Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 16 DE JUNIO DE 100 S. PAG. 4 taaoves, de esta palabra que ayer se reveló definitivamente, delicadamente, en el Parlamento... Pero la discusión sigue su curso; ya comenzamos á perder todos la ilación de los razonamientos. ¿Cuál es el presupuesto que se va á mantener? ¿El de 1905? ¿El de 1906? ¿Es éste ó aquél el que se puede prorrogar? Existe un artículo en la Constitución que dice varias cosas á este efecto pertinentes. En la Cámara hay una algarabía formidable; el Sr. Maura comienza á hablar, después de una breve pausa en que ha permanecido con la cabeza erguida, puestas las dos manos sobre el pupitre. El ilustre orador aprueba que el Gobierno mantenga su bandera: está bien, pero ¿es acaso que no se han realizado reformas de ningún género antes que el Sr. Villaverde se acordara de realizarlas? El Sr. Maura hace una breve consideración entre los Gabinetes presididos por los Sres. Silvela y Azcárraga; manifiesta que no es preciso que el Gobierno renuncie á su obra, y desconfía de que antes del 31 de Diciembre puedan estar aprobados los presupuestos nuevos. Su palabra es incisiva, altanera; nunca como en esta tarde han tenido sus frases un tan marcado matiz de pasión y de personalismo, una braveza, un ímpetu que arrancaban largas, estruendosas salvas de aplausos á sus amigos. Ya la atmósfera ha llegado á su máximo caldeamiento. El Sr. Maura grita por los presupuestos de J 9o5; el Sr. González Besada expone que la Constitución permite los de 1905. ¿Se ha reparado bien en lo que dice el párrafo 2. del artículo 85? Y si se aceptan los presupuestos de 1906, ¿podrán ser éstos prorrogados si llega e! caso? ¿No se ve que sólo admiten prórroga los de 1906? A un momento de honda expectación sucede en la Cámara una formidable y clamorosa algarabía. El Sr. Villaverde, titubeante, perplejo, declara que si él se marchó en J 903, fue porque no contaba con la confianza de la mayoría. Una voz grita: ¡Esa mayoría era ésta! Y el Sr. Maura se levanta otra vez para manifestar que él no puede votar la proposición de los liberales. ¡No, no- -vocea el presidente del Consejo, -si mis presupuestos son un obstáculo, yo los retiro de la orden del día! Todas las caras reflejan un sentimiento de profunda estupefacción; en este gigantesco laberinto, todos gritan, hablan del articulo 85, déla orden del día, del presupuesto de 1905, del de 1906; el Sr. Azcárate gesticula violentamente; el Sr. Romero Robledo vocea que él, eí presidente de la Cámara, es el que tiene derecho á retirar de la orden del día el dictamen. ¡Yo invito al señor conde de Romanones á que retire su proposición incidental! exclama el Sr. Moret. ¡Señores diputados- -se oye decir entre una enorme baraúnda al Sr. Villaverde, -no existe incompatibilidad ninguna entre el presupuesto de 1905 y el de 1906! Suena furiosa la campanilla presidencial; se piden á gritos unos i otros, los representantes del país, explicaciones de esta confusión magna. Si se retira el presupuesto de 1906, ¿se le continuará estudiando? Y ¿qué se hará con el otro de 1905? De pronto la campanilla torna á sonar desaforadamente, y los diputados van abandonando los bancos entre gritos y toses. La sesión ha terminado: no ha caído el Gobierno. Yo- -dice el Sr. Maura al Sr. Villavcrde- -te demuestro mi hostilidad con el tono y la aspereza de mis palabras; quiero que te marches, pero no voto contra ti, para que no puedas decir luego que yo te he echado Yo- -contesta el Sr. Villaverde- -paso por alto tus asperezas y sólo me marcharé cuando tus amigos voten en contra mía; de este modo podré decir en todas ocasiones abiertamente que eres tú el que has puesto obstáculos á mi obra Y así, lector amípo, está el problema. AZOR 1 N v Ecos del gran mundo g a sido pedida la mano de la bella hija de la marquesa viuda de Argelita, Srta. Angela Escrivá de Romani, para D Manuel Melgar y Abreu. jpfl martes último estuvo muy concurrida la casa de la marquesa viuda de Hoyos, por celebrar su santo el distinguido escritor, su hijo, D Antonio de Hoyos y Yinent. Algunos de sus amigos consiguieron del joven literato que leyera trozos de su última producción, que es una novela que con el título de Frivolidad verá pronto la luz. Los aplausos y las felicitaciones fueron unánimes entre los distinguidos oyentes. p l próximo domingo ha de bailarse