Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ANUNCIOS DOK PALABRAS, CLAST ficados en secciones. Do una á diez palabras, 1 peseta. Por cada palabra mÁR, 10 céntimos. Las abreviat uras y cada cinco cifras se cuentan COIPO tina palabra. Al importe de cada inserción derberá añadirse diez céntimos de peseta por el impuesto del Timbre. Los originales se remitirán ¿la Administración de A B C acompañados de su importe en metálico, sellos de correos, libranzas de la Prensa ú otro giro análogo, el día antes de la fecha en que deban ser publicados. CAMAS ARA COMPRAR CAMAS de madera, doradas ó de h i e r r o Hijos Grases. Atocha, 16. tación. PooiOj ana peseta. Gayoso. Arenal, 2 y farmacias. Por mayor: Pérez Martin Velasco. EXTOFILO I N F A N T I L SANTOYO. Efectos admirables, sin ningún peligro, en niños martirizados por dentición. Descansan y dejan descansar inmediatamente. Dos pesetas frasco ea farmacias. Va p or correo. Prospectos gratis. Doctor Santoyo. Linares. ITES PAEISH. -A dLAS NUEVE D OS C O N Fsin dolor STTN Today la compañíae linternacio- cuarto a noche prodncen una deposición natural diaria ni irri- GRAMÓFONOS M LS G RAMÓFONO C O 60 Ppese- to, cuatro discos, tas; agujas, 5 pesetas millar. nal que dinge Willíam Parish. Segunda serie de espectáculo. Sillas de pista, á, 1,50. -Entrada de paseo, 0,50. T A R J E T A S POSTALES DE gasto para felicitar a las Cármenes. Casa Thoinas. Sevilla, 3. D Fonógrafos; cilindros impre siouados fuertísimos, 25 pesetas docena. Carrera San Jerónimo, 10. MÚSICA PURLICACIOSES LO ES EL L IBRO NUEVO. P. Jofeé Farpón titulado ¿Progresa realmente Efipa a? por el y T. Dominico. De venta; en la librería Paz, 6, Madrid. FERRETERÍAS I T A R A MÉTODO LuIQUIDAMOS TRANSPA- por UflamencoRCircularesy cifra) rentes por fin temporada. G (música H l e s plumeros, gamuzas, ü Marín. deta- SOMBREROS ÑOR SOMBREROS S ETorres, A Modelos novedad, mitad preciofintemporada. 4, principal (Marqués Valdeigíe- ESPECTÁCULOS RZ LA. Z AOcho U Emedia: -A L A S y Despedida de los hermanos Palacios. Los irrigadores, cerraduras inglesas, cucaracheras, mosqueras, baterías cocina. F e r r e t e r í a Orueta. Junto San Ildefonso. Corredera, 34. lle. Administración, Morat i n 7, ó Sociedad Autores, Arenal, 30. P dichos. -A las nueve y cuarto: Bohemios. (Hermanos Palacios) -A las diez y media: Miss Helyet. (Hermanos Palacios) -las once y tres cuarA tos: Consueliyo. A LAS OCHO Y A POLO. -Elalma del pueblo. medía: A las nueve y media: El género Ínfimo. -La contrata (cake- walk) -A las diez y media: El perro chico. -A las once y tres cuartos: El a l m a d e l pueblo. FONDAS AY SATURRAPLrán. A DTE Barrenengua. Ponda Hospedaje, 5 pesetas. Alquí- HIPOTECAS sias) UIILLÓN PESETAS! CO VI looaría buenas hipotecas VEKTA E FIKCAS al 7. J. Andrés. Nules. ÓPTICOS DE A NTEOJO globosCAMPO, 20 pesetas; aerostáticos, 7 pesetas docena. Expediciones porte pagado. Pedidos: Director Oncinas Publicidad Tallers, 2, Barcelona. N PINTO SE ALENDEN dos buenos hoteles. Santiago, 4, Pinto, darán razón. E C O L O R E S ÜHN. ARTÍCULOS PARA pintura, dibujo, escrito rio, colores, lienzos, etc. envía á provincias. Fuencarral, 8, Madrid. lanse pabellones. Detalles: Domingo Amuchastegui, Motrico (Guipúzcoa) VIKAGKBS K GÉSTEMEOS B E PÜJ 8 TO POSTALES AEA GÉNEROS DE PUNto los almacenes de calle y plaza de