Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 8 DE JULIO DE i 9 o5. PAG. 4 -No se fíe usted; á lo mejor esta pen- hay, ni habrá torero que se le iguale; licados matices, ó constituyendo esos sando cualquiera de aqué. los: ¡D os mío, cuando lo hace bien no tiene rival; cuan- costosos trajes blancos, cuya vida es tan efímera como Ja de las rosas. si descarrilara la señora gruesa y con pe- do lo hace mal... tampoco cas que tengo al lado! Aunque usted vea Y llegarán luego las avalanchas de franAlgo parecido puede decirse del mien la fotografía que todos se miran cari- litar ruso: cuando está disciplinado no ceses, y se sucederán los días en que ñosamente, el objetivo engaña. hay abnegación como la suya; cuando se constituye una dificultad encontrar mesa -Puede ser, pero la contemplación subleva, tampoco. Dígalo el ejemplo del puesta en los reüauranh, y habrá exhibidel amoroso grupo despierta plácidas Potenkine para probar lo segundo. Para ción de embajadores y de personajes que emociones, lina familia que reúne los ca- probar lo primero ahí va el siguiente caso subirán á Miramar. riños para diez ó doce mil kilómetros... ocurrido en Kherson (Crimea) hace pocos Mellado, el ministro de jornada, que Eso hace concebir grandes esperanzas en días: Los soldados de un batallón discipli- tantos años de su vida ha capitaneado la firmeza del afecto familiar. Nada, ami- nario hacían ejercícios en un campo de periodistas y dictado órdenes para la go mío, las compañías ferroviarias, al im- maniobras. De pronto un grupo de diez mejor información, será este verano la plantar el kilométrico, han sacudido la calan sus bayonetas, se vuelven contra el fuente de ella. clásica pereza española, han contribuido cap tán Mirgovodoki y le hieren. El Rey va á pasar á orillas del mar su de modo poderoso á la cultura pública, El jefe del batallón, coronel Davidoff, último verano de soltero, y quizá también porque nada enseña tanto como los viajes, que ve de lejos la escena, acude sable en su último de soltera su augusta hermana, y han estrechado los vínculos que entre mano en defensa del capitán. Los solda- la popular y simpática infanta María los individuos establecen la sangre ó la dos le hacen frente y recibe cinco bayo- Teresa. alianza... Para sanear á las familias, ya netazos, algunos de ellos en el vientre y Un nuevo Parlamento va á nacer miense sabe, ó el kilométrico ó la presidencia en los pulmones. tras en San Sebastián resida la Corte. La dal Consejo de ministros. Los agresores tratan de huir; pero to- jornada será interesantísima. Preparémonos, pues, á recibir las no- -Y á ustedes ¿cuántos kilómetros les dos ellos, menos uno, son capturados por sobrarán de los viajes que tienen en pro- los soldados leales, que obedecen la or- ticias que vengan de San Sebastián en. den de su coronel. Julio y en Agosto. yecto? UN MADRILEÑO Gravísimámente herido el desgraciado- -No lo sé todavía, pero todos los jefe de las fuerzas, hace que desarmen á que nos sobren los echaremos al sol. Las fiestas de Pamplona los indisciplinados, manda formar y po- ¿Cómo al sol? -Sí, señor, al sol. Cuantos kilóme- niéndose á la cabeza, sin poder apenas POR TELEFONO tros sobren este verano irán á parar al tenerse, da orden de marchar al cuartel. P MPLOXA, 7. 7 T. Llega con su batallón, se encierra en a corrida de ioros. mismo sitio. Quiero decir, que los aprosu despacho, redacta el parte de lo ocu- Con una buena entrada se ha verificado vecharemos en ver el eclipse. rrido para el Zar, y apenas firma cae la primera corrida de las de feria. ¡Ah, ya! Los toros de Carriquiri, han resultado bra- -Media España empleará las escurri- desplomado y muere. vos, d a n d o ocasión á q u e se lucieran los duras de los kilométricos en observar el AEMECÉ maestros. fenómeno, encaminándose á las ciudades Entre los seis bichos tomaron 35 varas y SAN SEBASTIAN que han tenido la suerte de que les coA yer marchó la Corte á su residencia mataron ocho jamelgos. rresponda un eclipse total. Vea usted Bombita. Venía con ganas de pelea, y el otra de las ventajas indubitables de los de verano; desde hoy está instalada chiquillo tuvo una buena tarde. Mató á su prikilométricos; estrechan