Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 21 DE JUNJO DE i 9 o5. PAG. 5 pudiera pasar la reforma cubierta con Suárez, un camarero del Bar Americano, Mariano Manso, Santiago Cubillo, el delegado del aquella envoltura. De lo que no era en un principio más distrito de Buenavista, el Sr. Fernández de que esbozo, pasóse después á algo más Córdova y el Sr. Sampere. Dz todas estas declaraciones hay que consigen el afán de la reforma: llegóse, pluma 1 os alcoholeros v iien trabajando con en ristre y sin otros antecedentes, á co- nar, por su extraordinaria importancia, la del fe en 3 a defensa de sus intereses, misionar á alguien que redactase el pro- cochero Enrique Alfoncí, que vio en la noche de autos y le oyó decir pero les ha fairado organización; han yecto, y sin más estudio, con un desco- pegar un al procesado hubiese quitadoque iba á tiro al que le el perro. arreciado en su campaña de protesta nocimiento de la cuestión absoluto, sin Luego- -dice- -entró en la taberna, y á los pocuando se han visto con el agua al cuello, haberlo puisado en el terreno ni recoger cos momentos sonó un disparo. cuando la ley había dejado de ser pro- sobre éste noticia alguna, con la precipiAsegura que al siguiente día del suceso tomó yecto para ser ley. tación y la valentía con que aquí se hacen su coche el Sr. Barrechina, y como hablaran Esta campaña ha debido ser anterior, y estas cosas, llegóse al proyecto, y del pro- de lo ocurrido, dicho señor le dijo: Mira, el ha debido, en primer término, llevarse yecto á la ley que ha tenido el triste pri- muerto muerto está; ahora hay que salvar al- en el Parlamento por los representantes vilegio de dar lugar á más cuestiones que vivo. Y á continuación le ofreció dinero porde las regiones perjudicadas. El trabajo palabras en aclaraciones que no aclaran que declarara en el sentido que deseaba. Celebrado un careo entre el testigo y el seque había que hacer era firmemente. nada, y que han terminado por producir ñor Barrechina, no consiguieron ponerse de No quieren convencerse los producto- tal confusión, que en ella no se sabe lo acuerdo, porque mientras el primero insiste en res de que sin organización no se va á nin- que queda, resultando ese estado de alar- su declaración, el segundo la niega. guna parte. Los que tienen organización ma que dificulta al que trabaja, que lo Otra de las declaraciones de interés es la consiguen su objeto, y prueba de ello es- persigue con una imprudente fiscalización prestada por el Sr. Fernández Hidalgo, que se tán dando en estos momentos la Asocia- queá nadie favorece, y avivando la lucha hallaba en la taberna cuando entró Burgos, y ción de Ganaderos, en el problema de de siempre entre la administración y el arrojando con furia su sombrero, sacó un reia carne; las Ligas vascas y el Instituto que produce, determina este estado de vólver del bolsillo y disparó sobre el tabernero. catalán de San Isidro, en la cuestión de cosas que no puede tener otro nombre Este testigo asegura que Cipriano Gómez se encontraba detrás del mostrador, sirviendo á los aranceles en contra de los intereses más que el de anarquía. un parroquiano un vaso de agua con aguaragrícolas. El eterno asunto de la gallina de los diente. Los viticultores venían de antiguo co- huevos de oro, en el cual todos quedarán Barrechina, amigo del procesado, no prelocados en una situación difícil; la pro- iguales, administración y contribuyentes; senció el crimen; pero sabe que Burgos estaba ducción aumentaba, las plantaciones que un productor que se defiende y una ad- aquella noche algo excitado por la bebida. se habían hecho á la sombra del comer- ministración que lo desconoce todo, que Las manifestaciones que hacen los vecinos cio con Francia, llegaban á su apogeo, ignora la condición del país y el estado del acusado coinciden en que éste entró una haciéndola figurar como la más importan- general de la producción, teniendo como vez en la taberna á preguntar por su perro, rete; pero ¿qué hacer con esos productos? única fórmula la de dejar caer la maza, sin gistró los coches de punto y se retiró á su casa, volviendo al poco rato al establecimiento ¿Llevarlos al consumo? saber dónde cae y la clase de daño que del infeliz Cipriano á realizar la agresión. Las puertas se cerraban, los arrendaOtros testigos, como el peluquero Manuel tarios consideraban el vino y el aceite ocasiona. Rodríguez, incurren en contradicciones las cuaSIXTO ESPINOSA como la base de la recaudación; los dereles el