Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES? 6 DE JULIO DE i9o5, PAG. 5 La Coruña, Villaiba, Puerto de Navacerrada, Valsain, La Granja, Segovia, y vuelta por Riofrío, San Rafael, Alto del León (Guadarrama) Villalba y Madrid. El comité cuenta con el apoyo de varias entidades, y las medallas serán de oro, plata y cobre. A pesar de los muchos trabajos que proporcionan unas carreras de esta índole, el comité está dispuesto á organizaría por todos los medios que estén á su alcance, y para ello se dirigirá a ¡as autoridades para que presten su apoyo. Por ultimo, el comité ruega á los señores motociclistas que se vayan preparando para tomar pirte en esta fiesta motociclista. Su constitución es desde la infancia débil, y en su carácter domina la timidez. En 1868 visitó con su tío el Sultán Abdul- Aziz algunas cortes de Europa, y ha guardado gratos recuerdos de París, Londres y Viena. La revolución de palacio, que acabó violentamente con la vida de Abdul- Aziz, y la deposición de su hermano Moured, que le había sucedido, hicieron subir al trono á Abdul- Hamid. La situación de Turquía era entonces desastrosa. El Estado había hecho bancarrota; el Ejército, mal pagado, estaba inglés que de un sonerano oriental. Se conforma con el rito mahometano, que prescribe á los Sultanes cuatro esposas legítimas; pero no se abandona á las ociosidades del harem, en el que ha introducido muchas economías. ni se le conocen favoritas. Abdul- Hamid es m? drugador, muy sobrio en sus comidas y despacha él mismo con su ministro, enterándose minuciosamente de los asuntos. Su distracción es la música, siendo diestro en tocar el piano, que le gusta mucho. Tiene una larga descendenen de hi- MADRID. LA ASAMBLEA FERROVIARIA CELEBRADA EN SAN CARLOS. I i. A BC SALIDA DEL CONDE DE ROMANONES, DEL DIRECTOR GENERAL DE OBRAS PUBLICAS SR. REQUEJO Y DE ALGUNOS ASAMBLEÍSTAS El Sultán de Turquía p í l atentado contra el Sultán de Turquía hace fijar la atención en la figura interesante y melancólica de ese Soberano que vive como un resto del pasado, olvidado en los tiempos modernos, en un lado de Europa. Abdul- Hamid, cuyo nombre quiere decir Servidor del Todopoderoso, nació en 1842 de una circasiana que murió á poco ie haberle dado á luz. La educación del huérfano fue confiada á una de las espo as de Abdul- Mejdid, que no tenía hi os. Tuvo por preceptor á Kemd Efendi, partidario de Ja civilización europea, que le dio una buena educación oriental, pero iniciándole en las ideas de Occidente. descontento; los agentes rusos excitaban Ja opinión á la rebeldía, y Servia acababa de declararle la guerra. El Sultán hizo frente á estas graves dificultades, y con gran entereza de ánimo fue poco á poco sobreponiéndose á ellas. La guerra declarada en 1877 por el Zar Alejandro jl y terminada en Marzo de 1878 por el famoso tratado de San Estefano, puso de telieve las energías de Turquía, que su Sultán hizo valer. Después de esta guerra, Abdul Harnid se sintió fuerte en el trono y se puso á gobernar con la mayor voluntad, emprendiendo la serie de sus reformas por la Hacienda y el Ejército. Su vida ha sido más la de un gentieman jos y de hijas, que llegan al número de diez, y en general, es querido y respetado por su numerosa familia. UN CHAMBELÁN (O A C E T I L L A RIMADA. E F E C T O S DEL CALOR Observo que este verano el piso de! gran perol llamado Puerta del Sol (ombligo del suelo hispano) se ablanda, lector, de un modo por el efecto terrible del calor irresistible que en Julio lo ablanda odo, que si le es á usted preciso cruzarle, se queda usted, no pegado á la pared, pero si pegado al piso;