Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 20 DE JUNIO DE 190 S. PÁG. 10 Hacienda, íia contestado al orador republicano: este señor siente no poder recomendar á la Cámara que se tome en consideración la proposición de! Sr. Nougués. Si yo recomendara tal cosa á la mayoría- -dice el señor Alix- -se daría el caso estupendo de que siendo la mayoría quien ha hecho esa ley hace seis meses, fuese ahora la que la deshacía con otra ley Y el Sr. Nougués contestaba: Señor ministro de Hacienda, nosotros no entendemos de tales consecuencias ó inconsecuencias; la ley es para extensas comarcas españolas la desolación y la ruina; recibimos nosotros, los diputados republicanos, centenares y centenares de telegramas clamando por su derogación; vienen á vernos todos los días comisionados de esos pueblos y nos pintan la miseria que se va apoderando de sus casas y sus haciendas. Ya no pido yo á S. S. que recomiende á los diputados ministeriales que voten contra esa ley, no; yo sólo le ruego ahora que les pida simplemente que voten. Y yo, que acabo de exponer aquí los resultados de esa ley, para que nadie los ignore, les pediré también que den el voto con arreglo á su conciencia Pero la conciencia es una cosa muy elástica. La votación de la proposición se ha verificado; han tintineado furiosamente los timbres; los señores representantes del país han dicho unos sí y otros no, y al cabo ¡a proposición de los diputados republicanos ha sido desdeñada. Y aquí, en este punto, cuando un secretario de la Cámara ha acabado de proclamar el número de votos adversos, el Sr. García Alix ha sonreído. Y esta sonrisa del Sr. García Alix me ha producido una enorme, una intensa tristeza. Yo lie visto, en un momento, multitud de pueblos levantinos y pueblos andaluces que poco á poco se van despoblando, arruinando. Este año una pertinaz sequía ha dominado durante el invierno y la primavera; los campos de trigo se han secado; un dilatado manchón amarillento cubre los oteros y los llanos; no entra grano en los trojes; no destacan los dorados almiares en el azul del cielo; los ganados son mal vendidos ó perecen de inanición; en Jas bodegas hay un profundo sosiego; faltan tres ó cuatro meses para la nueva recolección y aún el vino de la pasada reposa en las tinajas y los toneles. Juan, Pedro, Andrés, Antonio, Fernando, todos estos pequeños propietarios de viñedos y de bancales han agotado ya sus escasos recursos; r. o tienen ya dinero; si pueden alcanzar alguna suma, han de tomarla a) 5o, al 6o ó al 70 por ÍOO. nuestro que se marcha de esta tierra para siempre, es el afortunado; y que nosotros somos los desgraciados... Esta tarde, en los pasillos del Congreso, yo he saludado á labradores levantinos amigos míos que venían á llevarse un matiz de esperanza; lueao, en el salón de sesiones, he atisbado la sonrisa del Sr. García AÜx. Y todo esto que queda dicho es lo que yo he visto y he sentido en un segundo mientras el Sr. García Alix sonreía glorioso. AZORÍN que despejar la incógnita parlamentaria; per, ton acierto en ía forma, pues las proposiciones que se presenten pueden convertirse en votos de confianza para el Gobierno, si k discusión de aquéllas no se lleva con habilidad. SAN PfcTERSBURGO, 9, 4 T. I a jornada p Un día más de vida para el Gobierno, según Jos que creen en la retirada del Gabinete apenas sea derrotado. Un d a menos, según los que opinan que, suceda lo que suceda, seguirá el Minisieno actual en su puesto. En el Congreso se trató algún asunto importante y la sala estuvo desierta. En el Senado hubo muchos discursos y nada práctico. Escaños y tribunas an grana comptei. La cuestión batallona de si ha de discutirse el presupuesto de 1905 ó el de J 906 sigue en pie. Pero, á todo esto, nadie ha dicho cuál de los dos presupuestos es mejor. Decididamente, no se trata de presupuesto bueno ó presupueste malo, sino de presupuesto Maura y presupuesto Villaverde. Si cayese el Gobierno no sería porque su presupuesto fuese peor que el otro, sino porque no es el de Maura. Y si Maura volviese al Poder y se aprobase su presupuesto, no sería por ser éste el mejor, sino por no ser el de Villaverde. El espectáculo es triste, pero irremediable. Hoy continuará la edificante función. I ÍH! 8 VÍCh en retirada. Circula el rumor de que la ofensiva japonesa va convirtiéndose- -en gran batalla. Liníevich ha aceptado el combate y se ha visto obligado á abandonar la primera línea de defensa. PA íís, 1 9 8 N. a Tokio que las posiciones abandonadas por el general ruso Michenko, se encuentran á 5o millas al Norte de Changfu. A ocho millas al Oeste de la vía férrea, los japoneses prosiguen su avance, tomando posiciones todo lo largo del camino. Se asegura que Lienivich ha reunido un Consejo de generales en Sypingkai. La vanguardia de Kuroki se encuentra á siete millas de las avanzadas rusas. Los chinos temen que el ejérciío ruso, rechazado de la Manchuria, invada la M- oagolia. PARÍS, I 9 4 T I 03 japoneses avanzan. Comunican