fiscal, Sr. Martínez Enríquez, sabe sacar chos impuestos al vino eran la mayor pargran partido. te de las veces superior á su precio; ¡as En resumen: una prueba desfavorable para el procesado, y que aleja de los hechos la imtrabas y las dificultades en losfielatosen- DIPUTACIÓN tregaban por completo este producto al PROVINCIAL prudencia que se ha de alegar. de la defensa. Hoy declararán los testigos mayor abuso y á los procedimientos más irritantes y groseros, y se daba el caso A yer mañana celebró sesión, bajo la presiUN PASANTE de que el vino alcanzase en las poblacio- dencia del Sr. Marqués de Jbarra. Quedaron aprobados varios dictámenes de las nes un precio imposible. comisiones de Fomento, Beneficencia y persoSi á los viticultores se les cerraban es- nal, de poca importancia. tas fuentes, si se Íes creaba este gravísiFirmada per los Sres. Pérez Calvo y SánSESIÓN DEL DÍA 2 0 DE JUNIO mo conflicto, negándoles las más elemen- chez, se presentó una proposición en la que se tales condiciones de vida, parecía lógico pedía que las obras que todos los años deben C e abrió la sesión á las tres y cuarenta bajo que lo que se le negaba en un sentido, se ejecutarse para remediar los desperfectos que la presidencia del marqués de Pida! En las tribunas había bastante público. En les concedía en otro, permitiéndole des- sufre el edificio, sean de cuenta del arrendatario, y que en caso de que éste no las satisfaga, los escaños pocos senadores. tilar aquel vino, aprovechar el tártaro, etRepresentaban al Gobierno en el banco azul cétera, dando lugar á que el producto lle- se le deduzcan de la fianza. Se declaró la urgencia para que pase á la los ministros de Gracia y Justicia y Estado. gara á tener cotización en una forma ú Aprobada el acta de la sesión anterior, el comisión correspondiente, y el presidente aseotra. guró que figurará en el orden del día del Sr. Villaurrutia contestó á la pregunta hecha La odisea de los viticultores no había próximo viernes. anteayer por el Sr. Esteban Collantes acerca terminado. Tenía que llegar á algo más. A preguntas del Sr. Buendía, el marqués de de unos nombramientos y negó que tuvieran el Nuestros Gobiernos, ignorantes de mu- lbarra dio lectura del resultado obtenido de la carácter que este senador les atribuyó. Después de un ruego formulado por el sechas cosas, y aún más de éstas, ni cono- corrida de Beneficencia última. cían los rumbos de la producción del El producto total de ingresos fue i i5. r 55,83 ñor Sarda para que se remitieran á la Cámara alcohol en general, ni conocían las con- pesetas; ia Hacienda cobró por impuesto de antecedentes de las cantidades que se adeudan se entró en el diciones de nuestro país, ni las circuns- timbre J 4.573,85 pesetas; los gastos de la co- á los maestros desde 1902, en consideración orla rrida ascendieron á 29.078,54, pesetas, y por den del día. Fue tomada tancias en que se encontraba cuestión de tanto, queda un producto líquido de 71.303,44. proposición de ley del Sr. Calbetón; se aprobó tantísima trascendencia. el dictamen relativo á pssea fluvial, y después pesetas. En la fiebre de la recaudación y en las Sin más asuntos de qué tratar, se levantó la de discutido é impugnado por los Sres. Bude los negocios á la sombra de las torpe- sesión. shell y López Mora, se suspendió la discusión y prosiguió el debate político. zas gubernamentales, pensábase en algo, Habló brevemente el marqués de Aguilar de que si bien venía á presentarse como Campóo; no menos breve fue la respuesta del base de un aumento, atendiendo á neceSr. ligarte, y el Sr. Labra manifestó en pocas sidades ya sentidas en otros países, dibuÜ L CRIMEN DE LA CALLE DE AL- palabras que las circunstancias críticas en que jaba, aunque vagamente en el fondo, la CALA. testifi- estaba el Gobierno y la ausencia de la alta Cásilueta de un nuevo monopolio, y presen- cal. Declararon Ayer continuó la pruebael inge- mara del presidente del Consejo le hacían reel Sr. Millán Astray, tando la cuestión como remedio á la cri- niero director de Jas obras del puerto de Va- nunciar á discutir ampliamente las crisis y las sis económica, daba promesas que, dada lencia, Enrique Alfoncí, el Sr. Fernández Hi- teorías constitucionales del Gobierno, nuestra manera de ser, sólo tenían de dalgo, Barrechína, Victoria Blázquez, Manuel Contestó el Sr. ligarte. consistencia el tiempo necesario para que Rodríguez, Jesús Pardo, María v Magdalena El Sr. Gullón dijo cjue las circunstancias no LA CUESTIÓN DE LOS h COHOLES