Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 7 DE JULIO DE 190 PAC ¿7 íSf! M BARCELONA. ESCENA DEL PRIMER ACTO DE LA MUSA LOCA DE LOS SRES. ALVAREZ QUINTERO, ESTRENADA EL 4 DEL ACTUAL t Ot Meilettl bien vestidos con los trapitos de cristianar, guardados en la cesantía, no molestan, ciertamente, el olfato sensual del transeúnte, pero molestan el olfato moral más todavía que los harapos roñosos de la hampa recogida hoy en los asilos municipales. Ya se ve cuánto puede la buena voluntad de un gobernador y un alcalde. T o men ejemplo de ellos otras más elevadas autoridades de la gobernación y limpien la política de esa hampa que nos tiene avergonzados en Europa. No se diga que en España los golfos y mendigos son recogidos de las calles para asilarlos mejor en el Congreso, en las Diputaciones y en ps Concejos. EUGENIO S E L L E S A LT S. NOCTA LSD S U EDE APORLOS LALES A LÁ ARRIBA San Sebastián va á tener este verano- -y quiera Dios que muchos seguidos- -un alcalde artista. EL TIRO DE PICHÓN EN LA GRANJA. Fot Rivero EL S R AV 1 AL OFRECE CHAMPAGNE EN LA COPA DEL PREMIO Á UN GRUPO EN CUYO CENTRO SE HALLA S. M Es cosa corriente en los cambios políticos leer que ha sido nombrado ó elegido alcalde de tal ó cuál población el acaudalado banquero D Fulano de Tal, ó el distinguido sportsman, ó el acreditado industrial, etc. Pero lo que no habrán ustedes leído nunca, es que haya sido elegido ó nombrado alcalde de una ciudad cualquiera el notabilísimo pianista D... Este es el caso de San Sebastián. Pero vamos por partes. El alcalde de aquella hermosa ciudad será D Leonardo de Moyna, marqués de Rocaverde, joven, ilustrado, de gran posición social. Pero es también Leo da Silka, artista de genio, á quien tal vez conoce el Extranjero más que España, como suele ocurrir siempre con nuestros hombres de valía. Leo es por su nombre Leonardo, y da Silka por su madre Casilda, á quien adora. Pues este Leo da Silka, a quien el público de Londres ha aplaudido en Govent Garden, y el de París en el Salón Erard, es un virtuoso, en la verdadera acepción de la palabra; porque virtud es trabajar lo que el trabaja por puro amor al arte. Es sencillamente uno de nuestros grandes pianistas. N o ha hecho profesión de su arte soberano; ha rehuido todo negocio; la caridad ha encontrado siempre su valioso concurso; al Extranjero fue deseando verse juzgado por la crítica y encontrar en ella nuevos estímulos. San Sebastián le quiere con delino. Guipúzcoa, orgullosa, le considera uno de sus hijos predilectos. Leo da Silka corresponde á ese cariño sacrificándose; porque de seguro es un sacrificio para él dejar el piano y tomar la Alcaldía, que tantas te- n r r iinnimniniíiTmmiriT r