Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C B E tiJLJE Z A REACIONES PAEA LA belleza. Pedid catálogos Wosmahe Apartado 8, Madrid. CAPITALISTAS PESETAS! CO VI locarla buenas hipotecas al 7. J. Andrés. íf ules. PAEA K TJHN. ARTÍCULOSescritopintura, dibujo, rio, colores, lienzos, etc. en- NA DOSIS DE ESTÓMAlo. Evita la infecoión, purifica go Artificial, tomada anel aire, desinfecta la basura. Muestras y detallos gratis. In- tes de comer, produce una perventor: F. J. Buchacck. Tra- fecta digestión. Caja, 7,50 y i pesetas farmacias y Arenal, 2. vesía Conservatorio, 15. FERRETERÍAS ESPECÍFICOS U POSTAE. ES SOWBRJRROS I IQUIDAMOS TBANSPAOAEÁSITOS PIEL TELLUí rentes por fin temporada. da. Se extinguen instan- H u l e s plumeros, gamazas, táneamente con Mundificante irrigadores, cerraduras ingleSantoyo, fina perfumería que sas, cucaracheras, mosqueras, se aplica con borla. Una pese- baterías cocina. F e r r e t e r í a ta caja en boticas, droguerías Orueta. Junto San Ildefonso. y perfumerías. Va por correo. Corredera, 34. Doctor Santoyo. Linares. MODELOS nuevos semanales (verdad) Precios al por qués Valdoiglosias) mayor y menor, sin competenVEXTA DE FISCAS cia. Gran Exposición. Entrada libre. -Hensatemas. -El mejor N PINTO SE VENDEN servicio. Jacometrezo, 4. dos buenos hoteles. Saiitiago, 4, Pinto, darán razón. 4.000 S OMBREROS SEÑORA realizamos mitad precio. Torres, 4, principal (hoy Mar- E vía il provincias. Fuencarral, aiadrid. EBfEROS PUNTO BSSINFECTAKTES OLVO DESINFECTANTE X. Antiséptico, antiparaBÍtieo y desodorante, indispensable para la limpieza del sue- P tación. Pomo, una peseta. G- ayoso. Arenal, 2 y farmacias. Por mayor: Pérez Martín Velasco. ITES D OS C O N Fsin dolor STJN plaza de GÉNEROS 1. de calle y PAEA Pontejos, DS PTTNpreducen una deposición to los almacenes natural diaria ni irriEugenio González Sudón. Especialidad en camisetas, inedias y calcetines calados. Precios sin competencia. fáTti n w s y JM MASCA QUE LLEVAN pa, las tarjetas postales ediII AGBES PUSOS DE 6 t aIQ. o tadas por la Casa Thovino. Pídase en ultramamas, Sevilla, 3. Primera Triunfo Únicos casa en tarjetas postales ilus- rinos marcacon medallas ro premiados s tradas do gente conocida en grandes premios. artistas, bellezas, celebridades, toreros y otrosasuntosespacióles. Catálogo únicamente á los revendedores de este ai APATERO D 3 MODA, tículo. ThomaSj Sevilla, B, MaEmilio Benítez. Atocha, 3, drid. frente Santa Cruz. V Z Higiénico Nutritivo Bledicasmenío Billetes kilométricos Grupos fotográficos desde 5 pís. Glorieta Bilbao, 5, fotografía. Deséanse todos pueblos Andalucía (incluso Málaga) para trabajar segaros varias clases, sellos caucho y metal, imprenta, litografía, etc. A. Almadén. Lista Correos. Málaga. TIENDO precioso tronco jacas S jóvenes 1.600 pts. Limón, 6 D I N E R O al C O M E R C I O é industria; facilidad para el reintegro. A propietarios, con letras aceptadas, se les facilitan cpiiMdfides CaPos 8 6 á. 8 y e l yesstlaje B a r r e r o Contención fija é invariable C a b a l l e r o ú G r a c i a S. J. piral. Reintegra el organismo lo que pierde por el natural desgaste, los abusos ó excesos. Alarga la vida y es la savia de los ancianos, que deben t o mar una copita diaria. Velado y Compalía, Cura la neurastenia, anemia, clorosis, debilidad senil ó adquirida, y en todas las enfermedades por defecto de nutrición. Es un poderoso auxiliar en la tuberculosis y en a convalecencia de la grippe. prin Para ponerlas en las condiciones higiénicas impuestas por el Ayuntamiento