Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 24 P E JUNIO DE 190 S. PAG. tronas. Al final, el país no resultaba sentenciado á muerte ni á presidio, como cuando mandaban los reaccionarios; pero le condenaban á pagar las costas del litigio, es decir, á morirse de hambre. ¿Qué resulta de aquí? El concepto que deJ Estado y de la nación tienen estos señores jurisconsultos suele ser un concepto de libro de texto, de papel sellado, de ley de Enjuiciamiento. La humanidad se divide en procesados y litigantes. La vida se desliza pequeña, intrigante, menuda, entre una vista y una vistilla, entre una acusación fiscal y un informe del defensor. Lo supremo de la realidad es el Tribuna Supremo. Las miradas de estos hombres no se apacentaron en el verdor de los prados, ni las cegó el polvo del camino, ni el humo de la fábrica, ni la bruma de los mares. Su horizonte fueron unas paredes blancas ó rojas de la Sala de Audiencia; su cielo, el techo de un repostero carmesí, bajo el cual cobijan su aburrimiento los señores magistrados. I a nota de RoUVier. Telegrafían de Ber lín que la impresión que ha producido la nota entregada esta mañana al príncipe Radolín, por el embajador de Francia, monsieur Bihourd, es aún menos favorable. La nota de Rouvier, dice la Gaceta de Yoss, no podría causar ninguna ventaja en la situación actual, puesto que implica una negativa para aceptar la proyectada conferencia. La objeción en que Francia se apoya, consiste en creer que no necesita estar representada en dicha conferencia. Idéntico juicio expone la Gaceta Nacional, dadOj añadiendo que las negociaciones entre Francia Todos los ministros acogieron con aprobaPara ellos lo contencioso- administraiivo es y Alemania no han adelantado un paso, y que ción este nombramiento. continúan en pie las mismas divergencias de algo real, tan real como los árboles y las Después cada uno de los ministros trazó en criterio que existían desde el primer día. piedras, como las aves y los peces; para bloque el estado de los asuntos de su respecSegún el citado periódico, las negociaciones sus oídos el suave murmullo del viento tivo departamento, basándose para ello en Jos en las frondas no suena tan grato como el datos que les habían suministrado sus anteceso- serán tanto más largas cuanto que Alemania, invitación del sultán de de las hojas vueltas rápidamente por la res. Esta parte no fue más que una exposición por haber aceptado laen su propósito de no Marruecos, persiste general de los asuntos, constituyendo únicamen- contraer ningún compromiso especial antes de mano del oficioso relator. De esta ficticia realidad papelera tienen, sin duda, reple- te una composición de lugar de las cuestiones que la conferencia se celebre. tos sus luminosos cerebros el Sr. Monte- que á cada ministerio afectan. Termina afirmando que en la conferencia se Se habló de otros nombramientos, no haro Ríos, el Sr. García Prieto, el señor resolverá el asunto de las reformas marroquíes. para ninguna dificultad Sánchez Román, el Sr. González de la biendoEntre ellos cargos de que seen el ConEs preciso tener en cuenta que, á pesar de sejo. los ocuparon, Peña... Por muy amplios y rebeldes que figura la Alcaldía de Madrid, para la cual tal todo lo que antecede, la opinión pública alesupongamos sus espíritus, la tiranía del vez sea designado el Sr. Víncenti; para la di- mana está tranquila y que los periódicos prooficio los ha deformado ya, seguramente, rección de Obras públicas, el Sr. Requejo; curan evitar todo género de polémicas. PARÍS, 24, 3 M con las exigencias é imposiciones de la para la subsecretaría de Instrucción, el señor cotidiana labor. Ellos no tienen la culpa, Rosales; para la dirección del Banco de Espa- I a opinión en Francia. Interrogado Rouclaro está; pero al leer la lista del Minis- ña, el S r Rodrigáñez; para la subsecretaría de vier sobre los rumores excesivamente pesiterio el agricultor, el comerciante, el Estado, el Sr. Groizard, y para la presidencia mistas que ayer circularon, declaró, según La Presse, que nada podía justificar la baja de los marino, el ingeniero, el hombre de las del Consejo de Estado, el Sr. Gullón. Parece que todos estos nombramientos que- valores en Bolsa, pues tiene la convicción de manos callosas y también el de las manos que la nota francesa hallará favorable acogida acordados en principio, aunque delicadas, preguntarán: Y á mí ¿quién me daron que todavía haya modificacionesno será en Berlín. difícil en la representa entre estos señores letrados? lista. ¿Quién de ellos se conduele de mis an- Por último, se acordó que esta tarde, á las gustias, quién escucha mis píos, quién cinco y media, se celebre otro Consejo en la habla mi lenguaje, quién piensa