Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 26 CE JULIO DE IQO 5. PAG 7 uso de as sillas de manos, bajo la pena de cuatro años de destierro, pues las dcmas acudían á la Victoria en estos raros vehículos, propios ó alquilados en la Plazuela de Herradores, despreciando el real mandato, hasta el punto de rodearse de numeroso séquito de pajes y escuderos. Creció esta devoción á la misa ó al fujo, reuniéndose en el templo todo lo más selecto y distinguido. Dominaba al olor del incienso los del agua de rosas y azahar, el del jaboncillo de Veneua, aceites de benjuí, piñones, estoraque y otros; perfumeiía indispensable entonces entre las gentes de buen tono. Solía ser la ceremonia larga, dándose así tiempo sobrado para que las damas coqueteasen con los mantos al humo ó de soph lo, tan sutiles qu: permitían apreciar todas las esbelteces, en tanto que los galanes grllardeaban, tercando la capa de puntas al aire, con tantas como erizos, y atusando el mostacho, con el que habían dormido irr en la bigotera. Hacían- e señas de inteligencia, se cuchicheaban amorosas palabras al oído, contestando ellas con cabrilleos de cintura, sonrisas y miradas capaces de condenar á un santc. Este cuadro brillante y distinguido de la corte, fue perdiendo vigor en el siguiente reinado, merced a las severas prohibiciones de la Reina, volviendo á recobrar su animación en el siglo xvm, conservándose hasta hoy, en que las misas de una siguen siendo reunión y cita de todas las bellezas mas distinguidas y elegantes de Madrid. M. SALETA LAC NOTAS DE VIAJE 1 A PROVINCIA DE CÓRDOBA También aquí se neta gran irregularidad en las cosechas; han sido malas en los pueblos que lindan con la provincia de Sevilli, mientras han sido buenas en otras partes. Obreros sin trabajo los hay á millares en todas partes, así donde la tierra se ha mostrado ingrata, como donde ha dado frutos. Dos ejemplos bastaran para demostrarlo: en Antequera, pueblo MARTOS. EL CADÁVER DE LA JOVEN GREQOR 1 A ROMERA 1 LL. ANA, E N C O N T R A D O EN EL P A S O Á N I V E L íot DEL FERROCARRIL Muuoz VALENCIA. DESCUBRIMIENTO DE LA LAPIDA COLOCADA EN LA CALLE DE SALVADOR QINER, ANTES DE LIRIA, DOKDfc V 1 VL fcL ILUSIRt MÚSICO o t Umbel de Ja provincia de Málaga no muy alejado de la ¿e Córdoba, la sequía no ha hecho grandes estragos, y sin embargo, hay allí i 5oo obreros sin trabajo; serán mas de I.ooo cuando terminen los trabajos del campo. En Puente Geni) en cuyo termino la cosecha ha sido buena, sólo hay 15o obreros ocupados, 3.ooo braceros piden trebajo, y como no es posible que la agricultuia les dé ocupación, piden que se emprendan construcciones de carreteras. Conviene observar que los campos de Puente Gemí on terrenos de regadío. Si esto sucede allí, ¿qué sucederá en terrenos de secano? En Ecija, por ejemplo, la situación es insostenible, está el pueblo entero condenado á morir de hambre si no se acuerda pronto que comiencen los ti abajos reclamados en el mensaje entregado por el alcalde al conde de Romanones. Este resumen corto de lo que sucede en la provincia, demuestra que aquí, lo mi ino que en la mayor parte de la provincia de Malaga y en la totalidad de ¡a de Cádiz, nos encontramos ante una crisis de trabajo y no ante una crisis de la agricultura; ante una crisis producida por el desnivel entre la demanda pequeña y la enorme oferta de bracos. Nos encontramos ademas con que dentro de pocos días, cuando terminen los trabajos de la recolección, esa masa obrera desocupada aumentara, agravándose la situación. Les meses de Agosto y Septiembre pueden ser horrorosos en aquellas regiones si no se toman rápidamente medidas. La crisis en Andalucía tiene dos aspectos. Existe la crisis de! momento, que puede remediarse en cierta medida prosiguiendo las obras abandonadas por falta de recursos y emprendiendo obras nuevas; existe también la crisis permanente, que exige medidas más radicales. Aunque e) viaje ha sido rápido, el conde de Romanones, con su clara inteligencia, habrá discernido entre lo que exige la situación angustiosa de los trabajadores y Jo que piden los caciques y Jos labradores ricos. Habrá visto los estragos causados por la usura, por el subarriendo, por la falta de iniciativa de los poseedores de grandes extensiones de terreno inculto. Urge la presentación en las Corles de un proyecto de ley que tienda á combatir estos males y á hacerlos desaparecer en la medida de lo posible; mientras tanto, es indispensable que se dé inmediatamente trabajo á quienes lo piden como una concesión y es posible lleguen á pedirlo como un derecho. AIAARO CALZADO