de Madrid. El reemhoiso se efectúa en unas 230 mensualidades, ó tndo lo antes que se desee, aceptándose en parte pago de ¡a deuda cantidades adicionales desdo una peseta al mes en adelante. tf Hogar Español Sociedad Cooperafrya de Crédito DINERO SOBRE FINGÍS SIAI -ALCALÁ, S 1 Coloca capitales en inmejorables condiciones, manejados por el mismo interesado, buenas garantías y absoluta reserva; 5.000 pesetas producen 5 diarias, cobradas por meses adelantados. Compra- venta de casas y solares. S É S Í E S á propietarios por letra y en hipoteca, al 5 anual. Sr. Montes, calle Mesonero Romanos, 30, 1. de 12 á 2 y do 6 á 9, mañana y tde egooios 182 BIBLIOTECA DE A B C CORAZONES HERIDOS i83 como la indiferencia sentida por la joven en presencia ac o. Olvidándolo todo y guiada únicamente por su amor inmenso, no se preocupaba más que del dolor que experimentaría el que amaba y del deseo que sentía por ir á consolarle, estando como estaría seguramente á pocos pasos de ella y sumido en la mayor aflicción. Hubiera encontrado cierta satisfacción, aunque amarga, en ir á su lado para decirle: -Te amo ¡o bastante para compartir contigo tu pesar, sea cual fuere e! motivo. Ábreme tu corazón; cuéntame todas tus penas y yo te consolaré, porque no tengo más que un soio deseo: el de inmolarme y sacrificarme para hacerte dichoso. Pero no, seguramente para contestar á semejante lenguaje no hubiese tenido más que una palabra de desden. Desalentada ante la inutilidad de su amor y de su desprendimiento, dejó caer de sus labios estas palabras, en las que se resumía toda su falta de experiencia: ¿Y para qué? La puerta del salón no estaba más que entornada. Ricardo había podido oir confusamente ¡as palabras de juana y hab. a vi- to las lágrimas que se deslizaban por sus mejillas. Esto! e bastó para hacer recaer sobre ella toda! a irritación que sentía contra Susana. Sin dirigir siquiera la palabra á la joven, fue á sentarse al Otro extremo del salón, experimentando un sufrimiento casi intolerable a! acordarse de la existencia que arrastraba y sintiéndose impotente para soportarla por más tiempo. Desde hacía algunas semanas, y sin que Ricardo se diese cuenta exacra de ello, se había operado un cambio enorme en sus sentimientos y en su manera de ser con respecto á Juana. Sus antiguas quejas se habían atenuado y la piedad que antes le inspiraba ¡a joven, parecía revestir un carácter completamente distinto. Se había vuelto nervioso, irritable, á veces su palabra era lacónica, su tono brusco, y las mi! insignificancias de la vida diaria no le eran ya tan indiferentes como en los primeros días. No quería á juana porque creía que no le comprendía y que no ¡e perdonaría nunca. La poca armonía que reinaba entre dios, ie era cada vez más penosa. Le parecía que si ella quisiese serían mucho menos desgraciados. Herido por la indiferencia de Susana, por la tristeza y las lágrimas de Juana, todo en aquel momento se traducía en él en odio contra su esposa. El silencio se prolongaba y Juana sufría aún más, no pudíendo contener el peso de su dolor. Por fin exclamó, tratando de iniciar alguna conversación: -Rene Verneuil ha venido á verte. Saliendo de pronto de sus reflexiones, Ricardo levantó la cabeza y se limitó á responder: -Ya lo sé, le he encontrado en la calle. A! ver Juana que Ricardo estaba detrás de ella, se levantó y se apoyó en la chimenea, como si la costase trabajo sostenerse ...se apoyó en la chimenea, come si la costase trabajo sostenerse. D Í R l n r m m í IIM ini ti m iinEimrn mrorimi s