Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES i5 DE JUNIO DE J 9 O5. PAG. 5 OR ESAS CORTES. EN LA DE de Calatrava, y desde el otoño próximo residirá en Madrid en el hotel de su maAUSTRIA. La numerosa descendencia de María Teresa hace que la corte imperial de Austria sea la que cuenta con mayor número de príncipes, que hacen á la sombra del trono del venerable Francisco José una vida muy modesta. Uno de éstos, el archiduque José Carlos Luis, acaba de morir. Era hijo de uno de los hermanos del abuelo del actual Emperador, el archiduque José, y biznieto de Leopoldo 11 y de la infanta de España doña María Luisa. Nació el año 1833 y era doctor en Fidre la infanta doña Eulalia. Su hermano D. Fernando es dos años más joven que él. UN CHAMBELÁN AI salir del teatro Calimos de la Comedia, dirigiéndonos hacia la Puerta del Sol, cuando sonaban lentamente en el reloj del Ministerio de la Gobernación las doce campanadas que señalan la media noche. La acera izquierda de la Carrera de San Jerónimo estaba interceptada por una docena de mozas jovenzuelas, casi niñas, de líneas infantiles, que se esforzaban por dar gracia picaresca á sus ojos, apagados por un prematuro cansancio, y prodigar frases mezcladas de desvergüenza y timidez á los mozuelos que departían con ellas y á los transeúntes. Las que salimos con frecuencia á pie del teatro conocemos esas escenas, tristes siempre, y más para mí aquella noche, -Ya ve usted que se tiene cuidado de que salgan temprano; nuestro Gobernador es muy moral. Iba á seguir contando las excelencias de nuestras autoridades, cuando una niña que apenas se sostenía sobre sus piececitos nos cerró el paso pidiéndonos una limosna; más lejos, recostada sobre la esquina de la calle de Carretas, una mujer con dos niños de pocos años asidos á las faldas, pedía también limosna, arrimando el pecho seco á la boquita de un tercero, el cual lo rechazaba llorando de un modo que me recordó el caso narrado por el Sr. Parada y Santín en la Sociedad de Higiene, de una mujer que para evitarse pellizcar á un pequeñuelo, le ponía sobre los ojos dos inmundos insectos sujetos por los anteojos, para que molestasen á la criatura y estimulara con su acento lastimero la compasión del público. ¿No hay ley de protección á la infancia? me preguntó mi amiga. -Sí; tenemos un hombre eminente, un verdadero apóstol, que ha formulado las bases de ella: el doctor Tolosa La- fUDELA. EL MINISTRO DE OBRAS PUBLICAS Y EL ARZOBISPO DE ZARAGOZA, ANTES DE FIRMAR EL ACTA DE ENTREGA DE LAS OBRAS DE ENCAUZAM 1 ENTO DEL EBRO losofía. Estaba casado con la princesa Clotilde de Sajonia Coburgo Gotha, y era padre de la archiduquesa Dorotea, esposa del duque de Orleans, hijo de la condesa de París y pretendiente á la Corona de Francia. Deja otra hija, la archiduquesa Margarita, casada con el príncipe de Thur y Taxis, y un hijo, el archiduque José Augusto, esposo de la princesa Agustina de Baviera, que le ha dado ya cuatro descendientes. La Corte de España vestirá luto por la muerte de este archiduque, paciente de S. M la reina doña María Cristina y biznieto, como ella, de una hija de Carlos IV y de María Luisa, pl infante D. Alfonso de Orleans y Borbón, que ayer vino acompañando al rey D. Alfonso, es el mayor de los dos hijos que han tenido el infante don Antonio, duque de Gallera, y la infanta doña Eulalia. Nació en Madrid el mismo año que el Rey, en el mes de Noviembre, y en Madrid se ha criado, habiendo hecho después en el Extranjero sus estudios. Sigue la carrera militar y viene á ingresar en nuestro Ejército. Uno de estos iias recibirá la investidura de caballero LA ENTRADA DEL MINISTRO DE OBRAS PÚBLICAS Y DEL ARZOBISPO DE ZARAGOZA EN TUDELA, EL LUNES ÚLTIMO Fotografías Enderiz por ir acompañada de una ilustre escritora extranjera que quiere hacer un libro de impresiones de su viaje por España. Culta y respetuosa con el país que le daba galante hospitalidad, mi compañera no pudo, sin embargo, disimular un movimiento de indignación. ¿Cómo pasa esto en el sitio más céntrico de Madrid, á estas horas? -me preguntó. -Es una casualidad; precisamente aquí nos preocupamos mucho de estas cuestiones, y existe una importante Junta de señoras para... ¡Ah! Piensan ustedes fundar asilos, escuelas- talleres, atacar el vicio en sus raíces, y que estas desdichadas dejen de ser para el Erario una clase productora... -No, no hacemos nada de eso; pero... -Convendría, sin embargo, que se evitasen estos espectáculos, sobre todo á la horade salir del teatro las jovencitas que asisten á las representaciones blancas. tour; nuestra Sociedad de Higiene se ocupa de la protección á los niños y á los anormales; el doctor Ulecia Cardona ha establecido en Madrid la Gota de Leche, ¿Entonces... -Es que la ley está aprobada, pero no se aplica todavía. ¡Ahí- -Los gobernantes tienen otras cosas más urgentes. En aquel momento pasaba un coche, y temiendo nuevas observaciones, le mandé parar. -Servicio especial, señorita, me dijo el cochero con voz aguardentosa, señalándome la tablilla envuelta en un trapo blanco; tres pesetas la carrera. ¿Cómo? -Voy á relevar. -Iremos en el tranvía, dijo mi compañera, adelantándose á tomar uno de los Cuatro Caminos.