Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
jSAÑO TRES. NUÍVIERO 192. CRÓNICA UNIVERSAL ILUSTRADA. Sg MADRID, 21 DE JULIO DE i 9 o 5 NUMERO TO, le pueda servir al candidato ministerial. Y estas peticiones de los amigos se consideran en su mayoría justas; pues sin dar mayor igualdad á las condiciones de! campo de combate, el vencimiento es con frecuencia seguro. para quien entra desarmado en él. Lo que de todo ello se deduce es que la reforma intentada por liberales y conservadores reviste un carácter de urgencia tal, que habrá de ser de las primeras empresas que se acometan en el Parlamento á fin de que cuanto ocurre hoy no se repita. Porque el ejemplo es pernicioso y el espectáculo deplorable. MANUEL TROYANO SUEL- Crónica política DARÁ QUE NO SE REPITA El ministro de la Gobernación se rinde fís- camente al horrendo peso que sobre sus hombros coloca la cuestión electoral. Joven, fuerte, robusto, siente su salud quebrantada con tanta conferencia, entrevista, cabildeo, misiva y petición. Antes de hacer el encasillado en su carpeta necesita hacerlo en su cerebro, donde ha de llevar la historia de circunscripciones y distritos, con la variedad de candidatos, patrocinadores, inclinaciones y procedencias. Jamás clasificador entusiasta de Botánica ó de Zoología fatigó su atención con la observación y descripción de tanto curioso ejemplar como los que desfilan bajo la mirada del Sr. García Prieto. Los asiduos concurrentes á los salones de Gobernación, aseguran que las entradas en ellos son ahora más formidables que lo fueron nunca. De manera que esta creciente marea de pretensiones de ser y pretensiones para ser, amenaza con no dejar ministro de la Gobernación posible si no se levanta dique para ¡as futuras ocasiones. ¡Y es lo más grave que ese dique se ha tratado ya de levantar dos veces en situaciones pasadas: una por el Sr. Moret y otra por el Sr. Maura, sin que la cosa pasase de intento! Los dos citados señores presentaron á las respectivas Cortes sendos proyectos de reformas de Administración local y de reforma electoral, para poner fin á espectáculos como el que presenciamos. Eí proyecto del Sr. Moret, más amplio y abierto que el del Sr. Maura, pero muy semejante en el fondo, fue llevado al Parlamento demasiado tarde. La situación liberal no tenía ya cuerda suficiente para que proyecto tan útil como necesario llegase á ser ley. El del Sr. Maura, aun cuando este señor disponía en su principio de fuerza bastante á conducirlo á puerto, se quedó clavado en el pantano que vinieron á formar la cuestión Nozaleda, la del Concordato, la de los suplicatorios y todas aquellas aguas alumt radas sin adecuado cauce. La tendencia de ambos proyectos era sacar la Administración local de la política, haciendo, en la suma posible, independiente de aquélla la cuestión electoral. Lo que ocurre en los presentes días demuestra cuan indispensable es dicha reforma. ¡Que le tomen si no declaración al Sr. García Prieto! Porque el asedio apretadísamo que el ministerio sufre, no tiene más objeto, por parte de los sitiadores, que la mudanza de Ayuntamientos, ó, por ¡o menos, de alcaldes; esto es, que se deshaga el tinglado que levantó el enemigo y se arme el que como en la Edad Media, ¿no revela que algo de la Edad Media hay en esto de los consumos y de las zonas fiscales? ENE OTA DEL DÍA. LA CONSTITUCIÓN RUSA Entre el estampido de los cañones y las descargas de la artillería que resonaban al mismo tiempo en Varsovia y en Odessa, los zemstvos, los representantes legítimos del pueblo ruso, han discutido una Constitución de la que, por telegramas que insertamos en otro lugar de este número, pueden enterarse los lectores. También nuestra gloriosa Constitución de j 8 i 2 fue discutida y aprobada bajo las balas de las baterías francesas que rodeaban á Cádiz, cuando ardía la nación entera en desesperada lucha contra los