Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
á los lectores de nuestro folletín En todos los numeras pnfoíií aremos vales con numeración correlativa, Aquellos de nuestros lectores que presenten en i iests as oficinas la colección completa de vales correspondientes á los números de A IB hasta terminarla publica- ciós le la novela Corazones heridos recibirán gratis urnas elegantes tapas impresas en relieve sara encuadernar dicita novela. ORNAMENTOS DE IGLESIA MARTÍNEZ, SUCESOSt DE BRAVO ¡Mayor, 49, entresuelo. Madrid. LA GASA MÁS ANTIGUA EN MADRID LA TRINIDAD Esta casa es la que cuenta con más surtido en géneros, tejidos de oro, plata ó seda para la confección, así como galones, flecos, borlas y demás artículos para adornos de los mismos. La larga práctica, su esmerado trabajo en las confecciones, unido á precios ventajosos sobre las demás casas, es motivo á que su clientela la prefiera entre otras, en la segundad de quedar complacida. fie r e m i t e n m u e s t r a s y p r e s u p u e s t o s O 1) I I 11 n 1 1 ü una casa de transporte con 40 años de existencia, en la calle de Alcalá, próxima á Puerta del Sol, por no poderla atender. En la actualidad tie ne negocio fijo, que le deja un beneficio de 4.500 ptas. Para tratar: Plaza de Matute, 8, 3. dcha. de 8 á 10 de la mañana, y de 2 á 6 tarde. Ora. viuda de general, de 46 años, desea acompañar sra. óstas. ama gob. oLeón, 25, pl. Chocolates del Sagrado Corazón PKUÍ 5I SEN 8 E Es su mejor recomendación. SÁLONESDEYENTAS La casa más b ¡rata Madrid Comedores, alcobas, gabinetes, pianos, csmas doradas y de hierro é infinidad de artículos, precios sin comoetencia. 12, RORIANONES, 12 ¿QUERÉIS SER MILLONARIOS! Comprad décimos de lotería en la Admon. n. o 43. Comprobado por el gran número de premios mayores que lleva pagados su Admor. D Fermín Ruiz. Calle de Alcalá, 101. Envío á provincias. ar, Piylprobarmodista, ens. cortar en 1 mes. Atocha, 29 TAPAS para encuadernar la novela CORAZONES HERIDOS, publicada por ABO. de la G r a n q d e c a l z a d o en los almacenes de la calle Mayor, 3 3 Precios fijos. Grandes rebajas. VALE NÚM. 49 PIX. AS 1905. D u r a c i ó n i l i m i t a d a C a r g a b t a s e n r a t a G a r a n t i z a d a s HOE- TA 1 JB A, 7 3 Mobiliario oficina, mesas, conffíE table, para planchar, y otros oficios, maderas, báscula, balanzas precisión, material Medicinal de Sánchez Ocaña eléctrico y otros objetos. El producto de tocador por ta T e r e s a 8, b a j o excelencia. Es altamente higiénica y de aroma gratísimo; fortifica la vista cual ninguna se vende casa bien amueblada y es muy saludable para la piel. ó se alquila pral. con 14 balco- Es, sin duda alguna, la mejor nes, y 2.o de 7 y espaciosas y más á propósito para el lacocheras. R. Leganitos, 35, y vabo. Precio de los frascos en La Granja, en la misma finca, Madrid: 1,1,75,3 y 6 pts. Litro, Carral, 11, Sr. Llenderrozas. 6 pts. ATOCHA, 35, farmacia. SE VENDEN AGUA PRUÉBENSE LOS CHOCOLATES DE LOS ÚNICO DEPÓSITO EN MADRID 174 J 1 BL 1O TECA DE A B C CORAZONES HERIDOS 175 -En mi amistad hacia ti me he regocijado. Así vendrá á vivir á París con mucha frecuencia, la verás al lado de tu mujer y no la podrás echar de menos. -Hablemos de otra cosa si gustas- -exclamó Ricardo nervioso. ¿Quieres venir á comer con nosotros? -Hoy me es imposible. -Te advierto que me harás un verdadero servicio; ya sabes que las comidas á solas son en mi casa un verdadero aburrí miento. -Siento no poder aceptar; pero estoy ya comprometido. -Siento no poder aceptar... Pretextando una cita, Rene se despidió de Ricardo. El joven abogado le miró alejarse, y contrariado por aqueíla brusca despedida, se preguntó si habría ofendido á su amigo en alguna cosa. Le extrañaba mucho que Rene, tan cariñoso y tan amable de costumbre, hubiese tratado de ahondar de aquella manera tan cruel la herida que laceraba su corazón. Volviendo sobre sus pasos, Ricardo se dirigió lentamente á la calle de Lille. ¿Para qué apresurarse? Nadie! e aguardaría con impaciencia; ninguna caricia, ninguna conversación íntima le esperarún- á su regreso. Nacido para los dulces goces de la vida familiar, de naturaleza alegre, expansiva y cariñosa, Ricardo encontraba intolerable la existencia desde hacía algún tiempo, especialmente después de su matrimonio. Luego su pegamiento se dirigió hacia Susana, y le pareció que su amor se había atenuado. N o podía creer esto, y se reprochó á sí mismo por pensar cada vez menos en su antigua prometida, buscando excusas para justificar su conducta, y acabó por persuadirse de que la amaba siempre con la misma pasión. Le fue, sin embargo, necesario hacer un gran esfuerzo para encontrar las mismas emociones de otras veces. La idea de que otra persona iba á gozar de ¡a dicha que él había soñado tanto tiempo, le produjo más irritación que sufrimiento real. o tardaron en acudir en tropel á su imaginación los recuerdos de su infancia; veía á Susana desde la época en que, siendo niña, jugaba con sus muñecas sobre sus rodillas, hasta e! momento en que había colocado en su dedo e! anillo de esponsales, y no pudo por menos de enternecerse. ¿Qu ¡én sabría amarla, comprenderla y apreciarla como él lo hubiera hecho? jCuánto habría padecido y cómo debía haber sufrido al saber que él la abandonaba de aquel modo tan injustificado! Puesto á levantar castillos con su imaginación, calculó toda la ternura de que la hubiera rodeado. ¡Qué diferencia si en vez de juana fuese ahora Susana la que le esperase á su regreso! ¡Con qué anhelo volvería á su casa para verla cuanto antes, para abrazarla, sin dejar de gozar un solo instante de su presencia! Con el fin de tenerla mayor tiempo á su lado, hubiera reservado en uno de los rincones de su despacho el espacio suficiente