desde TpTt! la Ma Churia. Un telegrama de Yen kow anuncia la aparición del cólera y de la disentería en Karbine. Cakúlanse en ciento las defunciones diarias. Se han instalado 18 hospitales fuera de la ciudad. Hay en ellos 5o.000 soldados heridos ó enfermos. La oficialidad rusa, ante desastre tan espantoso, ansia el término de la guerra. i o que se animoia para hey. POR TELÉGRAFO, TELEFONO Y CQRÍVHO ALEMANIA BERLÍN, 1 9 J 1 N. ÍaJ 8 S regios. Los periódicos ingleses ase guran que es probable que el rey Eduardo devuelva en Febrero ó Marzo próximos la visita reciente de Alfonso XIII; su estancia en Un hálito de tristeza y angustia sopla sobre España duraría quince días, durante los cuales Deunion de min stros. el pueblo; se va y se viene tristemente á la ofivisitaría varias ciudades españolas. Después Terminada ia sesión del Senado, e! Gocina del notario; en la casa ha penetrado esa iría á Portugal y tal vez á Grecia. No se sabe bierno se trasladó al Congreso, reuniéndose en sorda exasperación que estalla de pronto con si le acompañaría la reina Alejandra. el despacho de ministros. motivo del lloro de un niño ó de un plato que La reunión duró media hora, y lo que en ITALIA se rompe; ya este vestido que nuestra herella se trató parece condensado en Jas siguienROMA, 1 C) 1 2 N mana ó nuestra hija lucían en esta ó la otra fiesI 03 reSÍOS Ü 8 Sarjbaldi. Hoy se ha discuta, no podrán lucirlo, se mueven sus manos tes palabras de un ministro: -Seguimos con nuestro propósito de no tido en la Cámara una petición de la famifinas sobre viejas prendas y hacen, con una semarcharnos si no se nos echa por la fuerza de lia de GaribaJdi para que se verifique la crecreta pesadumbre, con una leve melancolía, esos milagros que sólo las mujeres saben hacer para los votos. Entretanto, iremos desenvolviendo mación de los restos de! invicto patricio ó para que una cosa vieja tome visos de novedad; las nuestros planes económicos, y ligada con ellos que sean inhumados en el continente. Fortis, en nombre del Gobierno, declaró tiendas del pueblo no venden apenas; ha baja- está la autorización, que mañana aprobará sedo enormemente la renta de consumos; hay guramente la Cámara, para realizar la reforma que la tumba del héroe no debe trasladarse; pediez, doce ó catorce mil habitantes en todas arancelaria, medida inaplazable, puesto que el ro que se considerará como monumento nacional la casa en que habitó. estas casas y no se sacrifican diariamente sino plazo expira el 31 de Agosto. No provocaremos la votación de confianza, seis ú ocho carneros; no se come carne; no se RUSIA come casi nada; los hombres caminan mohínos, y esperaremos á que ¡a mayoría nos derrote SAN PETERSB- IRCO I 9 4 T. para saber quién es el responsable de lo que taciturnos, con ese silencio trágico de las desess bOfílbaS. Comunican desde Odessa peraciones íntimas; las viejas, (estas viejas ves- después pueda suceder. que la policía ha descubierto dos fábriPor su parte, el S r Villaverde dijo que, tidas de luto, que nos han visto nacer y que nos besaban cuando éramos niños) juntan sus como no tenía noticias de que para hoy se pre- cas de bombas; 19 personas han sido arrestamanos blancas, exangües, y exclaman á cada parase nada anormal en el Congreso, esta tarde das; se cree que el material encontrado proce momento: ¡Ay, Señor! suenan lentas, pau- acudirá a! Senado, en donde continuará el de- de de los arsenales del Estado. sadas, desgarradoras, las campanas, sobre este bate político iniciado ayer. SAN PEÍ EKSEURGO, Itj, I O N silencio, sobre este aletargamiento, anunciando i p j Zar y lOS Z 8 mstV 0 S. El Zar ha recibido I os liberales. la muerte de un amigo, de un convecino nues hoy en audiencia á una delegación com Interrogado ayer, después délas sesiones tro, y entonces nosotros, abatidos, anonadade las Cámaras, el conde de Romanones acerca puesta de 14. delegados de ios zemsívos, implodos, sin presente, sin porvenir, pensamos- -penrando el príncipe Trouvetzkoi ai Zar que recisamiento hondamente español, -que este vecino de lo que opinaba sobre lo que se anunciaba para hoy, manifestó que no hay otro remedio biera al pueblo. Anoche era creencia muy generalizada la de que en la sesión que el Congreso celebre esta tarde se solucionará la cuestión del día. Efectivamente, íntimos del Sr. Maura manifestaban que no es posible prolongar por más tiempo el actual estado de cosas. Si se cumplen tales pronósticos, si no surge alguna rectificación en los propósitos, esta tarde se discutirá en el Congreso una proposición, sea la ayer presentada, ó sea otra, cuya votación decida la suerte del Gobierno. Y por si acaso estos informes no se confirman, bueno será advertir que provienen del campo ¡r. aurista, y reflejan el criterio que anoche tenía el Sr. Maura. p de ComarCÍO. Pronto saldrán pa ra Madrid los encargados de negociar el nuevo tratado de comercio hispano- alemán. INGLATERRA LONDRES, 1 9 3 r Tinr- nnmnmnii n m nríTimrrnTimBiTTmrn liTlTlllinT I MUÍ