Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 27 DE JUNIO DE i 9 o5. PAG. 8 NOTA CÓMICO- INTERNACIONAL C O L E I O OE CONFEREWC AS de Bolsa que se realizan con sujeción á las prescripciones legales, y como éstas no se han guardado en el caso presente, no puede asistit al particular que embargó la fianza acción privilegiada, y que la que le corresponde debe supeditarse á la que ella tiene como dueña de los valores y acreedora de su esposo. El particular alega que su crédito procede de operación de Bolsa y es, por tanto, privilegiado. Esta interesante cuestión se plantea por vez primera ante el Tribunal Supremo, y por consecuencia, la doctrina que se proclame sentará jurisprudencia. Q A U S A POR E S T A F A En la Sección cuarta comenzó ayer á verse una causa seguida contra José Ignacio Barredo por delito de estafa. El fiscal pide para el procesado un año, ocho meses y veintiún días de presidio correccional. El acusador privado, Sr. Sartou, califica los hechos de falsificación en documento mercantil, falso testimonio en causa civil y estafa en grado de frustración, y pide para Barredo doce años de presidio mayor y multa de 3.ooo pesetas por los dos primeros delitos, y por la estafa tres meses y once días de arresto mayor é indemnización de 10.820 pesetas al perjudicado. Hoy continuará este juicio. UN PASANTE FRANCIA Y ALEMANIA LOS NIÑOS INDÓMITOS QUE PRETENDÍAN HACER NOVILLOS RIMADA. GACETILLA OBSERVACIÓN. I No sé cómo, cuando aprieta aquí el calor, no fallecen por asfixia en ciertos barrios hombres, niños y mujeres. Hay un aire irrespirable que, á despecho de la higiene, atormenta las narices de todo bicho viviente, sobre todo en esas casas que López Silva (D. Pepe) en Gente de tufos pinta con toda la sal que tiene; pues no falta quien observa, cuando el calor es muy fuerte, que donde hay gente de tufos es donde hay tufo de gentes. II El orfeón España, caros lectores, en Barcelona obtiene palmas y honores, y ha de hacer de laureles grandes conquistas porque consta de buenos orfeonistas. Por cierto que uno de ellos, Teodoro Horcajo, es aguador de oficio con voz de bajo, de lo cual se deduce que el tal Teodoro anda todos los días del caño al coro. 111 Ya en sus cómodos sillones los ministros, cada cual recibe Jas peticiones en número colosal. Y hay más de un quídam que es- ra lograr un puesto decente, aunque no es capaz siquiera de escribir medianamente. Ayer mismo, un secretario me enseñó en secretaría la carta de un perdulario que textualmente decía: Agame ustez El fabor de Dezir á sues celencia ce nó puedo Estar Peor, ce memata La himpacencia, ce su personal espurgue y meaga pronto Hoficial. En fin, dígale que me urgue... que me urgue la credencial! JUAN PÉREZ ZÚÑ 1 GA TRIBUNALES PLEITO INTERESANTE. Hoy se ce lebrará ante la Sala primera del Supremo la vista de un recurso en que se discute una cuestión que interesa á cuantos intervienen en operaciones bursátiles, y de modo especial á los agentes de Bolsa. Trátase, en efecto, de fijar el límite á que llega la responsabilidad de las fianzas constituidas por los agentes, y la preferencia que sobre ellas puedan tener los que por mediación de agente realizan operaciones en las que no se guardan las formalidades que la ley exige. El hecho, sucintamente referido, es el siguiente: Un agente de Bolsa constituyó una fianza con valores pertenecientes á su esposa, la cual, además, tiene dos créditos contra él. Puesto el agente á ejercer su oficio, realizó diferentes operaciones con un particular, viniendo á constituirse entre ellos una cuenta corriente, en cuya liquidación declara el agente que conserva en su poder determinados valores de la propiedad de aquél. Desgracias profesionales impiden al. agente cumplir sus compromisos de orden económico y motivan una causa criminal á instancias del dueño de los valores, en la que se decretó el embargo de la fianza del agente. La esposa de éste ha acudido á los Tribunales sosteniendo que la fianza de los agentes responde preferentemente de las operaciones p n los días últimos, desde que llegó á Ber lín la contestación de Francia á la nota de Alemania sobre la cuestión de Marruecos, entregada en París el miércoles pasado a embajador alemán, recrudeciéronse los temores de un conflicto entre alemanes y franceses. Alemania, por la muestra, necesita, quiere despejar incógnitas para el porvenir. Desea que Inglaterra y Francia conserven su amistad; pero siempre que ese afecto amistoso sea puramente platónico. Francia, versátil por carácter y por conveniencia, no se decide á sacrificar la paz de que disfruta por un afecto mayor ó menor, y con tal de que se reconozcan, se acaten y, si es preciso, se hagan efectivos sus derechos especiales en África, lo demás le trae ahora sin cuidado. Ingkterra, solapada, observa una conducta pruden e y se hace la desentendida, como si el asunto no fuese con ella. Y los periódicos ingleses, según dicen los diarios de Berlín, trabajan capciosamente para precipitar á Francia contra Alemania. Al estallar la guerra entre estas dos naciones en 1870, parecía natural que Francia tomase la ofensiva. Así lo creían los mismos franceses y el Gobierno imperial, provocando la paciencia de los alemanes. No obstante, cuando la guerra se declaró, vióse que la provocadora no estaba dispuesta para empezar, y en cambio, la prudente Alemania puso en unos días tres ejércitos en la frontera, y tras la derrota y muerte del general Abel Donay, salieron otra vez victoriosos los alemanes en Woerth é invadieron la Alsacia y la Lorena. No parece probable que estalle ahora una guerra entre Francia y Alemania; porque á la primera no le conviene, por ningún concepto, y á la segunda tompoco; necesita conservar todas sus fuerzas para dirigirlas contra los ingleses. Pero en el caso de que la cuestión de Marruecos se complicase hasta el punto de que la temida y anunciada lucha se hiciese precisa, contrasta, en verdad, lo que actual mente ocurre con lo que pasaba hace treinta y cinco años, aí principiar la guerra franco- prusiana. La opinión general francesa es hoy la de defenderse; se espera, como si se deseara, que la opinión parta de Alemania. Es esto muy significativo y debemos nosotros, los españoles, n TM iiiBii ¡III nimflffllUHinitíTíniimí IdilM