Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AKTOiCEOS Q O E PALABBAS, CLASI fioados en secciones. De una á diez palabras, 1 peseta. Por cada palabra más, 10 céntimos. Las abreviaturas y cada cinco cifras se cuentan como Tina palabra. Al importe de cada inserción deberá añadirse diez céntimos de peseta por el impuesto del Timbre. Los originales se remitirán. la Administración de A B C acompañados de su importe en metálico, sellos de correos, lifcranzas de la Prensa ú otro giro análogo, el dia antes de la fecha en que deban ser publicados. ESPECTÁCULOS A B Z U E L A -A L A S ocho y media: Los dichos. A las nueve y media: La vara de alcalde (los hermanos Palacios) -A las diez y media: Moros y cristianos. -A las once y media: El puñao de rosas (los duetistas con su triple KakeWalk hermanos Palacios) POLO. -A LAS OCHO Y media: El mal de amores. -A las nueve y media: El terrible Pérez. -A las diez y media: El perro chico. -A las once y media: El alma del pueblo. Z AEISH. -A LAS NUEVE Y media: El misterio: ¿Enigma? -Honland, campeón saltador. -Los monos ciclistas, y toda la nueva compañía internacional que dirige William Parish. P FERRETERÍAS IQUIDAMOS TBANSPArentes por fin temporada. H u l e s plumeros, gamuzas, irrigadores cerraduras inglesas, cucaracheras, mosqueras, baterías cocina. F e r r e t e r í a Orueta. Junto San Ildefonso. Corredera, 34. L ESPECÍFICOS v W nuevos semanales (verdad) Precios al por mayor y menor, sin competencia. Gran Exposición. Entrada libre, -itenaaitnas. -El mejor servicio. Jaeometrezo, i. j MASCA QUE LLEVAH El las tarjetas postales edi XMV tadas por la Casa Thomas, Sevilla, 3. Primera casa en tarjetas pastales ilustradas de gente conocida en artistas, bellezas, celebridades, toreros y otros asuntos españoles. Catalogo únioamente a los revendedores de este artículo. Thomas, Sevilla, 3, Madrid. 4 onn POSTALES A DABÁSITOS PIEL VELLUI da. Se extinguen instanABDÍN DE LA EOSA. SE táneamente con Mundificante admiten plantas para su Santoyo, fina perfumería que conservación durante los mese aplica con borlas. Una peseses de verano. Bodríguez Herta caja en boticas, droguerías manos. Jorge Juan, 29, Madrid y perfumerías. Va por correo. Dootor Santoyo. Linares. J PUNCÓMICO. -A LAS DIEZ: DOS CONFITES STTN PAEA GENEEOS DEcalle y La camarona. -A las once: to los almacenes de producen una deposición Academia modelo. -A las onplaza de Pontejos, 1. Eugenio natural diaria sin dolor ni irrice y tres cuartos: La rema del couplet. ODEBNO. -ULTIMA SEmana. A las ocho y media. El principe ruso. -A las nueve y media: El maestro de obras. A las diez y media: El pilluelo deParís (ios actos) -A las once y tres cuartos: La peseta eníerma. EMEROSJOE PUNTO VIKAJKRES premiados eoa medallas oro, grandes premio ZAPATERÍAS CAMAS COMPBAB CAMAS PAEAmadera, doradas ó de de h i e r r o Hijos Grases. Atooha, 16. M tación. Pomo, una peseta. Gayoso. Arenal, 2 y farmacias. Por mayor: Pérez Martín Velasco. González Sudón. Especialidad en camisetas, medias y calcetines calados. Precios sin competencia. V INAGBES PUEOSDK vino. Pidas en ultramarinos marca Triunfo Únicos NA DOSIS DE ESTÓMAgo Artificial, tomada antes de comer, produce una perfecta digestión. Caja, 7,60 y i pesetas farmacias y Arenal, 2. U HOTELES H OTEL AMUEBLADO. ES- 2 AEmilioEBenitez. EAtocha, 3, tación Pozuelo, alquilo. PAT BOD MODA, San Agustín, 12, principal, 10 frente Santa Cruz. 5. PRUÉBENSE LOS CHOCOLATES DE LOS B J U Am B Único depósito en Madrid: LHñRQY, Carrera de San Jerónimo, 6 I 3 jf, BIBLIOTECA DÉ Á B C -No; no te has equivocado, soy desgraciado, muy desgraciado. -Sin embargo... este matrimonio, Rogelio me ha dicho que ha sido una inclinación. -O un capricho. M i conducta les ha parecido á todos inexplicable. -Inexplicable, no; un poderoso impulso... eso es todo. -Que nadie acierta á comprender. ¿Cómo es eso? Tu mujer es encantadora. ¿Lo crees así? -contestó Ricardo con un sabor marcado de ironía. -Sin duda; pero si no eres de ese parecer, ¿por qué te has casado con ella? -iQuc por qué me he casado? -exclamó Ricardo con una sonrisa casi infantil. -Sí. ¿Por qué te has casado, si es que no te gusta y no sientes por ella ninguna inclinación? Tú eras dueño de tus actos, nada te ha obligado y te conozco lo bastante para suponer que la idea del cálculo ó del interés... -Pues bien, te engañas- -replicó Ricardo con viveza; -mi matrimonio es una cuestión de dinero y nada más. Pero como á pesar de todo soy un hombre honrado, tengo miedo al porvenir que estoy labrando á esa desdichada. T e hablo con sinceridad, soy quizá demasiado franco, ya lo ves, pero al mismo tiempo me pregunto si tendré la habilidad y el valor necesarios para representar la comedia del amor, no durante días, sino durante meses, durante años, durante mi vida entera, siempre, Rene, siempre- -exclamó con un acento de amarga melancolía. -Fingir á todas horas, no ser nunca lo que soy y lo que debo ser, disimular eternamente y no tener una sonrisa ni una mirada franca y leal. ¡Qué hipocresía, qué vergüenza, qué tortura! Ricardo ocultó de nuevo el rostro entre sus manos y comenzó á sollozar convulsivamente. Rene permanecía inmóvil y aterrado. Experimentando por su amigo una inmensa piedad, añadió: -Ya la querrás más tarde; tendrás hijos que te ligarán á ella. -Hijos aue se parecerán á su madre, ¿verdad? Experimentando por su amigo una inmensa piedad, añadió: ¿Y qué? Después de un instante de silencio, Rene prosiguió: -Vamos á ver, Ricardo, te confieso que no saco nada en limpio de esas confidencias hechas á medias, y casi me veo obligado á juzgarte con demasiada severidad. Si no has tenido un motivo muy poderoso, que no llego á sospechar siquiera, para obrar en la forma que has obrado, tu conducta es sencillamente odiosa é indigna de un caballero. -Tienes razón y ese pensamiento me tortura. Durante meses enteros he luchado contra mí mismo, contra todas mis aspiraciones, contra una afección arraigada; he tratado de acallar