Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES- ¿i DE I UNIÓ DE i 9 o5. PAG. 6 ruso, acaba de dar asunto á una pieza del género chico, en el propio Niza. Una mañana salió de pesca en una barca, llevando una cuerda y una gran piedra. En el cuadro segundo aparece la barca abandonada con su sombrero y su americana. ¿Qué habrá sido del príncipe Bakunine? -se pregunta el coro. ¿Que le ha sucedido? ¿Que le habrá pasado? ¡Si se habrá caído! ¡Si s ¿habrá tirado En esto aparece su esposa, que ha recibido una carta en que la dice que no puede vivir con los quebrantos de fortuna que ha sufrido. Ya no hay duda. El Príncipe ha atentado contra su vida. ¡Oh qué inmenso cataclismo! ¡Oh qué prueba de altruismo! ¡Se ha arrojado en ese abismo de la mar! Se ha suicidado á sí mismo sin poderlo remediar. Quedan dos cuadros más. Uno en Genova, donde unos comerciantes de Niza se encuentran al Príncipe vivo, ¡y tan vivo! con un panamá. El último es un concertante de acreedores que exhiben los pagarés y cuentan las habilidades del ex suicida. ¡Trémolo en la orquesta y tableau! ií 7 3 iM LA C R I S I S RODEADO DE EL S R M U R A SALIENDO DE PALACIO DE LA CONSULTA DEL REY I ot As n t) PERIODISTAS, DESPUÉS rización de cocimiento caliente de hojas de eucaliptus y unas golas de aceite esencial de trementina. CHARLES LOU 1 S DE CUENCA en el locutorio de la cárcel y hablar á través de la reja y á presencia de! vigilante, que no 7. A! acostarse es preciso cerrar la ventana permitía la nupcial exclamación de Enfinseuls! que comunique con el exterior, pero en los dorEs una suerte, en medio de todo, de la reja mitorios de escasa capacidad y poco ventilados, se inclusive, que la novia esíé tan alegre con sus N LA T R I B U N A El amable curiotolerara que la ventana quede abierta durante la dientes blancos, porque de otro modo, el moDEL CONGRESO seo de nuestras noche, con tal de adaptarle una cortina de tela fina azulada, previamente humedecida en la disolución mento la hubiera arrancado amargas lágrimas, damas llevaba largos días de abstinencia. de sublimado al uno por mil, y de cerrar las puertas y el príncipe Vitanval hubiera tenido que canCerrados los salones; imposibles por la ta) se por caí celeras: del dormitorio para evitar corrientes de aire. lluvia imbécil el Retiro y la Castellana; 8. En los cuartos de dormir no debe haber A ia porte de nía prisson sin soirées donde tomar un té y dar un mas que los muebles precisos, y no se consentirán ne me viens pas á pleurer. ni perfumes, ni flores, ni luz artificial que consuSí tu n otes pas mes peines mal rato; sin novenas y sin paseos, el te ma oxigeno: la única luz que purde pern itirse es ne m en viennes pas á doner. dium feminx se apoderaba de nuestras una pequeña lampara eléctrica de 3 á 5 bujías, preDe todos modos, la artista es ya Princesa, elegantes. parada con cristal azul deslustrado. Así es que en el primer día de Cortes Ejecutando con escrupulosidad estos ocho pre- y el príncipe podrá exclamar para sus adenceptos, se puede asegurar que el saneamiento de tros: vieron las pobrecillas el cielo abierto, y- -Es verdad que estoy casado con una arlos dormitorios sera efectivo y con él nos librareen los siguientes, una hora antes de comos de muchos insectos estivales y de ser víctimas tista: pero eso cae poi fuera! menzada la sesión, ya estaban allí para code muchas enfermedades infecciosas. va de príncipes! Carlos Bakunine, que contra lo que pu- ger un buen lugar. DOCTOR CORRAL Y MA 1 RÁ Coches blasonados, automóviles de cctdieran pensar los ignorantes en etimología y en ortografía rrazional, no desciende del inventor rrosseries ricas llenan la calle de Floridade la vacuna, sino del célebre x evolucionarlo blanca. Con diputados y periodistas maP o m o es un hecho que le nota ne fait ríen á la chose, y es otro hecho que las cosas de que voy á hablar han ocurrido en Francia, paréceme lógico titularlas en francés. (En iout cas, Las mujeres del día E CHOSES passez mot le mot Madame Tufarte, llamémosla así los discretos, acudió hace pocos días á la autoridad competente para pedir la separación de su marido, ¿por qué dirán ustedes? Pues porque el marido vivía separado de ella. s un caso extraño de amor y de paradoja. ¿Por qué quiere usted separarse de su marido? -la preguntaría el juez. -Porque no puedo vivir separada de él. Al lado, ó por mejor decir, enfrente de este amor separatista, tropiezo con un caso de amor anexionista, no solamente peregrino, si que también principesco. La artista Luisa Faure, una rubia muy alegre avec ses denís blanco, según el corresponsal que lo telegrafía desde Angers, se ha unido, sin unirse, al príncipe de Vitanval, porque su alteza esta en la cárcel de Fousevrault, y no sabemos á qué altura de alegría estara con su dentadura. Es decir, que como el Príncipe no puede sa r de la prisión, á la artista se le ha antojado uairse á él, para no estar unidos. En cuanto terminó el acto civil ante el alcalde, se separaron, para reunirse más tarde LA CRISIS. EL SR. ROMERO ROBLEDO AL SALIR DE PALACIO Fot. üoñi Y SfcR I N T E R R O G A D O POR LOS P E R I O D I b T 4 S i! RnirrmnrMirnniímim n mnmmimiíiimnniiimilillinil niMII