los lazos familia- la Real familia en el bello Palacio de mero de un pinchazo y una buena estocada, res y desarrollan la afición á los estudios Miramar, y desde ahora hasta que ven- después de una faena de muleta superior. Ovagan las brumas del otoño, ha de ocupar ción. astronómicos. Al tercero, le toreó cerca y valiente, para- -Caramba; no creí yo que servían lugar preferente en las columnas de los periódicos el nombre de la hermosa ca- una estocada atravesada, echándose fuera al para tanto. herir. Con el quinto, hizo una faena de muleta- -Como que si en mí consistiera, hacía pital de Guipúzcoa. Habrá pocas capitales españolas que sosa y aburrida, y con el acero estuvo mal. estampar en los carnets la siguiente máxiDio tres pinchazos y media atravesada, entranma: ¡Dadles kilómetros á los hombres... hayan progresado más que San Sebastian do á matar todas las veces con su correspony ellos irán lejos! ¿Usted no sale este en el pasado siglo. La antigua ciudad del diente cuarteo. Parador Real, ante cuyas puertas se deverano de Madrid? A este toro ¡e puso un par bueno de bandetenían las diligencias y las sillas de pos- rillas. Toreando, superior. -Ca, no, señor; si esto va á ser la gloMachaquito. Es todo corazón este mucharia. Sin oler á gasolina, sin tropezar con tas; la de los severos hogares guipuzcoalos kilometristas, sin mendigos, sin gol- nos, se ha convertido en una sonriente cho; no sabe torear, pero no hay más remedio fos, hasta sin eclipse casi. ¿Dónde se va ciudad cosmopolita, alegre y coquetona, que tocarle las palmas por a guapeza con que mete entre á veranear hogaño mejor que en Madrid? como la más renombrada ciudad de aguas se Al segundo los pitones. muleta muy ceñido le pasó de extranjeras. La Cibeles y yo. Al viejo Ezcurra, con su chaquetón de para un pinchazo. Siguió pasando y soltó me- ¿Y está usted seguro de que la Cidia estocada alta. Palmas. beles no haya sacado también un kilomé- paño y su boina encasquetada, ha sucediEn el cuarto la faena fue menos lucida, y al trico? Aun cuando la vea constantemente do el acicalado maitre d hólel, empaque- matar dejó pasar la cabeza al dar una estocada inmóvil, no se fíe usted. Los kilométri- tado en el frac y haciendo continuamente delantera. Palmas. Al sexto le toreó metido entre los mismos cos españoles sirven para estar parados cortesías. San Sebastián constituye en estos mo- pitones, derrochando el valor, y como si se el tiempo correspondiente á doce mil una monukilómetros en el mismo sitio. jSi esa es mentos el sueño dorado de infinidad de echara en un colchón dio salidaestocadaplaza en mental. Gran ovación, y de la otra de las ventajas indudables de los ki- españoles y, sobre todo, de españolas. Ir á San Sebastián e poi moriré se dice hombres de los capitalistas. Con el capote, mal. lométricos! Estrechan las familias, favoZurito, superior picando. recen los estudios astronómicos y se tarda en muchos hogares, repitiendo una céleI a segunda. bre frase. una enormidad de horas en gastarlos. Y de todas partes acudirán á la bella Despierta mucha expectación la corrida ¡Oh, qué sabia innovación! jTodo el munde mañana, por lidiarse Miuras, que despado dispuesto á devorar kilómetros... me- Easo mujeres elegantes, muchachas bo- charán Bombita, Machaquito y Lagartijo. nitas, niñas casaderas, papas respetables nos el tren! ar -a- n T, Uno de los toros está herido. y mamas que flotarán sofocadas entre JOSÉ DE ROURE as fiestas. aquellas olas de lujo. TRAVÉS DE LA FRONTERA. De lujo, sí; porque el sencillo percal Pamplona está animadísima, como siemE L DEBER MILITAR EN francés, la modesta muselina, la angeli- pre en estos días, habiendo llegado gente de la RUSIA cal batista han desaparecido, como el Pa- provinciay y de las limítrofes para asistir á las á los Un gran aficionado á nuestras corridas rador Real y el viejo Ezcurra, para dejar corridas habido, conciertos. ningún incidenNo ha hasta ahora, de toros justificaba un día su admiración lugar á encajes y bordados, mostrando te. Han sido detenidos varios carteristas. -Gará Lagartijo diciendo: No ha habido, ni sus labores sobre la falda de seda de de- cilase HinmiiiriiiTií ni tirnmmiiflTHli nr Til II