Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
á los lectores de nuestro folletín En iodos los náisse cois nnmeraeióia orrelativa. Aquellos e S nuestros lectores que presenten en nuestras oficinas la colecciéis eompíeta le Tales eorrespondientes l o s números Je A 3 SiasS ta terminar la pnblicación de la novela o C razones heridos s- eeiMrási gratis amas elegantes tapas impresas en relieve jsara encuadernar iiclia novela. S 8 FV 5 G 5O S DE LOS en ¡a próxima iempovisitar ó precios ai CALLE DE YILLANUEYA, 32 (esquina á la da Veiázquez) ÚNICO DEPOSITO EN LHARDY, Carrera de San Jerónimo, 6 Teléfono núm. 1.577 r. compra cuadros y objetos rantgs. San Andrés, 19,3.o iz. 8.889 pies en la plaza de 01 avide, con vuelta áTrafalgar y Jordán, se venden en 8.000 duros al contado. B. Capellanes, 1 duplicado, tercero derecha. De 9 á 12. de toda la casa. Valverde, 1 dp. o ALHAJAS Pago altos precios TASADO AUTORIZADO DOY TOBO SÜVAIOB POR ALHAJAS para encuadernar la novela CORAZONES HERIDOS, publicada por ABC. por del 40 a l IOO por 100 CHICA CASA C. SA 5i JERÓNIMO. 14 ENTRESUELO Elegantes modelos en cajas para bodas. Gran economía. Reina, 8, p r i n c i p a l PAPELETAS del MONTE a l I,o0 y 2 pts. Mayor, 44, esq. a Caza Se vende, moderno, cercado, agua, huerta, o alquila el pral. entre Escorial y Avila. Razón: A m o r d e JDios, 17, I.o, 1 á 4 y 8 á 10 noche. NQGUES P E M T I S T A Pta. SQL, 61 VALE NÚM. 20 liquidan 4.000 camisas cab. blancas y de céfiro a- 3 y 4 ptas. LA GLORIA, M o n t e r a S 8 cepillos peines. Para comprarlos buenos, de duración y precios muy baratos, única casa, droguería y perfumería de Moreno 51 A YO 5? í ESPONJAS para campo, de pino barnizado, cinco piezas, muy bien hecho, 300 pesetas; s s t volantes novedad, de nogal, telas de LLnS seda y peluehe, á 10 pesetas. CAfLAS 40 pías. HESITAS ú. I p t a s S míieííles sueltos y tíe g r a n oeassén, con s u precio Sjo m a r c a d o uujos de los órganos genitales sin necesidad de inyecciones, á ¡lista nueva foimula realiza la triple indicación bals. imirff de c ala ese. iciade sándalo, antiséptica del salol y sedante delí i n s o n e ccl n mucho mas lapida y segura que todas áPií c y tle nen sjbie las de sándalo solo, la ventaja de uo pro- k, j íi ducir la menor congestión sobre los ríñones. Se venden á 4 pe- fe? setas íiasco (4,50 poi coneo) en las principales farmacias di l. fcspaia y Amenca. F. GA VOSO, Aienal, 2, Madnd g ¿K: nibla de las Flores, 4, Barcelona. CAPSULAS DE SÁNDALO Y SALGL ALCANFORADO Para la curación e la BLENORRAGIA. CISTl- TIS, CATARROS us L. A VEJIGA y todos loslj Splas usadas de SANDALO, COPAIBA, OUBBBA. t D. 28 74 BlBLiOTECA DE A B C Algunos días más tarde, Ricardo y María se establecían en una habitación modesta, colocada casi debajo de los tejados, en la calle de Vaugirard. Ricardo no se había fijaio más que en que tuviese los menores inconvenientes posibles y en que fuese más barato. I os alcobas, un gabinete de trabajo, un comedor y la cocina, era todo lo que constituía la vivienda. Al lado de su hermana, Ricardo se encontraba menos desgraciado, y la esperanza volvió á renacer en su espíritu. Absorbido por la liquidación desde la muerte de su padre, no había visto más que á los hombres de negocios, con los cuales había tenido que mantener relaciones forzosas. Ahora lo que necesitaba era darse á conocer, buscar clientela y dar comienzo á su nuevo género de vida. Habiéndose fijado el día de la prestación del juramento, tenía que empezar á visitar á los magistrados y á las personas influyentes de los Tribunales. Resuelto á no descuidar nada y á arrostrar valerosamente todas las amarguras de su nueva posición, Ricardo estaba decidido á ver á los antiguos conocidos de su padre, á los que constituyeron las visitas del hotel Bremont, aquzllos mismos que en otro tiempo habían prometido ayudarle con su influencia y con sus relaciones. Estos primeros pasos y estas visitas le eran muy penosas. La desgracia suele hacer orgullosos á los hombres, y él comprendía toda la verdad que esta máxima encerraba. Cuando se tienen los bolsillos vacíos y se tiene necesidad de todo y de todos, es muy fácil perder la dignidad. El número de los deshonrados por la miseria es enorme. Cuanto más pobre se es, se nota más la desgracia y la necesidad de conservar el corazón puro y la frente alta, para no ser confundido en el número de los que se pervierten. Antes de salir, Ricardo fue á abrazar á su hermana. Muy pálida, más pálida aún que de ordinario, su aspecto era más formal y más severo. ¿Dónde vas? -le preguntó. -Voy á hacer visitas- -contestó con una sonrisa triste que no fue notada por María. -Mucho mejor, porque eso te distraerá. La gente te quiere y te aprecia. Ricardo comenzó y tuvo que proseguir durante muchos días ¿Dónde le preguntó. lo que pudiera llamarse su Calvario. Las expresiones de pésame que escuchaba Je parecían impregnadas de una compasión que le mortificaba. Aquellos que en otro tiempo se agolpaban i m i n n mili mi umiMrinmrrnifflTiiifTi Tiimiminilir llii I