hay varios, un silbato como encuentro. Ya esto nos produce una tenue el de las locomotoras. Es lo que les faltaba á contrariedad. No vemos ni portero, ni conser- los automóviles para tener parecido con los je, ni maestresala, ni maleteros. Dos, cuatro, trenes. Por la velocidad ya lo tienen, sin que seis bañistas pasan por nuestro lado indiferen- la autoridad, que aquí es tan respetada, logre tes; en un rincón unas señoras cuchichean y moderar la marcha de los automovilistas que se entregan a! vértigo dentro y fuera dé la ciunos miran desde detrás de sus abanicos. dad. Estos automóviles y el Handson, que con Bajo nuestro brazo están el bastón y el pa- un magnífico tronco luce estos días la marqueraguas; de nuestra mano diestra pende la vi- sa de Squilache, han sido la comidilla de la gentanda maleta. No sabemos lo que hacer; mira- te elegante en los paseos. mos á la derecha; miramos á la izquierda, y Las novedades del día han sido: la salida sentimos uno de esos extraños estados de áni- para Santander del Princesa de Asturias y del mo en que no acabamos de decidir si real- Cardenal Cisneros, que seguramente van seguimente estaremos lindando con lo ridículo. Las dos de los suspiros de muchas bellas que aquí sombras del crepúsculo se van espesando; un quedan veraneando y esperando; la visita de bañista pasa por nuestra vera y lanza al aire Canalejas á Palacio y su marcha á Madrid; el una bocanada de humo. ¿Daremos una recia concierto en el Gran Casino, que nos ha ofrepalmada? ¿Diremos, ahuecando la voz: ¡Eb! cido una preciosa Marcha, de Chabrier, titula ¿Quién está aquí? Esto sería una inconveniencia. da Joyeuse, muy original y descriptiva, la cual Y, sin embargo, el tiempo pasa. ¿Qué hacer? Marcha quizá hubiera sido más oportuna ayer ¿Cómo- salir de esta situación singular? Ya nos al inaugurarse la Exposición de Bellas Artes resignamos á dejarnos caer resignados en un de estos jóvenes artistas aquí congregados. sillón de mimbres, cuando un señor cruza ante La colonia aristocrática se repartió esta tarnuestra vista. Creemos ver brillar en su largo de entre el lawn tennis y el foot- batl á la terchaquet unos botones de metal. Nos levanta- minación de cuyos partidos es de rigor pasear mos rápidamente. por la Concha y. Bulevard con las raquetas en- -Perdón- -le decimos con la más humilde la mano, proclamando un gusto británico y un de nuestras inflexiones; ¿no habría aquí una culto hacia aquel sport. Ante este mundo elegante ha hecho su presentación estos días la condehabitación para nosotros? ¿Una habitación? -contesta él creyendo sa de Barreau, que acompaña á su tía, una verecordar que su misión es proporcionar habi- nerable señora, dama de doña Berta de Rohan y, por consiguiente, de la titulada Corte de Lotaciones. -Sí, sí- -replicamos nosotros; -una habi- redán. La colonia menos aristocrática acudió en tación. ¿Usted quiere una habitación? -torna él tranvía á Pasajes, en cuyo puerto hay bastante movimiento estos días por la gran importación á decir. -Sí, sí- -tornamos nosotros á replicar; -de granos que se viene haciendo; á Rentería, donde siguen de moda las patatas souflés de una habitación. Oarso Ibay; á Hernani, donde venden este año Entonces él tose, sonríe y nos dice: sidra excelente, y a! monte Ulía, donde todo es- -Perfectamente. Y los dos subimos con lentitud por unas an- panorama imponderable. Se observa una transformación muy plausichas escaleras. ble en las costumbres veraniegas: antes el veAZORÍN rano se hacía en el casco de la población; ahora se hace más vida de ciudad por la mañana y más vida de campo, de turismo, por la tarde. Esta noche hemos visto desde la terraza del RÓNICA D E L DÍA La p r e s