invasores. Y puede acontecer á los ilustres legisladores rusos lo que sucedió á los patricios españoles, que es sino triste de los que redimen recibir desengaños de los mismos que les deben su libertad. Aún tiene mucho que vivir la sociedad rusa para que esa Constitución sea norma de su vida, para que los esclavos sepan ser ciudadanos, sepan ser hombres. Antes de crearse un estado social, suelen pasar siglos; pero desde que alborea un sistema político, desde que nace hasta que el cuerpo de la sociedad se acostumbra á la armadura nueva, pasan muchos años. Aún pueden en España tacharse de exóticas las libertades políticas que se fijan en nuestra ley fundamental; aún puede decir, con visos de razón, el sabio maestro Menéndez y Pelayo, que las genuínas libertades españolas murieron en Víllalar y fueron ahorcadas con aquellos gloriosos Comuneros en la plaza pública. Los restos de la falange heroica de los comuneros, perseguidos implacablemente, acogiéronse al perdón del César. Expatriados y perseguidos también los ilustres legisladores de las Cortes de Cádiz, oyeron al pueblo aclamar las caenas que ellos habían roto. Los zemstvos han labrado una ley constitucional; pero, si son verdaderamente dignos de la representación que ostentan, no bastará con que luchen por sostener lo que han escrito; no bastará que mueran, aún les demanda más el pueblo ruso: han de estar dispuestos á sufrít persecuciones, destierros, á vivir y ver al mismo pueblo hollar la santa ley en que se le reconocen libertades y derechos. No basta morir en Villa ar, es preciso oir gritar: ¡vivan las caenas! I p n Salamanca ha sido gravemente herido un concejal republicano por no sé qué cuestión de consumos. La voluntad popular ya no se manifiesta aquí en forma agresiva y contundente, sino por motivos de esta índole, que afectan á los artículos de comer, beber y arder. Hubo un tiempo no lejano, ni tampoco próspero, en que se arrastraba á las autoridades populares por cuestión de ideas. Un ejemplo famoso, el del malogrado gobernador de Burgos, Sr. Gutiérrez de Castro. Ahora, las ideas han cedido el paso á los intereses tangibles. El hambre, actualmente, no tiene vistas á la sublimidad, como antaño. ¿Esto es un progreso ó un retroceso? Retroceso, en cuanto que una masa de gentes sin ideas es un rebaño sin esquilas que ¡e guíen. Progreso, en cuanto que el limitar aspiraciones é impulsos á los intereses constituye un principio de educación ó de educatividad por lo menos. Ese concejal republicano es una víctima que añadir á la lista grande de los muertos, heridos y perjudicados por los malditísimos consumos. Parece que era ó es partidario del arrendamiento del impuesto en Salamanca. ¿Se concibe esto con claridad? ¿Es posible políticamente, humanamente, que ninguna autoridad popular sea partidaria del impuesto de consumos, con a rendamientoósin él? ¿Cómo en el siglo xx puede subsistir tamaño absurdo? Por si no son bastantes los odios que laten, bullen y hierven, rugen y abrasan dentro del recinto de cada ciuJad, creamos y sostenemos en torno á. ella una zona de aborrecimientos y de horrores: la zona fiscal. ¿Hay nada más antidemocrático, más impolítico? Ya sé yo que los agresores del concejal quizá no se hayan dado cuenta de esto; acaso iban empujados por más bajos é infames móviles; pero el hecho de que un hombre tenga que tirarse por un balcón y esté á punto de ser descuartizado por el populacho, Ecos del gran mundo r AMBIO DE DUEÑO El precioso hotel que poseían los señores de Heredia en el paseo de la Castellana, ha sido adquirido por los duques de Lécera en una respetable cantidad. O E T I C I O N DE MANO Ha sido pedida la mano de la bella hija de los condes de Vega- Mar, Srta. Asunción Drake de la Cerda, para el Sr. D Leandro Polanco. r E VIAJE J Próximamente saldrá para Aviles, donde pasará una temporada, el exministro señor marqués de Teverga.