Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES i3 DE JUNIO DE i9o5. PAG. Defienden á los policías los Sres. Doval, Torres, Díaz Valero, Pinero y Fernández de la Poza. Comienza el interrogatorio, una vez constituido el tribunal del Jurado y previos los demás trámites de rúbrica, por el Sr. Almería. Este niega en absoluto que recibiera dinero del Chato de Jaén por no apresarle, é igualmente reputa falsas cuantas afirmaciones se hicieron en tal sentido. Vizuete niega también que Almería tomase dinero por permitir á ciertos industriales que tuvieran su establecimiento abierto después de las dos de la madrugada, y dice que si otra cosa declaró en el sumario fue por vengarse del delegado, á quien atribuye su cesantía. Quintanilla hace análogas manifestaciones. Rey Aristoy, otro procesado que también fue inspector de policía, niega que Almería tomase dinero, y huelga decir que hace también protestas de inocencia. El tabernero García Pérez niega, igualmente, tener participación en los delitos que le atribuyen. De la prueba testifical tampoco se desprenden cargos contra los procesados. Había citados 99 testigos, pero entre los que faltaron y los que fueron rechazados, quedó la lista bastante reducida. Declararon, no arrojando luz alguna ni acusando á ninguno de los policías que se sientan en el banquillo, el Sr. Escobar, exredactor de La Correspondencia de España; el Sr. Crouselles, exredactor del Diario Universal; el barón de la Torre, el Sr. Peñalver, Antonio Guerrero, el famoso falsificador Mariano Conde, Antonio Moragas Sánchez, conocido por Juan Muía, y el célebre Chato de Jaén que, como los dos anteriores, extingue condena por delitos recientemente realizados. Estos tres individuos y muy especialmente el Chato, habían declarado en el sumario que Almería les pidió dinero por darles la libertad, pero ayer aseguraron que tal declaración era falsa y producto del rencor que al delegado guardaban por haberles perseguido. En vista de estas manifestaciones y del poco interés que las de otros testigos despertaban, la expectación fue decayendo y el público, convencido de que nadie sabía nada, abandonó la Sala. Terminada la prueba testifical, se suspendió la vista, que comenzará esta tarde con la lectura de los documentos que obran en autos. Se espera que el fiscal retire la acusación. UN PASANTE entre canoas automóviles de construcción española. A yer se efectuó el enlace de la bella señorita de Herrero con el distinguido joven don Diego de Alós y Rivero, hijo del coronel de Reales Guardias Alabarderos, vizconde de Bellver. l an fallecido, por lo que damos el pésame á sus familias respectivas, la marquesa de Velada, la condesa de Magalhaes, a señora doña Concepción Romero Robledo y el general D Carlos Navarro y Padilla. G igue bastante mejorada de su ligera enfer medad, la marquesa delvanrey. En Vera paró el automóvil de nuevo, porque se atravesó un cerdo en el camino. Allí se telegrafió á Miramar para que no hubiese alarma por la tardanza. El gobernador civil y las demás autoridades de la provincia salen hoy para Alsasua con objeto de saludar mañana al Rey á su paso para Madrid. -Garcilaso. Sen Seb ¿zstiánt i s, 3 f. PARA HOY En el día de hoy recibirán á sus amigos, por celebrar su santo, entre otros muchos, las señoritas de Santos Suárez, Messia de la Cerda, Rábago, Imay, Ramírez Frank, señoras de Núñez de Prado, Llanas, Alonso Martínez, Jimeno de Lerma, Franco, Escola, Areces, viuda de Bosch, Mad. D Attainville, condesas de Almina, Agüero y viuda de Cerragería, marquesas de Alcedo, Casa- Vargas, Larios, Oliva, Valcarlos, Villa- Antonia y la duquesa de la Torre. Los señores marqueses de la Vega de Armijo, de Donadío, Linares, Bajamar, Santa Susana, Perales, Mont- Roig, Magaz, Ceballos Carvajal, Avellano, Monreal, Almanzora, Camarines, Carapofranco Carrión CasaBlanca, Casa- Pombo, Casa- Villarreal, Fuensanta de Palma, Casa- Ulloa, Legarda, Oria, Moscoso, Palomares, Paterna del Campo, Real Socorro, Solana, Sarria, Valdeflores, Tablantes, Villatorre y San Félix Villaverde de Limpia. Los condes de Gavia, Fuente el Salce, Clavijo, Alcudia, Buzeta, Calatrava, Río Molinos, Torre Español, Albyz, Aldama, Antillón, Trespalacios y Valle de Marías; vizcondes de Amaya, Castillo de Genovés, Orta, Torre- Solanos y los barones de la Linde y de Alcalá. N EL VIAJE Telegramas recibidos hasta las cinco de esta madrugada. Pamplona, a, 2 f. p L AUTOMÓVIL DEL REY. Amplío Ecos del gran mundo A yer tarde, en la Plaza de Toros de Cara banchel, se verificó otra becerrada organizada por