Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i íeza, inapetencia y debilidad, nada tan eficaz nto agradable como el gran VISTA- RICA í TM. ÍÁi t? e V H C 3 f í í í í 3 l n? ac ión de la existencia) La Prensa toda, T iüJ 3 üiü í l. i kM J V j ¿F V J T J L J L. i i áonal y extranjera, viene haciendo inusitados elogios por los éxitos incomparables de este singular licor estomacal, tónico corroborante; néctar maravilloso para dispépsicos, neurasténicos, histérico- nerviosos y bebida profiláctica y de recreo de las personas de buen gusto. Se halla en BfAUf II c a l l e Mayor, 3 5 en BASgOES ONA, F e r n a n d o 1 3 14, y en los colmados y droguerías bien surtidos. La HOJA SELECTA, vigor y longevidad al alcance de todos, se envía gratis. Pídase: PROVIIMEIffCIA, S, LA SALUD. BAKClSIiONA ll JOYAS Y PIATA CON GRfiM ECONOMÍA Peligros, 18, iyra ia. efacial: hermosura perpetua; aumento yreduccióa de carnes. Precios módicos. Escribir L. a Cs. c. 193. D I N E R O al COMERCIO é industria; facilidad para el reintegro. A propietarios, con letras aceptadas, se les facilitan cantidades. Caños, 8,6 á 8. KAN FAEUJCA E PEOVEEDOEA DE LA BE AL CASA 8, SAHÍDOVAI- 8. SA KI -TJEUEFOK 3. S 0 S Deseando esta casa corresponder á la confianza con que la honra su distinguida clien tela, y para que consten siempre la absoluta pureza y condiciones de salubridad del hielo que en ella se fabrica, ha mandado analizar éste, obteniendo el siguiente resultado, según certificación de 29 de Abril de J. 905, que tenemos á disposición del público. Caracteres: Diáfano, inodoro y sin denunciar sabor extraño. Datos analíticos: lío contiene bacterias patógenas. No contiene substancias nocivas. Calificación: Bueno. Se invita aS público visite esto fabrica. Se sirve á domicilio desde 10 BsüSs en afielante, S cents. Mío O Se traspasa vivienda. Calle Recoletos, TSSA 8 PAS por ausentarse su dueño una Droguería Perfumeiía, coa do huecos, en sitio céntrico: próximo Gran Vía. Razin, Lista Correos, cédula 25.700. á los lectores de nuestro foileífo En todos los números publicaremos vales con numeración correlativa. Aquellos e S nuestros lectores que presenten en nuestras oficinas la colección completa Je vales correspondientes á los números de B hasta terminarla publicación íe la novel Corazones heridlos recibirán gratis anas elegantes tapas impresas en relieve para encuadernar ilícita novela. S de madera, baldosas, hule, para lustrarlos bien, con E l R e l á m p a g o producto de resultados inmejorables, fácil uso y muy económico; vajios colores. Único depósito. Droguería de Moreno, BEayor, n ú s 3 5 Teléfono 1.710. y cuadros de importancia se Nota. Tenemos operarios grandes prepara campo, de pino barnizado, cinco comprarán ácreación de un prácticos para lustrar pisos, y cios para piezas, muy bien hecho, 300 pesetas; t luseo en la América. Dirigirse nos encargamos de este trai I I ík Ct volantes novedad, de nogal, telas de t 3. L. C. Carrera San Jeró- bajo, que ejecutamos bien y ILL n d seda y peluche, á 10 pesetas. económicos. nimo, 51, tienda, Madrid. CASIAS á 40 ptas- -ÍHESI ffAS á 10 p í a s Slncíios nsraetoles sueltos y Ie g r a n ocasión, con s u precio fijo m a r c a d o 28, BARQUILLO, 28 Se venden de todas clases, nuevos y usados. Hay galera valenciana de todo lujo, landoíé y familiar. Precios económicos por realizarlos. BarJtieii, I Cuadra de caballos á pupilo. PBÜÉBEiSE LOS CHOCOláTES DE LOS para encuadernar la novela CORAZONES HERIDOS, publicada por ABC. G- UARNICIONES Y COCHES CratradS 3ll! llIíif JpSpií T y sus consecusncíp ÚNICO DEPOSITO EN MADRID VALE NÚM. 21 LH BÚY, Carrera de San Jerónimo, 6 JO BIBLIOTECA DE A B C CORAZONES HERiDOS 79 en ella una ocasión para darse á conocer. Muchos defensores iban á ser nombrados de oficio y Ricardo tuvo que solicitar el favor de defender ante el Jurado á algún miserable. Ricardo había salido. María, tomando en serio su papel de ama de casa, repasaba la ropa de su hermano. Hallábase triste aquel día; la soledad abrumaba su espíritu y sentíase aburrida; involuntariamente comparaba el pasado con el presente, y al pensar en e! porvenir, veíalo como á través de negros crespones. ¿Por qué no vendría Rogelio? ¿Por qué no escribiría? Un campanillazo la sacó de su meditación. Estaba tan nerviosa, que se puso á temblar. Después de algunos instantes, que le parecieron siglos, se abrió la puerta y reconoció la voz de Rogelio. ¿Está Ricardo? -preguntó. -No, señor; está sola la señorita. -Es lo mismo. Anuncíeme usted. -Un rubor de sorpresa y de felicidad tiñó las mejillas de María. Había dejado á un lado su labor, y salió al encuentro de Rogelio. Sentíanse dichosos por verse; su actitud, sus miradas, sus apretones de manos, todo lo demostraba. María, que hablaba muy deprisa y con cierta timidez, se informó de Mr. Termelle y de Susana; después se sentó al lado de su mesita, é indicó un asiento á Rogelio enfrente de ella. Hubo un instante de silencio. María notaba en Rogelio algo a que no estaba acostumbrada. El la miraba creyendo encontrar aumentada su belleza por la alegría que brillaba en sus ojos y por su rostro sonrosado á consecuencia del placer que experimentaba. La mesa de Ricardo, atestada de libros y papeles; a mesita en que trabajaba María, llena de carretes y de objetos propios de la costura, aquella vida tan íntima y tan sencilla, le emocionaba. Su voz, muy dulce de costumbre y hasta algo lenta, era más breve, más precisa, y su mirada soñadora, más viva... En toda su persona se notaba una energía y una resolución que no le eran habituales. -He pensado mucho en ti, María- -dijo por fin, haciendo un esfuerzo. María respondió con una sonrisa, pero aqueÜa sonrisa quea decir: Y yo también -Hubiese querido venir más pronto... pero no he podido. Se detuvo un instante y añadió: -Hace ya mucho tiempo que nos conocemos. -Ya lo creo que hace, desde siempre. -Y que nos queremos... -Desde siempre también- -dijo María riéndose. -No te rías, María, porque lo que tengo que decirte es su mámente serio... Hubiese querido hablar antes con Ricardo. JVS dispensarás que ir c dirija á ti, ¿verdad -e dispensarás que me dirija á tí, ¿verdad? M