Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 17 OH i t l i l O DE 1905. PAG. 7 -La tutela va resultando un poco ofensiva... Y así sucesivamente. Total: que me devolvieron el aníi ipo, ¡eso sí! que despidieron á mis empleados, que implantaron reformas ellos solitos, y que se me declararon independientes, á la chita callando, pero eon la gracia del mundo. Pero jay! madrugaron más de lo debido para romper la tiranía odiosa. Los empresarios, que olieron el desbarajuste, se negaron á pagar el tres por ciento; los socios, en cuanto se habló de cuota, dijeron que hasta allí llegaban, y la Sociedad siguió marchando unos cuantos meses, por la velocidad adquirida, hasta que los pocos que en ella quedaban acordaron disolverla y repartirse lo que hubiera buenamente, porque más valían ocho duros en mano que dignificación de la clase volando. J 1 hacer almoneda, hubo dos proposiciones para la compra de muebles y enseres: una de 5oo pesetas y otra de 5io. Entonces me presenté á la comisión liquidadora y dije: ¡Vaya! Cubro la oferta más alta, y me quedo en la casa, si á ustedes les parece. Conferenciaron aparte y brevemente los señores de la comisión, y al fin, adelantándose uno de ellos, me contestó con la sonrisa en los labios: -JVTre usted, D Sinesio, por ser para usted... se lo dejamos todo en mil pesetas. GiNF. sio DELGADO SAN SEBASTIÁN. EL CRUCERO ALMIRANTE HOLANDÉS (P 1 ET- HE 1 N 1 QUÉ EN UNIÓN DEL EVERTZSN LLEGO Á AQUELLAS AGUAS EL l- fit. Krccleric 14. DEL CORRIENTE CRÓNICA A SAMBLEA RE- En nuestro númaro- PUBLJCANA anterior se ha reseñado la sesión celebrada el sábado por la Asamblea republicana, y nuestros lectores conocen su resultado: confirmación de la jefatura del Sr. Salrierón, á quien por aclamación se otorgó un amplio voto de confianza, y ratificación del pacto d ¡as fracciones republicanas pa a sostener la unión del partido. El aplauso con que fueron acogidas las declaraciones del Sr. S mírón y las aclamaciones entusiásticas de que fue objeto, marcan un gran contraste con la atmósfera de desconfianza y hostilidad que se decía existir c n la familia republicana, y vient á des i t zar los rumores pesimistas que con insiste 1 ci r. ven íE n circulando. 1 v H SEVILLA. TRASLADO DE LOS RBSTOS. DEl, CARDENAL ARZOBISPO ER. SAKZ Y PORÉS. U- N RESPONSO Y DESPBDJDA DEL CABILDO CATEDRAL Fot. Barrera