Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. 6 DE JUNIO DE i 9 o5. PAG. 5 CRÓNICA DEL TIEMPO Toaría cualquier cosa por saber L el nombre del que inventó la frase Cómo cambean los tiempos para proponer en seguida la erección de su estatua. N o precisamente por su modo de estropear el castellano, que en esto hay escritores que le aventajan, sino por su clarividencia de lo porvenir. ¿Qué otra cosa hace el tiempo Lástima le tengo, madre, presente sino cambiar? Era antes al guardia del Municipio, que está en este mes de Junio el cuarenta de Mayo el límite con traje de rayadillo. máximo que la prudencia de los higienistas señalaba para aligerarPues ¿qué me dicen ustedes de se de ropa, y estamos á cuarenta los adelantados que habían salido y siete y hay que abrigarse más á veranear de buena fe? que en el mes de Marzo. Hay que oir lo que cuentan Hasta ahora, lo más inocente de los que vuelven á esperar tiem. EL CABALLO (F 1 NASSEUR toda conversación era hablar del pos mejores, y á juzgar por sus QUE ALCANZÓ EL GRAND PR X EN LAS CARRERAS DE LONGCHAMPS tiempo. impresiones, pierde todo viso Hoy, si exceptuamos la política, re- ñera de venir. Porque esto es venir co- de exageración el dicho de aquel ansulta el tiempo lo peor de que se puede mo suelen tocar los redoblantes de las daluz que fue á Soria y volvió espantado charangas: á contratiempo. del frío: hablar. Cuando los árboles están desnudos, las- ¡Caye usted, por Dios! ¡Si no podía- ¿Pero ha visto usted qué tiempo? decimos al primer amigo que nos encon- praderas grises y los montes blancos, por la noche apagar la veta, porque ss tramos; y á nuestra pregunta, hecha con sabe uno á qué atenerse y se resigna á había helao la yama! acento elegiaco, responde siempre una estornudar y hasta á toser, si se tercia; Como no hay mal que por bien no venairada interjección de ¡caramba! para pero tener frío y catarros y reúma en ga i esta endiablada temperatura sirve esta época, en que árboles, montes y para explicar satisfactoriamente una porarriba. M e dirán los estoicos que hay que to- praderas están más verdes que el reper- ción de cosas. mar el tiempo conforme viene; pero yo torio de la Mariani, no se puede tolerar. ¿Que el Gobierno ha encontrado en la protesto y protestaré siempre de su raaPena da pensaren uno usrrbe. n? de San mayoría cierta frialdad? Antonio con paraguas y sin mantones de Manila, en una juventud que acaba de estrenar el sombrero de paja, con el cuello del gabán subido, y conmiseración grandísima ver con uniforme de verano á los guardias de Ro manones. Razón tiene cuando canta poi carceleras un trovador flamenco que suele hacer gárgaras musicales de siete á nueve en la esquina de mi calle: jf X. i1 1 -v r r ¿I J S EL GRAND PR 1 X DE LONGCHAMPS. GRUPO DS SEÑORAS EN LA PELOUSE LUCIENDO LUJOSAS TOILETTES Fot. Hutin Trampus