como yo Presidencia para seguir tratando de asuntos POR TELÉGRAFO, TELÉFONO Y CORREO pienso, quién está ó ha estado en contac- de personal. BARCELONA to íntimo con mi vida? 1 as Cortes. BARCELONA, 2 3 8 N. Hoy publicará la Gaceta un decreto susY los ocho abogados tendrán que ca- pendiendo las sesiones de las Cortes en la pre- tTSCUadra inglesa. Para el j. Julio se esllar inclinando sobre la negra toga la ca- sente legislatura, no disolviendo las Cámaras pera aquí la escuadra inglesa del Mediterráneo, mandada por el almirante lord Charbeza tocada con el negro birrete. como se creía. les Beresford. ENE que debe ir haciéndose una selección para lograr que a! mando de las provincias vayan personas desligadas por completo de las luchas políticas que en aquéllas vengan sosteniéndose. Como persona que reúne estas condiciones de moralidad é independencia de criterio, siendo, al mismo tiempo, conocedora de los intereses de Madrid, fue designado para el mando de esta provincia el Sr. Ruíz Jiménez, el cual no había solicitado tal cargo, según dijo el señor Montero Ríos y á quien no le liga con el presidente del Consejo más que una amistad muy superficial. Esta designación fue aprobada unánimemente por el Consejo. Después se ocupó el Sr. Montero Ríos de la provisión de la subsecretaría de la Presidencia, citando para desempeñaría á D Pablo Cruz, de quien el jefe del Gobierno hizo grandes elogios, recordando que fue la persona de confianza de Sagasta, y hombre que, después de verse halagado por todos y objeto de las atenciones generales de la gente política, había pasado, por los cambios que la suerte produce en la vida, á un lugar secundario y casi olvi- cibió orden de retirarse. Atribuyese dicha determinación á que el objeto de la misión estaba terminado, encargándose el embajador de continuar las negociaciones en el terreno puramente diplomático. LONDRES, 2 3 6 T. a opinión en Inglaterra. La opinión sí gue con ávido interés la marcha de los asuntos de Marruecos; la idea de la guerra parece aquí tan monstruosa que se cree que todo tendrá feliz término. PARÍS, 24, 2 M PROVINCIAS EL DÍA POLÍTICO de ministros. Consejolas seis empezó en la Presidencia el A primer Consejo que celebraba el nuevo Gobierno. Reunido éste, hizo uso de la palabra el Presidente, trazando á grandes rasgos la norma de conducta que debe seguir el nuevo Gabinete, conducta basada, principalmente, en una política ampliamente liberal y encaminada á romper con las corruptelas que en la administración pública reinan desde hace tanto tiempo, y á perseguir el caciquismo, que tanto daño ha causado en los intereses nacionales. -Como primer paso para conseguir estos fines, expuso el Sr. Montero Ríos su criterio de que los nombramientos de los altos funcionarios y de los gobernadores deben recaer en personas de la más reconocida imparcialidad y del más alto espíritu mora! Aun cuando sea algo lenta la designación de los gobernadores, estima el jefe de! Gobierno LA CUESTIÓN DE MARRUECOS KOALA, 2 3 4 T. BARCELONA, 2 3 C) N I 3 Opinión en Italia. A consecuencia de ciertas noticias pesimistas circuiadas aquí, con relación á la cuestión de Marruecos, el presidente del Consejo declaró que no se hará esperar una solución satisfactoria; pero que si, desgraciadamente, estallase la guerra, Italia permanecería neutral. BERLÍN, 2 3 5 T. 0 nCUr 30 de esgrima. Las pruebas de sa ble efectuadas en el torneo, han resultado interesantísimas. Obtuvieron los premios en el orden siguiente: Revelló, Galante, Lancho, Pardini, Martínez y Asensio. En los jardines del palacio de Bellas Artes han comenzado las pruebas á espada de combate con punta de arresto, y en ellas han tomado parte todos los tiradores. BARCELONA, 2 3 9 N I a Lliga Regionalista. Mañana serán repartidos ejemplares del manifiesto dirigido á los Ayuntamientos, Diputaciones, Sociedades económicas, corporaciones, etc. por la Lliga Regionalista. El párrafo final del manifiesto dice: Mientras las corporaciones de Barcelona cumplen sus deberes, la Lliga Regionalista ha acordado excitar á todos los catalanes para que, dentro de los medios de que dispongan en su esfera de acción, contribuyan á levantar la opinión contra la invasión centralista que amenaza acabar con la vida municipal y la libertad de Jos ciudadanos. Oticias de Alemania. Circulan rumores de que no le ha satisfecho al Gobierno la respuesta dada por Francia. El tono moderado de la Prensa oficiosa hace presumir que las negociaciones, aunque largas y laboriosas, no sufrirán interrupción, acabando las dos naciones por llegar á un acuerdo. BERLÍN, ü 3 6 T- T attenbach en funciones. Comunican de Tánger que la misión militar llegada á Fez acompañando al conde de Tattenbach re-