la juventud aristocrática. Fue presidida por las marquesas de Tenorio y San Felices y por la hija de la princesa Pío de Saboya. Entre la distinguida concurrencia recordamos á la bella ministra de Méjico, señora de Béistegui; señoras de González Beltrán y de Fernández Henestrosa, señoritas de Osma, Fernández Villavicencio y Casa Irujo. Todas premiaron con aplauso la valentía de los diestros. I a condesa viuda de Pardo Bazán, la distin guida escritora su hija, D a Emilia, y sus nietos las Srtas. Blanca y Carmen y D. Jaime Quiroga y Pardo Bazán, se han despedido de sus amistades para su casa de Meirás. t í stá amueblándose con verdadero gusto uno de los pisos del palacio núm. 6 del paseo de Recoletos, residencia que ha de ser del marqués de Amboage y su futura esposa. p l Rey D. Alfonso XIII ha concedido una magnífica copa para que sea disputada en las regatas aue se celebren en San Sebastián mi telefonema de esta madrugada con los informes que siguen Acompañaban al Rey en la excursión el duque de Alba, el marqués de Viana y el conde de San Román. Al llegar á Almandoz pueblo del Valle de Baztán, el automóvil chocó contra un burro que estaba tumbado en el centro de la carretera. Volcó el coche, que sufrió la consiguiente avería; pero los viajeros resultaron ilesos, por fortuna El duque de Alba y el conde de San Román fueron á Mugaire á buscar un qoche. El Rey trabajó mucho en el arreglo del coche, ayudándole varios vecinos de Almandoz y la pareja de la Guardia civil del puesto. A la benemérita la dijeron que había un herido grave. Cuando acudió y vio al Rey ileso, uno de los guardias comenzó á aclamarle. D. Alfonso preguntó al dueño del burro cuánto valía éste. -Doce duros, señor- -contestó el aldeano. -Bueno- -replicó D. Alfonso, dándole un billete de cien pesetas; -tome usted veinte duros, y daría á gusto cuarenta si no hubiera más burros. El Rey, jovial y humorista, cortó la oreja del burro muerto. Dio oíros veinte duros para la gente que le ayudó, y diez al párroco para los pobres del pueblo. A R l A S NOTICIAS. A las diez y media de esta mañana salieron de Miramar la Reina y la infanta María Teresa, paseando en carruaje por la Avenida de la Libertad y por el bulevard. Poco después salieron el Rey y el infante D. Alfonso, y encontrándose á la Reina y á la Infanta, pasearon juntos y á pie por la población. A las doce se ha celebrado en Miramar la recepción de autoridades. El ministro de Estado ha almorzado en Palacio. A las ocho menos cuarto de esfa tarde recibirá el Rey á los senadores y diputados. 1 A FAMILIA REAL EN RENTERÍA. La Real familia ha hecho una excursión á Rentería, en donde han realizado una jira campestre. El Rey y el Infante iban en automóvil; la Reina y la Infanta en coche; el ministro de Estado y el séquito del Rey en varios carruajes. Merendaron en Oarso Ibai las clásicas patatas souflées, y regresaron precipitadamente porque estalló una tormenta. A SALIDA. A la hora anunciada han salido para la corte SS. A 1 M. y los infantes doña María Teresa y D. Alfonso. San Sebastián les ha hecho una despedida muy expresiva. Una hora antes la banda municipal recorrió las calles de la población. La avenida de la Libertad y ei paseo de los Fueros, estaban llenos de gente. Los balcones de las casas, lucían iluminaciones. E n la estación estaban las autoridades, muchas señoras y un público que llenaba- los andenes La presencia de las personas Reales fue acogida con ¡vivas! Hacía los honores una compañía de infantería con bandera y música. El Rey recibió en Miramar os senadores y diputados. El alcalde ofreció á la Reina j á la Infanta ramos de flores. El Rey prometió volver pronto. El momento de partir el tren fue imponente. Los ¡vivas! eran atronadores. Entre las personas que con más entusiasmo vitorearon al Rey, merece citarse Air, Deroulede. Una comisión de bellísimas señoritas bilbaínas entregó ramos de flores á las personas Reales. La Reina ha ofrecido al J (ecrealion Club una copa de plata para el concurso de- fc ntennis. El Rey ha manifestado que le ha complacido mucho el telegrama que le han dirigido las Repúblicas americanas saludándole como representante de la América española en el extranjero. -Cruz. Vitoria, J 2, J 2 O O R VITORIA. Acaba de pasar el tren Real. Un gentío inmenso Uenaba la estación. La ovación á la familia Rea! ha sido muy grande, gritándose: ¡Viva el Rey valiente! También se han dado ¡vivas! á Francia y á Inglaterra. El Rey estaba visiblemente emocionado. Cumplimentaron á D. Alfonso las autoridades todas v D. Eduardo Dato. -M.