Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 4 DE JULIO DE i 9 o5. PAG, 7 usted? y nosotros la hemos dado palabra de intervenir con el director para que desde esta noche la coloque entre las sacerdotisas. ¡Oh! con mucho gusto (otra reverencia) serán ustedes servidos inmediatamente, ¡no faltaba más! Gracias expresivas, saludos, apretones de manos, sonrisas agradables... y la comisión del Senado salió majestuosamente del camerino con la misma prosopopeya que si acabara de depositar un mensaje importante en manos de la Reina regente. ¿Qué le parece á usted? -exclamó Manolo respirando fuerte, como si se hubiera quitado un peso de encima; -aquí de lo que decía Luceño: pone usted esto en un saínete, y dicen que es mentira. -Pues mire usted, valía la pena de probar, por ver si lo dicen. ¿Eh? -Sí, señor; y daría cualquier cosa por saber escribir comedias, para hacer una preciosa con este asunto. ¡Hombre! ¿Con este sólo? ¡Vaya! Figúrese usted que uno de esos señores tiens muchos amigos eh la Alta Cámara, ó es jefe de grupo, ó sencillamente puede influir con su voto en un momento determinado. ¿No es esto verosímil? ¡No ha de serlo! -Pues siga usted figurándose que el Gobierno prepara una reforma importante en la ley Municipal para acabar con el caciquismo, que presenta á las Cortes el correspondiente proyecto, y que en el Senado están equilibradas las fuerzas porque los caciques se agitan para defenderse, y los senadores no estudian á fondo la cuestión para evitarse quebraderos de cabeza. -Adelante. -Hágase usted cuenta de que el carpintero por quien se muere la malagueña, le tiene tirria al Gobierno por estas ó las otras razones, ó sin razones de ninguna especie, y le dice á la chica que la corta la cara si su senador no tumba al ministro. ¿Qué cree usted que hace la Casilda? -Decírselo al senador, que la manda á freir espárragos. ¡Qué ha de mandar, hombre! Menos le importa á él la reforma municipal que lo de las mallas, y ya ve usted cómo ha venido. Lo que hace es hablar á ese amigo y á todos los que tenga, y votar en contra con la tranquilidad del mundo. El hombre, cuanto más alto está y más méritos tiene, más goza en humillarse para servir á Ja señora de sus pensamientos. -Eso es verdad. ¡Pues mire usted por dónde el simple capricho de una corista puede atascar el carro del progreso y afianzar el régimen feudal en la nación por los siglos de los siglos! T e esta manera surgió la idea madre. La desconfianza en mis fuerzas la hizo evolucionar poco á poco, achicando sus proporciones hasta encajarla en una zarzuelita en un acto, que tuvo la desgracia de excitar la indignación del público. Pero se me ha ido mucha tinta en el preámbulo, y el desarrollo completo del asunto capítulo aparte requiere. SINESIO DELGADO CRÓNICA ILUSTRADA I AS REGATAS DE Uno de los nú BARCELONA m e r o s del programa general de fiestas en Barcelona que mayor interés despierta en el público, es la fiesta náutica. Constituyeron ésta una regata para canoas á seis remos, en la que tomaron parte los niños del Asilo Naval, obteniendo el premio la. Gravina; otra para canoas de un remero, en la que venció la JVo; la de canots de paseo con dos remeros y timonel, que ganó el número 1; la de botes automóviles y la Nacional, para yolas de mar á cuatro remos y timonel, en que resultó vencedora la Lucenlum, del Real Club de Regatas de Alicante. Siguió otra regata de canoas á seis remos entre la dotación del guardacostas Temerario, la de canoes- couple, en que venció sin lucha Terror, y terminó con la que ganó Leonor, entre canoas á doce remeros. Nuestra fotografía representa el aspecto de la tribuna durante la fiesta náutica. Ili V SEBASTOPOL. SALIDA PARA ODESSA DE I Á ESCUADRA DE KRIEGER Á REPRIMIR LA SUBLEVACIÓN Fot. üribayedolf