Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¡fe- á los lectores de nuestro folletín En todos los números publicaremos vales con numeración correl a t i r á Aquellos de nuestros lectores que presenten en nuestras oficinas la colección completa de Tales correspondientes á los números de ABC basta terminarla publicación de la novela Corazones heridos recibirán gratis unas elegantes tapas impresas en relieve para encuadernar dicha novela. -GRAK F A B R I C A D E HIKL. O- PEaVEEDOBA DE LA EEAL CASA 8, SANDOVAI 8. -MABRID. -TELEFONO 2.303 Deseando esta casa corresponder á la confianza con que la honra su distinguida clientela, y para que consten siempre la absoluta pureza y condiciones de salubridad del hielo que en ella se fabrica, ha mandado analizar éste, obteniendo el siguiente resultado, según certificación de 29 de Abril de 1905, que tenemos á disposición del público: Caracteres: Diáfano, inodoro y sin denunciar sabor extraño. Datos analíticos: No contiene bacterias patógenas. No contiene substancias nocivas. Calificación: Bueno. Se invita a l publico visite e s t a fábrica. sirva a Iomi ili i! o al 1O Ui! n adelante, á SO cents. Itilo. S I PLANAS A TODO COLOR Portada: Amapolas por S. Regidor ¡Monumento en Bilbao por Martínez Abades i DOBLE PLANA CENTRAL EL DESAFÍO por Emilio Sala ORIGINALES TAPAS para encuadernar la Machos muebles sueltos y d e gran ocasión, con novela CORAZONES HEsu precio lijo m a r c a d o RIDOS, publicada por 28, BARQUILLO, 28 ABC. para campo, de pino barnizado, cinco ALCOBAS volantesmuy bien hecho, 300 telas de piezas, pesetas; novedad, de nogal, S I CAMAS áS ptas. ¡HESITAS 10 pesetas. L L A 4O seda y peluehe, á A 1O pta M. Merino. Consulta p nente. Santa Isabel, 40, b. d. a DIÑE RO al COMERCIO é industria; facilidad para el reintegro. A propietarios, con letras aceptadas, se les facilitan cantidades. Caños, 8,6 á 8. ILITERARIOS Emilio Sala por F. Alcántara Andaluza por A. Beyes y Huertas La traición de Judas por F. Pérez y González y Méndez Bringa La prueba por 3 Pérez de Ayala Pico de loro por Serrano de la Pedrosa y J. Francés Los japoneses prisioneros. El presidente R o o s e v e l t Las bellas vencedo ras. El Grand prix d París, etc. FORMACIONES VALE NÚM. 23 ANTONIO GIL CORREDORES Se necesitan para una fábrica, prácticos en tejidos de lana y que conozcan bien la plaza de Madrid. Dirigirse con referencias y señas á Lista de Correos, cédula 2.661. EXDIRECTOR Y FUNDADOR DEL HOTEL. DE VENTAS DE MADRID T TODA OÍASE DE OBJETOS DE AKTE Y FANTASÍA Eíí LAS MEJOBES OONDIOIONES EXPORTACIÓN A PROVINCIAS MUEBLAS P A R A COMPRAR i n n r t JOYAS Y PLATA OLIVAR, 15 BAJO W i JPI U K 1 U CON GRAN ECONOMÍA Peligros, IH. Ú CONSTRUIDO EXPRESAMENTE El mejor, el más económico, el más céntrico, temperatura siempre igual, á 16 grados en toda época del año CA GUARDA- MUEBLES mm m I B i E SA CENTRAL GUARDA- MUEBLES PUBLICO PLAZA ÁNGEL. 6 Íntimos 3 0 céntimos 86 BIBLIOTECA DÉ Á B C Después de acompañarle hasta el descansillo de la escalera y de estrecharle la mano, Ricardo volvió á su gabinete. María le esperaba. -Hasta mañana, hija mía; ve á acostarte- -dijo dirigiéndose á ella. -Todavía no; tengo que decirte una cosa- -le contestó con tono zalamero. Acercando su silla al lado del sillón de su hermano, añadió: ¿A que no sabes qué es lo que quiere decirte Rogelio mañana por la mañana? -Yo, no; ¿y tú? -Yo, sí lo sé; quiere pedirte mi mano. ¡Bah! ¿Quién te lo ha dicho? -Él mismo; y calculo que le ha parecido cruel que nos separemos, y por eso quiere encontrar aquí un destino. ¿No te parece que es una idea justa y razonable? De esa manera podemos seguir viviendo los tres juntos. -Es más difícil de lo que á ti se te figura; pero me choca mucho que Rogelio te haya hablado de sus proyectos. -Quería saber lo que yo pensaba. ¿Y qué le has dicho? -Debes adivinar mi respuesta. Siempre rae ha parecido que Rogelio podía ser mi marido y Susana tu mujer. Ricardo permanecía callado. María le contemplaba sorprendida de su silencio é inquieta por su aspecto serio. -Tienes razón- -dijo por fin. -Siempre me ha parecido que estos dos matrimonios debían llevarse á cabo; pero los tiempos han cambiado mucho. Bueno, María, déjame; veré á Rogelio, y ten la seguridad de que me alegraré muchísimo de que pueda ser tu esposo. Al decir esto abrazó á su hermana, y ésta se retiró á su alcoba sintiendo ya haber hablado con Ricardo. ¿Por qué no se casaría con Rogelio? Ellos se amaban, ahora eran novios, Ricardo deseaba aquel matrimonio y María no podía dudar del afecto de M r Termelle. Después de hacerse todos estos razonamientos, se durmió tranquila. Al día siguiente, Ricardo se presentó muy temprano en el hotel de Rogelio; estaba impaciente por saber. Las confidencias -Es más difícil de lo que á ti se te figura... de su hermana, unidas á los deseos de trabajar de su amigo, le preocupaban vivamente. Rogelio no le dejó esperar mucho tiempo, y se fue derecho al asunto. -Te he rogado que vinieses, porque tengo que hablarte de cosas muy graves de las que depende mi porvenir y el de tu hermana. Se detuvo un instante, y después continuó: -Yo amo á María, y ella me ama; anoi. í mismo me! o confesó. Tenía necesidad de estar seguro de ello antes de hablar contigo- -añadió. ¿Consientes en dármela por esposa? n muí íimiininniiriirTiFni