Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO i. DE JULIO DE i 9 o5. PAG. 6 abriendo una modesta Agencia del Bien. pre revuelto, ó la muñeca elegante, á la modesto destino vegetase despachando expe ¿Cómo se organiza? Muy fácilmente. cual no concedemos ni corazón siquiera, dientes, sin vestir apenas de uniforme y olviUn libro que recoge las peticiones de porque va en coche ó en automóvil, mien- dado ya por completo de lo que el mando de trabajo, donde se registran las aptitudes tras nosotros arrastramos por las calles tropas es y de las fatigas á ese mando inherentes. De esa situación en la cual no deja de hade las pretendientes; otro que contiene nuestro envidioso aburrimiento. ber algunos, á estar entre las paredes del holos centros de enseñanza y producción, Hay mucho bueno oculto, hay no poco gar cobrando un sueldo sin hacer nada, no los nombres de las personas que quieran bueno á la vista, y con tesón y voluntad hay más que un paso. cooperar á la obra; y manejando este Debe pueden aprovechai- se esas bondades en Pero no se trata de eso, sino de todo lo y Haber de la labor feminista, unas cuan- pro de eso que yo he llamado feminismo contrario. El ilustre general Parra, modelo, tas señoras que quieran obtener noticias redentor. tanto de caballerosidad, como de militares é informes estableciendo una corriente EL DOCTOR FAUSTO entusiastas y disciplinados, amaba con idode solidaridad felatría su honrosa y noble profesión; manminista. daba un importantísiLos que andamo centro de cultura mos en sociedades militar, el que, sin disprotectoras, reciputa alguna, ha dado bimos muchas insmás brillo y esplentancias de todo gédor á la intelectualiñero y nos enteradad militar de España después del desasmos personalmente tre; tenía que dirigir de las necesidades é intervenir en imporque en ellas se intantes movimientos de dican, y proponetropas y todos los que mos el r e m e d i o han asistido á los curadecuado á las J unsos y experiencias de tas. No es difícil, tiro recuerdan la adn penoso. Claro miración que les causaba verle en el rigor es que muchas desdel verano ó en los gracias son irremedías más fríos del indiables, pero quev i e r n o marchar al dan atenuadas casi frente de la oficialidad todas, y las urgenque en aquéllos tomates son s i e m p r e ba parte, desprecianatendidas. d o las inclemencias del tiempo cual si fue ¿Sería difícil ir se un lobusto joven organizando corresde veinticinco años. ponsalías en diferentes provincias, y ¿Por qué, pues, ha hasta en el Extranpedido el dignísimo jero, para que las general Parra su pase a la sección de reserva mujeres que ss didel Estado M a y o r rigen fuera del hogeneral? El mismo lo gar en busca de tradice en la instancia en bajo o b t u v i e r a n que lo solicita, con consejo y protecuna noble y elevada ción? sinceridad que le honYo confío mucho ra y que ha causado gran efecto en los círen la actividad inteculos militares y en la ligente de la señoopinión en general. ra marquesa de El jefe de la EscueAyerbe y las demás la Centt al de Tiro del señoras de la Junta. Ejercito entiende que, Debo d e c l a r a r as afecciones morales que en salones luque en parte quebranjosos he conocido tan su animo por la madres inteligentes peí di da de seres muy y abnegadas, atenqueridos y, sobre totas á sus deberes do, ¡a carencia del necesario vigor físico y famñiares y exactas la imprescindible actisumplidoras de los vidad que requiere el sociales. cargo que desempeña, He tratado á mule ponen en el caso chas mujeres ricas de solicitar el pase á que regían con ecoLA CORRIDA DE LA ASOCIACIÓN DE LA PRENSA DE VALENCIA. EXPOSICIÓN DE LAS MOTEAS RFGALOS la sección de reserva Fot a r i i d a MaM nomía su casa, que por no perjudicar los sabían organizarcomidasy dirigían el arreintereses sagrados del Estado y de sus cotnpaDEAS Y NOTAS MILITARES. netos. glo de sus trajes, y hasta sabían hacer somUN ACTO PLAUSIBLE Y UNA Así, con esa sencillez que tan gallarda y herbreros, sin que Jo ocultasen como un demosa resulta, se expresa en la exposición que MEDIDA NECESARIA lito, y manejaban la aguja y la pluma, dea S. M dirige el general Parra, que es, á pemostrando prácticamente las raras aptitu p l general jefe de la Escuela Central de Tiro sar de cuanto dice, de los que están reputados des que adornan á la mujer intelectual y del Ejercito, Sr. Parra, sin haber cum- como más activos y de los que más pruebas de laboriosa, viva donde viviere. No vemos plido la edad que marca la ley para que forzo- energías físicas han dado hasta estos presentes ó no queremos ver más que los extremos samente se pase á la sección de reserva, ha so- momentos. siempre viciosos: ó la clásica y mal llamada licitado dicho pase por propia y exclusiva voSi en nuestro país se hubiera procedido siempre como hoy procede el jefe de la Escuemujer de su casa, analfabeta, tiajinadora, luntad. El caso nada tendín de particular si se tra- la de Tiro, otra sería tal vez la suerte del ejérsupersticiosa y recluida en un hogar siemtase de un gereiai que en el rircon de un cito español y la fortuna de la Patria. ÍIIIHU n i