Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C 3o DEJUNIO DE i9o5 PAG, 7 t EPARTO DE Ayer mañana se cele PREMJOS bró con un escogido é interesante programa en el Circo de Parish el acto solemne del reparto de premios á los alumnos que reciben educación en el colegio que tiene establecido en esta corte la Sociedad Francesa de Beneficencia. De dicho acto publicamos una fotografía, en la que aparecen los a l u m n o s practicando un ejercicio gimnástico en el escenario del Circo. A S M U J E R E S D E CARLOS VI E N LA R Á P I T A La pluma coioris a de Navarro y Ledesma ha hecho la crítica de la última obra del maestro Galdós; mostró sus bellezas, supo extraer la enjundia de sus s, analizar y juzgar. común á todas. En este bello libro de Guidos, las mujeres están apenas esbozadas; aparecen entre el claro obscuro del cuadro, difuminadas en el fondo grisáceo; de vez en cuando una se aproxima, y surge dibujado un contorno que PO ta da en volver á perderse entre la enigmática neblina. Y sin embargo, aquellas figuras apenas dibujadas tienen vida; Jas conocemos, van envueltas en las pasiones, las luchas, la grandeza y la pequenez que se amalgaman en toda la humanidad. La nota dominante es el embrutecimiento de la hembra; aquella Donata, única figura que se destaca con su marmórea y suprema belleza, resume el tipo de todas las demás. Criada entre la pavesa de las candileacuden á consolar á San ti usté cuando la huida de la desleal Tobar- ofreciéndole remedios contra el mal de amor, recuerdan á nuestras gitanas y á las mujeres de los barrios extremos de las poblaciones andaluzas, donde aún causa estragos la funesta superstición de los remedios amatorios. No desmiente Galdós las grandes doíes de observación finísima; no ha querido crear un tipo femenino que quede vivo como su Gloria, su Marianela y su doña Perfecta; las figuras de mujer le han servido para formar el fondo obscuro de su cuadro; se mueven entre celajes, gasas y neblinas, pero van palpitantes de vida, animadas de pasiones humanas; se las ve, se las siente, se as conoce... CARMEN DB BURGOS SEGUÍ AiADRID. REPARTO DE PREMIOS A LOS ALUMNOS DEL COLEGIO DE LA SOCIEDAD FRANCESA DE BENEFICENCIA. LOS EJERCICIOS GIMNÁSTICOS 1 ot A B C Queda, sin embargo, alguna cosa que yo, sin pretensión de crítica, puedo decir: los grandes novelistas retratan la vida en sus libros, la condensan, y el estudio de los tipos que crean es útil para conocer el alma de una época, el carácter de un pueblo; ya el gran Taine nos ha dado el ejemplo reconstituyendo vid a s y hechos con sus hermosas críticas, en las que se hermanan filosofía y arte. A veces cada figura de mujer que pasa por las páginas de un libro es un retrato, es un caso especial distinto de todos los otros; á veces es la suma de cualidades que existen en diversas mujeres, recogidas como las recogían los artistas griegos para modelar sus estatuas, y en algunas ocasiones la encarnación de una cualidad jas de aceite y el olor á requemado de las cabos de cera en una sacristía, víctima de la codicia feroz inspirada por su hermosura, vendida por su propia madre como bestia sin voluntad, sólo una vez tiene astucia, energía e ingenio: cuando el amor llama á la puerta de su alma primitiva. Mezcla extraña de superstición, devoción fanática y descaro; medrosa y arrojada, parece sentir desencanto cruel al perder sus amores el sabor picante del sacrilegio, como si su alma tímida necesitase el acicate de la lucha para no caer en el desmayo. Son todas las demás seres vulgares, sometidas sin voluntad en el serrallo musulmán ó cristiano; aquellas mujeres que G A C E T I L L A LITERARIA. DEL ANTAÑO QUIMÉRICO CUENTOS POR LUIS VALERA No tiene en España muchos cultivadores d cuento fantástico puro y sin mezcla de enseñanzas morales. Se explica esto fácilmente porque padecemos hambre y sed de realidades, ya que las fantasías invaden, no el campo de la Literatura, sino los dominios de la Política, dt la Administración, de la Hacienda pública y privada, etc. Cada crisis ministerial, cada expediente administrativo, cada presupuesto del Estado y aun cada cuenta de gastos e ingresos familiares, constituyen otros tantos cuentoi fantásticos. La fantasía ocupa entre nosotros los lugares en todas partes reservados á la seriedad. Scheherazada es ministro deHaciendaá de Gracia v Justicia (dicho sea sin ánimo de mo