el coti Hón anunciado en la espléndida morada de la marquesa de Villalba. I a noche del miércoles ofrecía un muy bri liante aspecto el teatro Moderno, por ser el primero de los dos miércoles que la sociedad aristocrática ha señalado para rendir culto al indiscutible arte de Loreto Prado. Entre la distinguida concurrencia recordamos á la princesa Pío de Saboya, á las bellas marquesas de San Miguel de Híjar, Arguelles y Villalba, á la de la Laguna y su hija Blanca, á la duquesa de Noblejas, señora de González- Beltrán, condesas de la Encina y Vistaflorida y señora y señoritas de González Alvarez. í oy, en la gran pista de Auvernia, se dis putarán la Copa Gordón- Bennet; se correrán en lugar de 55o kilómetro 1; que son los reglamentarios, 549 kilómetros y JJ 6 metros, que son los que suman cuatro vueltas a! circuito. Los cbauffeurs preferidos por su trabajo en las pruebas eliminatorias son Rianchini, Earp y Rolle. 3 ARA HOY. J 2 n casa de la marquesa de Squilache se celebrará un banquete al que asistirá el Nuncio de Su Santidad, monseñor Rinaldini. Por la noche moda en la Comedia. N. A 4 uchas son tus arsms, ¡Oh, mar bravia! Muchos son los que mj feit bajo el tranvía. Muchas son ¡as espigas de! prado verde. Muchos son los errores de Villaverde. Muchos son los que sudan junto á la esteva. Muchas son las palizas que Rusia lleva. Muchos son los pecados. Muchos los vicios. Muchas horas se pierden en los Comicios. Muchas son las espumas de los torrentes. Muchas son las pesetas que gana Fuentes. Muchos son los ladrones. Muchos Jos raías, y muchos son los choques que hay en Las Matas Muchos son los ensueños que el alma evoca. Muchas son las narices de Sánchez Toca. Muchas son en la vida las desazones, y muchos son de Weyler los lamparones... Pero Vadillo dice (y en eso goza) ¡Más son los peregrinos de Zaragoza! Aunque no está planteada la crisis, pronto darán el postrer beso, Besada; la última coba, Cobian. ¿Liberal? ¿Conservador? ¿Qué Gobierno es el mejor? No lo sé, yo os lo aseguro. Lo que sé es qus hoy cuesta un duro comprar una coliflor. Luis DE T A P I A ¿pACETILLA RIMADA. COPLAS DEL VIERNES Conozco yo una familia en la que están suegra y nuera tan unidas, que en su casa las llaman Suecia y Noruega. No te solieita nadie, morena del alma raía; te está pasando lo raisjno que le pasa á la Gran Vía. -Un serranito gracioso es el que me mata á mí... ¿Te está matando un Serrano? ¡Ni que fueras el Pepin! Tengo un amigo nipófilo, tan enemigo del Zar, que no ha estado en Zar- sgoza por no tener que re- zar, ni va nunca á Zar- zalejo á un monte suyo, á ca- zar, ni toma zar- zaparrilla por temor á adelga- zar, ni se abona á la Zar- zuela, ni compra en ningún ba- zar... Y si teme que la muerte le haga del mundo zar- par, es sólo por el disgusto de tener que agoni- zar. Muchas son las estrellas del firmamento. Muchos son los que yacen bajo el cemento. EL REY EN LA GRANJA SAN ILDEFONSO, ¡S, J T. ü s t a tarde á las cinco y media llegó S. M eí Rey, que hizo el viaje en su automóvil de 35 cabalíos. Le acompañaban el infante D. Alfonso, hijo de la infanta Eulalia, y sus ayudantes Sres. Loriga y Balseiro. Hicieron el viaje por Segovia, tardando dos horas y media en el recorrido. Aunque la visita fue absolutamente inesperada, la noticia circuló con rapidez, y todo el vecindario de este Rea! Sitio acudió á las inmediaciones de Palacio, tributando a! Rey un recibimiento verdaderamente entusiástico. Hubo innumerables ¡vivas! y D. Alfonso recibió efusivas felicitaciones por haber salido ileso del atentado de París. El Monarca se detuvo en palacio media hora para merendar, y luego visitó detenidamente las obras que se están realizando en las habitaciones que ocupará la reina doña María Cristina, emprendiendo después el regreso. Continúan con toda actividad y dirigidos por el señor conde de Albiz, los trabajos para la instalación del campo de tiro de pichón. También se está construyendo la sala para patinar. Espérase que la corte llegará aquí el 1 de Julio próximo. -C. SEGOYIA, í 5, 7 T. Q. las cinco de la tarde ha llegado el Rey en su automóvil y ha recorrido las calles principales. La gente le ha aclamado mucho. S. M se detuvo en la estación de Telégrafos para anunciar á la Real familia su salida hacia Madrid por La Granja. -Chico, ii nnun nraii m i n i TM iiTimniimirniTrnniiifra 1 niranMlliliniinll