e n c i a Casino embarcarse al Rey en el Giralda, A las ocho fue Montero Ríos á Miramar y T R A N S M I T I D A del Rey esta maP O R T E L É F O N O ñaña en el Bule- despachó con S. M A las diez y media, don A LAS 3 D E LA var, paseando con Alfonso con el Duque de Sotomayor y su MADRUGADA su ayudante, pro- cuarto militar, se embarcó en las Puntas del digando sonrisas y saludos, conversando con muelle, iluminadas por focos eléctricos, y por Jas personas que encontraba al paso y faltando esto vimos el embarque. sólo que una de las muchas Petriltas que aquí Una vez á bordo del yatch, y esto si que ya asaltan á los paseantes para colocarles un rami- no pudimos verlo, se formó una partida de to en el ojal, le hubiese puesto una flor en la so- tresillo que terminó á la hora de zarpar. El Rey piensa llegar á Santander entre siete y ocho de la mañma, tra. isDordar al Princesa de Asturias para oir Misa á bordo, presenciar las regatas y regresar pasado mañana por la tarde. A la una y cuarto de esta madrugada el Giralda levó anclas, y lo mismo hicieron el Extremadura y el Marqués de la Victoria, que han de darle escolta hasta Santander. A la una y media zarparon. La noche es hermosa, el mar parece tranquilo. ¡Buen viaje! ÁNGEL MARÍA CASTELL LA GUERRA RUSO- JAPONESA POR TELÉGRAFO Tiew York, 29, 2 f. Se asegura que China presentará ante la Conferencia una reclamación por valor de 25.000 libras esterlinas como indemnización de los perjuicios causados por los beligerantes. l LADlVOSTOK BLOQUEADO Tokio, 29, 4 Despachos oficiales anuncian 1 que la escuadra japonesa está bloqueando á Vladivostok. No se tiene hasta ahora más noticias. T EMOSTRAC 1O NES COMENTADAS Londres, 29, 5 f. El Morning Post publica RECLAMA hoy un artículo manifestando que las demostraciones de simpatía expresadas por Mr. Roosevelt á Komura, han producido irritación en Rusia, considerándose como prueba de parcialidad á favor del Japón. P L ARMISTICIO New York, 29, 7 t. En una interviú celebrada con el embajador del Japón, éste ha declarado que el armisticio empezará desde el momento en que comiencen oficialmente los trabajos plenipotenciarios. J A S ULTIMAS OPERACIONES París, 29, 10 n. En los circuios militares se cree que las últimas operaciones de los japoneses en Lastries- bay influirán poderosamente en el curso de las negociaciones. Las últimas conquistas de los nipones en el territorio ruso, además de tener un gran valor estratégico, son comparables á sus éxitos en la Manchuria y pueden ejercer gran influencia en lo referente á la indemnización que solicitan. AGITACIÓN EN RUSIA POR TELÉGRAFO T ISTURBIOS EN N 1 JNINOVGOR 0 D San Peiersburgo, 29, 7 t. El Mensajero del Gobierno anuncia que se han producido disturbios en Nijninovgorod. El d a 23 del actual hubo un muerto y 27 heridos, el 24 cuatro muertos y i3 heridos, y el 25 seis muertos y i3 heridos. TREMOR DE UNA SUBLEVACIÓN Odessa, 29, 11 n. Témese que estalle una sublevación general en contra de los judíos. Las autoridades han recibido aviso de que las tropas están de acuerdo con el pueblo. Los judíos ascienden á 180.000, y si el conflicto se produce será sangriento. POR MADRID ¡u, xposición de Higiene. Se trata de organizar una Exposición de Higiene municipal en el Jardín Botánico. Si el Círculo de Bellas Artes no utiliza el Palacio de Cristal, la Exposición aludida se celebrará allí. la comunicación del capitán general para hacer la entrega del cuartel de San Gil al Ayuntamiento y que éste proceda á su derribo. Con el fin de resolver asunto de tanto interés para la población, esta tarde conferenciará el alcalde con la autoridad mencionada. Gil. El derribo de San recibido Aun no se ha SAN SEBASTIAN C