Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 EAÑO TRES. NUMERO 180. CRÓNICA U N I V E R SAL ILUSTRADA. formada oficialmente de la actitud de las Potencias acerca de Marruecos, y especialmente de los propósitos de Inglaterra Sigue el pleito sin resolver. Este liti- y Francia, á quien juntamente con Espagio es el que sostienen el ministro de ña, cree ésta más interesadas en la cuesAgricultura, pidiendo 12 millones d e tión marroquí. Es muy probable que el corresponsal pesetas para conjurar en lo posible la crisis agraria, y el de Hacienda, resis- de The Tímis refleje fielmente los propótiéndose á conceder cantidad tan crecida sitos del Gobierno español. Dado que se entiendan las Potencias, por entender que no basta pedir invocando una buena razón; es preciso justi- sin discrepancia alguna, cuando sea tra. ficar fe necesidad y garantir el buen em- tado en la conferencia o que en Marruecos debe hacerse, alguien debe ser el enpleo del dinero pedido. Ambos litigantes están en terreno fir- cargado de dar carácter de efectividad á me: el uno pidiendo recursos para con- lo que se convenga, de hacérselo aceptar jurar la crisis de hambre, el otro defen- a! pueblo marroquí, si éste, como es diendo el Tesoro público y demandando más que probable, no se aviene á admigarantías que exigen las leyes en bien tir ó to erar lo que en Ja conferencia se del propio Tesoro. El uno cuenta con el acuerde. De lo que sin apoyo de soldados y apoyo de los pueblos hambrientos, el otro con el de la opinión serena que re- cañones puede esperarse de la conferencuerda recelosa las veces que se ha pedi- cia, Je dicen desde Tánger al Daily Chrodo y se ha dado dinero para remediar nicle, que las personas que conocen M a males nacionales sin que el beneficio haya rruecos, porque allí han vivido mucho tiempo, aseguran que los subditos más llegado adonde tenía que llegar. El generoso impulso de Romanones, razonables del Sultán aceptarían de buen arranca aplausos. La saludable severidad grado la construcción de caminos y puerde Urzáiz, encuentra simpatías. Puede tos, el establecimiento de una policía en existir la necesidad apremiante de infrin- las poblaciones del litoral y la reorganigir una ley que regula la concesión de zación del Ejército; pero no admitirán créditos; pero debe existir también la no nada más. menos apremiante obligación de calcular Jo que se da y meditar su empleo. La opinión está perpleja. Romanones 3 a inspira confianza; Urzáiz, también; la iniciativa de aquél es de las que sedtcen; I a Real familia está desde ayer en San la actitud de Urzáiz, de las que convenSebastián y ocupa su residencia d e M i cen. La acometividad del primero es sín- ramar. El Palacio de Miramar, como se toma consolador de próximas y bien- dice generalmente. La Real casa de camhechoras realidades; la seriedad del se- po de Miramar, como quiere la Rema gundo es, igualmente, indicio de seguros que se diga, dando á aquella posesión el y beneficiosos encauz mientos de la Ad- significado de la realidad. ministración nacional. Hace unos cuantos años Miramar no Si en el buen juicio y en el patriotismo era más que un montículo, por cuyo lomo de ambos ministros se puede confiar, es- se extendía la carretera general de San peremos; que uno y otro sabrán ceder en Sebastián á Madrid y en cuya vertiente bien del país. hacia el mar se levantaban, sobre bravias acanti adas, batidas constantemente por A ACTITUD DE ESPAÑA Y las olas, unas casitas que desaparecieron de la noche á la mañana, t i Cantábrico, LA CONFERENCIA en una de sus terribles y frecuentes basSe impone la razón á los poderosos y cas, se las había tragado. debe de existir una conciencia colectiva, El cerro donde se levanta Miramar escomo existe una