Pontejos, 1. Eugenio González Sudón. Especialidad en camisetas, medias y calcetines calados. Precios sin competencia. premiados con medallas oro, grandes promios. V INAGRES PUROS DE vino. Pídase en ultramarinos marca Triunfo Únicos ESPECÍFICOS NA DOSIS DE ESTÓMAÓMICO. -A LAS DIEZ: G Artificial, tomada anO Academia modelo. -A las tes de comer, prodnce una per- once: El túnel. -A las once y fecta digestión. Caja, 7,50 y 4 tres cuartos: La reina del coupesetas farmacias y Arenal, 2. plet. U C P ZAPATERÍAS TMr y vy J nuevos semanales (verdad) Precios al por mayor y menor, sin competenA P A T E R O D E MODA, cia. Gran Exposición. Entrada Emilio Benitez. Atocha, 3 S libre. -Mensajerías. -El mejor frente Santa Cruss. servicio. Jacometrezo, 4. A OOO MODELOS Z O4 BIBLIOTECA DE A B C CORAZONES HERIDOS 155 Durante la víspera no había podido disimular en algunas oca- i siones su disgusto, y al observar el aspecto algo contrariado de su hermano, temía haberle molestado. Por esta razón, entre otras, estaba decidida á mostrarse en todo momento amable y cariñosa. Con una actividad verdaderamente febril, Juana arreglaba su equipaje. Iba retirando todos los vestidos comprados y escogidos por Mad. de la Rochemordau; los cogía uno á uno, los miraba con una sonrisa dolorosa, y comparándolos con los que llevaba los cogía uno á uno, los miraba con una sonrisa doiorosa... María, sentía que una ola de vergüenza enrojecía su semblante, y con un movimiento de cólera colocaba en un armario iodos aquellos objetos que ahora le parecían ridículos. Allí los encontrarían cuando se hubiese marchado. Desde ahora en adelante quería estar también iniciada en todas aquellas elegancias, de las que hasta entonces no había tenido la infeliz la menor idea. Claro es que no contaba con agradar á Ricardo, pero al menos no tendría que reprocharla nada, ni por sus maneras ni por su aspecto. Piocuraría no ser tímida ni torpe, y dejaría en Vernay todas sus ignorancias de campesina. Cuando terminó y echó la llave, dirigió una triste mirada a su alrededor. ¡Cuántos recuerdos se dejaba allí abandonados, cuántos objetos queridos que de buena gana hubiera llevado consigo á stt nueva morada! Sin embargo, una duda horrible asaltaba su espíritu. ¿No se vería obligada á volver en plazo no ¡ejano al lado de su madrastra, al lado de aquella mujer que tanto ia había hecho sufrir en este mundo? Y á pesar de todo, ¡con qué sensación de alegría se había prometido la víspera deciiN un adiós definitivo i su triste p sado, á aquella especie de sepulcro en que, no solamente su vida y su corazón, sino su alma entera había estado durante tanto tiempo sumida! ¿Qué le reservaría ahora el porvenh- Lo ignoraba, y no se atrevía siquiera á calcularlo. Partía con Ricardo resuelta á hacer todo género de sacrificios; ¿pero tendría valor para aceptar las amarguras y las humillaciones que le estaban quizá reservadas? Algunas horas más tarde Ricardo y Juana salieron de Vernay. Cuando, después de la aparatosa y ruidosa despedida de Jvtad. de la Rochemordau, de cuyos fuertes y exagerados abrazos y apretones de manos el mismo Ricardo no pudo librarse, los recién casados se encontraron solos en e! coche que los conducía, arabos experimentaron una sensación de calma relativa. Entonces fue cuando Ricardo se dio cuenta de lo que Juana mnrirrimnmiTmiiiti