Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES 14 DEJULIO DE ioo5. PAG. Esto decía Escobar, notable médico y uno de los primeros que podemos llamar decididos campeones de la higiene pública, pues á él se debe la introducción del baño en los Hospitales y albergues de aquel tiempo, costumbre que aterraba á los madrileños, hasta el punto de motejarla con la siguiente copla, muy popular entonces: El Duque con pompas vanas se lleva nuestros ducados, y los dotores menguados nos han convertido en ranas. M. SALETA LAC al extenderos sobre la hierba y respirar el vaho de la tizrra? No recuerdo quién ha contado entre los perfumes más deleitables el que se desprende de la tierra de labor cuando caen sobre ella las primeras gotas de lluvia. Ese perfume se aspira todas las noches al empezar á caer el rocío sobre las plantas, mientras se escucha el concierto extraño que en el silencio solemne de la noche forman el aletear de los insectos y el estallido de los botones rotos por la corola de la flor, que se abre acecha y la devora, pero no aprisiona nunca á un ser débil para divertirse con su sufrimiento. ¿Y vosotros qué hacéis? ¿Verdad que uno de los placeres campestres es el de coger nidos y enjaular pajaritos? Sin duda lo hacéis con inconsciencia de los sufrimientos que ocasionáis; tal vez os ha penetrado ya el orgullo humano para creer que vosotros sois los únicos seres capaces de sentir y de sufrir. Así quiero creerlo, porque la crueldad, triste en el hombre, es más triste aún en LONDRES. LAS REGATAS DE po 5 EN HENLEY Fot. clliustralioiis ¿irreau t erante de vida, ansiosa de sol y de los niños; porque vosotros, menos contaminados con los prejuicios, aunque preaire. J OS PAJARILLOS Muchas veces he Es la ley, la eterna ley de la Natura- dispuestos ya por la herencia, sois la eshablado de la pena que me causa no leza, queridos niños; la libertad encarna peranza más hermosa de progreso de la poder lograr que todos los pequeñuelos en ella misma; la flor, el pájaro, todo lo humanidad. Y el progreso, amados míos, que habéis pasado el invierno en antihi- que vive, siente el ansia de lo infinito; no es sólo adelantos materiales y ciencia giénicas escuelas y en habitaciones mal- rompe la flor su cáliz, el pájaro aletea utilitaria; es también bondad y justicia. sanas, fueseis á respirar en esta época del fuera del nido, el niño se escapa de los Sufre la flor que troncháis, sufre el paaño el aire cargado de oxígeno de los brazos de la nodriza para correr por el jarillo privado de libertad, sufre el semecampos y las playas. Ya que esto lo po- jardín, y el hombre suspira con anhelos jante vuestro condenado á respirar el aire déis lograr muy pocos, vamos á tratar de de la libertad que él mismo ha ido poco impuro de la ciudad mal construida. Voslos placeres campestres, que tanto bien os á poco enajenando. otros, en cuyo cerebro acumuló la Naharían á todos. N o os asustéis, queridos niños, pero turaleza las substancias más perfectas; Costumbres, flores, pájaros, hierbas, el hombre es el animal más cruel de la vosotros, que razonáis, procurad ir desfrutas y cielo, todo lo que veis, atrae creación. Vosotros mismos lo vais á ob- truyendo los males de esa desigualdad fuertemente vuestra atención; el instinto servar en vuestros recreos campestres. natural que os concedió sus frutos más de la Naturaleza, la regresión á la vida Sin conciencia de sus actos, por el bellos, y los males de esa desigualdad libre de los campos, propia de las prime- instinto de la conservación, un animal social, que también forja jaulas y troncha ras fases de la humanidad, vive aún en mata á los oíros animales para alimentar- flores humanas. nosotros. Verdad que os sentís felices se. La fiera se arroja sobre su víctima, la- CARMEN DE BURGOS SEGUÍ P A R A L- OS N I Ñ O S exu