conciencia individual. taba, sin duda, predest nado á Reyes. Tan evidente aparece en todas partes Antes de que S. M la Reina pensase en la virtualidad de nuestros derechos histó- aquel sitio para edificar su residencia de ricos sobre Marruecos que, aun sin que verano, allá por el año 98, otro rey, so nosotros signifiquemos fuerza ó poder berano del arte, Julián Gayarre, que en suficiente para imponer nuestra voluntad el apogeo de su gloria pensaba en algo ó nuestro interés con eficacia, no se des- más práctico que los aplauso- -pira aseguconoce que sin la intervención de Espa- rarse un porvenir tranquilo y positivo, ña no puede pactarse nada sobre M a- anduvo en tratos con la propiedad de rruecos. aquellos terrenos, proyectando construir La actitud de España se titula un tele- y explotar en ellos una fábrica de programa publicado por The Times y repro- dnctos químicos. La muette traidora arreducido por los periódicos franceses. En bató la vida del gran artista y anuló sus ese telegrama se dice que España no propósitos. adoptará resolución alguna hasta ser inPoco tiempo después se desviaba la ¿MADRID, 9 DE JULIO DE i 9 o 5 NUMERO SUEL- TO, 5 CENTS. carretera, bajándola hasta casi el nivel del mar y haciéndola salvar los acantilados por medio de un túnel, sobre el cual se extiende hoy el parque de la casa de los Reyes. Por ese parque espléndido que ofrece á la vista el soberbio panorama de un mar sin límites, á su izquierda; de una ciudad monumental, de frente, y de aterciopelados montes en anfiteatro, á la derecha, han desfilado soberanos extranjeros, embajadores extraordinarios, políticos grandes y chicos y gentes de la más humilde condición. En 1900 visitaron á l o s Reyes los obreros que fueron á la Exposición de París por cuenta del Estado. Entonces debutó D Alfonso XI 11 como fotógrafo amateur, haciendo su primera fotografía de aquel grupo de trabajadores. Dan guardia en Miramar soldados de boina roja, milicianos de la provincia, los famosos miqueletes, áxuya hoja de servicios, preñada de brillantísimas hazañas épicas, de heroísmos asombrosos y d sacrificios admirables, no se ha hecho todavía la debida justicia en la historia de España. ÁNGEL MARÍA CASTELL Las fiestas de Pamplona POR TELÉFONO PAMPLONA, 8 4 T NOTA DEL DÍA MIRAMAR L Ipil concierto. En este momento acaba el concierto celebrado en el teatro. Ha habido un lleno completo; la sala estaba brillante. La primera parte ha estado bien. Constituíanla la overtura Leonora, de Béthoven, y d Salmo Judica Domine, de Mocoroa. La arpista guipuzcoana Pilar Michelena, vestida con precioso traje antiguo, ha interpretado la Fantasía para arpa, de Saint- Saéns, de modo admirable, por lo cual ha sido ovacionada. En la segunda parte, por la que había mucha expectación, figuraba la T (apsodia asturiana, de Ricardo Villa. Es una obra admirable, colosal, llena de dificultades, que sólo Sarasate es capaz de salvar con su arte depurado. El público en masa ha hecho una ovación indescriptible al maestro Villa y á Sarasate. Se considera esta composición superior á cuanto ha hecho. Sarasate ha obtenido, además, un éxito inmenso tocando el Andante y el Allegro, de Bach, y la jota San Fermín, que ha sido muy aplaudida. En la última parte En el mar, cuarta escena de Frihof, de Max Bruch, han obtenido un triunfo: Villa como director de orquesta, el orfeón Sociedad Sania Cecil. a y los profesores de la orquesta. Se puede afirmar que este concierto ha sido uno de, los mejores que ha habido hace mucho tiempo. PAMPLONA, 8 7 TÍ. I a Segunda Corrida. Los miuras lidiados hoy no han respondido á las esperanzas que en ellos tenían puestas los aficionados. Cumplieron, sin excederse, en el primer tercio, v pasaron difíciles á los restantes.