Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO i3 DE 3 UUO PE A las once oyó misa acompañado de su séquito, y alas doce y media se trasladó á Miramar. P R U E B A DEFINITIVA Se ha celebrado S segunda prueba de 1 a a regata internacional para disputarse la copa de S. M. la Reina. Como el vencedor ha sido e 1 balandro Princesa de Asturias, que es e! mismo que ganó en la primera, la prueba de hoy ha sido definitiva, y por consiguiente el balandro vencedor de Bilbao ha quedado en posesión de la copa. O HUBO DESPACHO Los ministros no fian despachado hoy con S. M. P E T I C I Ó N ATENDIDA La juventud socialista ha visitado al ministro de Instrucción Pública para pedirle la donación de una biblioteca instructiva, con destino á dicha sociedad. El Sr. Mellado les ha prometido acceder á dicha solicitud. BSEQUIO A LAS AUTORIDADES invitadas por el comandante del crucero Piet- Heín, están almorzando á bordo de! citado barco todas las autoridades civiles de San Sebastián. -Cruz. En Torrecilla un voraz incendio ha destruido una casa. -Tricar do. UNA DE MIEL FUNESTA Valenaa, 22, n En la línea de Denia á Carcagente viajaban en el tren dos recién casados, teniendo la novia la desgiacia de caerse á la vía, arrojándose detrás su esposo para recocerla; ambos resultaron heridos. KJAUFRAGIO Valencia, 22, 10 n. En aguas de! as islas Columbretes ha naufragado el vapor Carlos, de la matricula de Barcelona. La tripulación fue salvada por el laua Amparo. DE TORMENTAS R ACHA tormentas 11 todosDesde pueblos, que Yülarroya, 23, m. hace días se suceden las en estos P G. 12 pués con el embajador de Austria y le contaba con frialdad y serenidad absoluta detalles del atentado. DOR ENFERMEDAD París, 23, 8 Corre el rumor de que á cau sa de estar enfermo, ha salido de Tánger Tattenbach. Ffi O S NOTICIAS DE LA GU- ERRA San Petersburgo? -z 3, 3 m. Los buques japoneses cruzan á lo largo de la costa; el bloqueo es riguroso entre Sakhalsna y Vladivostok. El general Hasegawa dispónese para atacar á Kaíkjun. FTSCUADRA ALEMANA París, 22, 12 n. Según noticias de Copenhague, la escuadra alemana que manda el almirante Koester ha fondeado en aquel puerto. El Estado mayor de la escuadra visitó al rey Cristian. Hubo un cambio de visitas entre el almirante alemán y el príncipe Valdemar, jefe de la escuadra danesa. Espérase una segunda escuadra alemana á la llegada del Emperador. p L ZAR DE VIAJE. San Peiersburgo, -ti, 1 m. El Zar, acompañado de su corte, saldrá hoy al mediodía, á bordo del yate Alejandro, en dirección á Cronstadt, donde embarcará en el Estrella polar. O j- UELGA DE MINEROS Mieres, z 3, 10 ra. La huelga de mineros, que tuvo poca importancia durante los días pasados, extendióse anoche. El Centro socialista acordó que se unieran todos los obreros á la huelga ÍL ATENTADO. INVESTIGACIONES VARIAS NOTICIAS para pedir aumento de jornal. En 5.000 se calcu Constanlinopla, 23, 1 m. La, comisión encar- lan los huelguistas. El estado actual de las cosas gada de hacer investigaciones para aclarar todo lo favorece muy poco á los obreros para que consigan TTRES NOTICIAS Valladohd, 23, 10 m. Al anochecer ha des- referente al atentado contra el Sultán, ha compro- sus pretensiones. Las fábricas flenen más gastos cargado sobre esta población una gran tormenta. bado que la bomba, al estallar, causó 24 muertos que ingresos y no están en condiciones de ceder. Varias casas de los barrios extremos se han inun- y Sy heridos graves. Todos los trabajos se suspenderán mañana, seDícese que el atentado cometiéronlo dos búlga- gún mis informes, excepción hecha de los del Hordado. La tormenta, que ha cogido también parte de este término, ha causado daños de considera- ros. La