Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 27 DE JULIO DE PAG. V VSlíf -íír MADRID. BAUTISMO DE TK S ADULTOS EN LA IGLESJA PARROQUIAL DE NUESTRA SEÑORA DE LCS ANGELES (BELLAS VISTAs) EN LA TARDE DEL MARTES fot V L te imperial de Viena, donde inspiraba pocas simpatías y donde no tenía afectos. Ávida de gozar su parte de dicha en este mundo, despreciando pompas y vanidades, desciende de su rango de archiduquesa, que la había costado tantas Jágrimas, y se casa con el que había sabido cicatrizar la herida de su corazón y despertar los afectos de su alma. Su modesto título de condesa de LonFERNANDO ALCAZARREÑO yay le parece mejor talismán para la ventura que la augusta posición de esposa del heredero de poderoso Imperio. Pero para vivir, y vivir con las necesidades, si no de lujo y ostentación, de co 1 as princesas de la Real familia de Bél- modidades y confort que imponen las cosgica son poco afortunadas, y sus des- tumbres adquiudas desde la infancia, no dichas demuestran que no basta nacer basta el amor, es imprescindible el picabajo los dorados techos de los alcázares ro dinero. El conde de Lonyay es pobre; acude para gozar de felicidad en este mundo. La pobre Carlota, la hermana del ley, Ja condesa á su augusto y opulento papaga con la pérdida de la razón sus es- dre, y este, disgustado por Ja desigualplendores imperiales de Méjico, que du- dad del enlace, la niega los recurso- reraron Jo que la verdura de las eras, y las clama la herencia de la reina, su madre, hijas del monarca dan abundante asunto ante los Tribunales, y pierde el pleito. á Ja crónica con sus aventuras y sus in- ¿Qué hacer ante situación tan angustiosa? Pues lo que todas las señoras que vienen fortunios. Estefanía, la mayor, que como su tía á menos: empeñar ó vender sus joyas. f ue á buscar la felicidad en Austria caLa hija del rey Leopoldo, la que fue sándose con el archiduque Rodolfo, he- nuera del Emperador de Austria, ha de- edero de la corona, sufrió todos Jos tor- cidido venderlas, y al mercado de París, nsntos de Ja mujer enamorada de su es- que es el mar adonde van á morir todos poso que no se ve correspondida. los nos, han salido quince magníficas joViuda después del romántico suicidio yas imperiales. de su marido, pasó muchos años en anEntre ellas el regalo de boda del argustioso aislamiento, en medio de la cor- chiduque Rodolfo, un collar de 365 perJas, exagerado? Pues no es sino un extracto fie) de las prevenciones que figuran, con respecto á la compañía, en el reglamento de instrucción de las tropas del Ejército británico. Así se prepara un ejército para su grandiosa misión. El reposo absoluto no conviene un momento ni al espíritu ni a las exigencias y los fines de la organización de Jas fuerzas armadas. LAS JOYAS DE UNA PRINCESA una por cada día del año, como emb ema de ventura, pero que se convirtieron en lágrimas. Este collar, con lo que han subido las perlas, representa una fortuna, y con el producto de las otras catorce alhajas pueden los condes de Lonyay crearse una renta muy íegular para esperar tranquilamente los acontecimientos. ¿Para qué quiere ya la que fue archiduquesa sus joyas? Paz y amor es Jo que necesita, y hace bien en asegurarlo, dejando que con los restos de sus esplendores imperiales se adornen algunas millonarias yanquis ó hagan realzar su belleza algunas aventureras afortunadas. Dadas las costumbres del rey Leopoldo, no sería extraño que encontrase cualquier día en el boudoir de una amiga Jas alhajas que fueron de su hija, alguna quiza heredada de su madre. UN CHAMBELÁN CRÓNICA ILUSTRADA I N INCENDIO En Ja noche del Ju EN SEVILLA n e s se declaró en Sevilla un violento incendio en los almacenes de San Laureano, en la parte que ocupaba un depósito de muebles y otro de garbanzos. Grandes censuras ha dirigido la prensa sevillana por la falta de presión del agua V malísimo estado del material de inceii-