fuerza de la explosión y sus efectos fueron no alto. terribles. Se pararon todos los relojes próximos ción en los campos. -En Quintanilla de Arriba un guarda d; l campo al lugar del suceso. Los diplomáticos residentes MUEBLES, JOYAS, OBJETOS DE ARTE riñó con un propietario y con el hijo de este, ma- en Constantinopla quedaron admirados de la sanInmenso surtido, precios baratos. gre fría del Sultán. Hablaba éste momentos destando á ambos á balazos. -Hotel ele Ventas. Atocha 34 por esta causa están atemorizados. Ayer cayó un rayo y mató á un segador de dieciséis años en el pueblo de Pomer. La crecida de los ríos es tan grande como nunca se había visto y ha arrasado las vegas de Torrijo, Villaluenga, Moros y Ateca. En Moros se ha hundido un molino. En Ateca llegó el agua en una caile á los primeros pisos de las casas. A las cinco de la tarde de ayer se desbordó el río aquí, arrastrando mieses y arbolado. Se han hundido las tapias de vanas huertas y ha habido daños enormes en los viñedos, única riqueza que había, ya casi muerta por la ley de alcoholes. -Ladrón. 190 í BIBLIOTECA DE A B C CORAZONES HERIDOS J I Ricardo, con expresión de profunda ironía, contestó: ¡Hacerla cesarl Cualquiera que te oyese creería que estás burlándote de mí. Ante el sufrimiento de aquel hombre, de aquel amigo tan querido, á quien á pesar de todo se sentía ligado por estrechos y cariñosos vínculos, Rene temió haber traspasado los límites de io que aconseja la prudencia. -jPobre Ricardo! -dijo tendiéndole afectuosamente la mano -he sido tal vez algo brusco; sé que te he hecho daño, pero te he dicho lo que hacía falta que supieses. Te compadezco muchísimo; pero compadezco también á la desgraciada mujer que es víctima de un destino en el que no se debía haber visto nunca envuelta. Ricardo se había sentado, y con los codos apoyados sobre la mesa, permaneció con el rostro oculto entre las manos. Rene prosiguió: ¿De modo que no has cambiado de manera de pensar respecto á ella? Ricardo levantó la cabeza, y mirando fijamente á su amigo, pareció dudar un instante; después respondió con tono vacilante: ¿Crees que yo mismo lo sé? Rene, implacable, replicó: -Sí; tú sabes que no amas á Juana, puesto que sigues amando á Mlle. Termelle. ¡Ah, no haces más que torturarme! ¿Con qué propósito me hablas de semejante cosa? -Con el de prestarte un gran servicio. Al hacerte estas preguntas he querido obligarte á que desciendas á la realidad, con el fin de que interrogues á tu corazón y á tu conciencia, y á que compares á tu mujer con Mlle. Termelle, que será pronto la condesa de Beaumartin, realizando as! uno de sus más bellos sueños de toda la vida. Pobre Susana! -murmuro Ricardo. -Mas vana que se casase con otro cualquiera. -Abusas, querido; Mlíe. Termelle, aunque no nuDiese sido pedida por el conde de Beaumartin, no hubiese sido nunca la mujer de Ricardo Bremont. Pregúntaselo á Rogelio, si lo du- das. En cuanto a que te ame, es una ilusión más, y á esos cerebros de mosquito no se les puede exigir ni una idea seria, n un pensamiento profundo. -Eres muy cruel con Susana. ¿Qué es lo que te ha hecho? -interrumpió Ricardo -A no ser que te guíe tu excesivo interés por Juana. -Sí- -respondió Rene en tono más grave todavía, -ií, siento interés muy vivo por Mad. Bremont... la compadezco y la admiro al mismo tiempo. Ricardo experimentó un ligero estremecimiento, y levantando la cabeza, miró á su amigo con la vista algo sobresaltada. ¿Y la querrás desde luego? -preguntó. -Eso, por supuesto; con todo mi corazón; es la mujer más perfecta que he podido encontrar sobre la tierra. -Eso, por supuesto; con toao mi corazón. 1 u 111 ninTírnirnnni r muí ¡i 11 I r l i m ó n t i m H