Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. Los informes oficiales comcjden en lo relativo al viaje del Rey, que, como ya hemos di- cho llegará á esta corte mañana á las diez y treinta y cuatro minutos de la mañana. Irá a! Escorfal á esperar la llegada de S. M una comisión déla Diputación provincia! compuesta del presidente Sr. Marqués de Jbarra y los diputados Sres. Buendía, Goitia, Montoya y Díaz Agero, Estos regresarán á Madrid en el tren real, uniéndose en ¡a estación á ios demás diputados que acudirán á felicitar al Rey por el éxito de su viaje. Hablando el Sr. Vilíaverde con ¡os periodistas que le interrogaron acerca del programa paríamentario, dijo que la vida política, como la de los individuos, no puede realmente someterse á un programa definido y completo, pues el acontecimiento más insignificante puede dar a! traste con lo acordado y modificar or completo la marcha de las cosas. A pesar de que A B C ha recibido telegramas que anuncian para el martes la llegada á Vigo del ilustre general Roca, expresidente de la República Argentina, en el ministerio de la Gobernación nos aseguraron que dicho geneval llegaría en Ja tarde del lunes. El expresidente argentino, que profesa á España gran afecto, como lo prueba el hecho de haber suprimido del himno de su país una estrofa mortificante para el nuestro, ha decidido permanecer en Vigo durante seis horas, continuando luego su viaje á Londres. El Gobierno ha ordenado á ¡as autoridades de aquella población que cumplimenten y agasajen a! general Roca. A S A M B L E A DE DIPUTACIONES. -A las diez y media de la mañana comenzó la primera sesión de esta Asamblea, bajo la LUNES 12 DE JUNIO DE ij o5. PAG. presidencia del representante- de Ja Diputación de Zaragoza. El Sr. Alberola, como individuo de la ponencia nombrado en la reunión preparatoria, dio lectura de las conclusiones formuladas, y que son las siguientes: i Solicitar, como aspiración común de las Corporaciones, la supresión de todo gravamen á los vinos, y como medida de transacción, que el impuesto total, incluido el del Estado y el recargo municipal, no exceda del 25 por 200 en las comarcas de producción. 1. Unificación y rebaja de transportes. 3. Reducción de! margen diferencial entre los alcoholes vínicos y los industriales á 35 pesetas. 4. Libertad al cosechero para que pueda dedicarse á la destilación. 5. Equiparar en la tributación á ¡os alcoholes vínicos y á los de orajo y demás residuos de la vinificación. 6. Suspensión de! a Ley de alcoholes hasta la recolección próx ma. y. Adhesión á l? s conclusiones de la Federación Agrícola de Levante. 8. Reforma arancelaria en favor de ¡a agricultura. 9. Protesta de la preterición en que se tiene á la misma. Y 10. Ampliación del número de estaciones etnológicas. Estas conclusiones, que fueron discutidas por los Sres. del Moral (D. Jerónimo) y representantes de Vílencia, Tarragona y Barcelona, se rectactarán con las ligeras modificaciones que se acordó al aprobarlas, y serán sometidas á la sanción de! Rey y de ios Cuerpos Colegisladcres. El documento, que condensa la aspiración de las veintidós Corporaciones que actualmente se hallan representadas en Madrid. 12 se leerá e! miércoles próximo en la reunió que con este solo ob ¡eco se na convocado. El presidente de la Diputación, Sr. Marqués de Ibarra, obsequiará el miércoles con un banquete á los representantes de las Diputaciones adheridas á la Asamblea. C L A U T O M Ó V I L D E L REY. Pamph na, 12, 3 t. El accidente que le ocurrió i er al automóvil de! Rey fue al llegar á AIdoz, en el valle de Baztán. El automóvil 5 con un burro que estaba tumbado en el o. Los viajeros resultaron ilesos. Ayudáronles á reparar ¡a avería del carruaje la pareja de la Guardia civil. El Rey dio veinte duros de indemnización al dueño del burro, en vez de doce que valía el animal, según su dueño. -Daría el doble- -dijo D. Alfonso- -por qux no hubiese más burros. -En Vera se paró el automóvil por atravesarse un cerdo. El Rey cortó y se llevó la oreja del burro, y dio loo pesetas á la gente que le ayudó y 5o al párroco para los pobres. -Garcilaso. ADOPTADOS DE RECOMENDADOS POR LA REAL ACADEMIA R. O POR LOS MINISTERIOS DE GUERPA Y MARINA DE MED CINA Tock dase de INDISPOSICIONES DEL TUBO DI GESTIYO, VÓMITOS Y DIARREAS, ETC. en niños y adultos se curan pronto y bien con Jos SAL Cl LATOS DE BISMUTO Y CERIO DE VIVAS PÉREZ T z venta en todas as farmacias acreditadas de 3 mundo le á 46 BIBLIOTECA DE A B C Iba a proseguir, pero dirigiendo una mirada al criado qua les servía, repuso: -Si quiere usted, hablaremos de eso después. La Srta. Bremont notaba en el acento de su sobrino algo que no le agradaba del todo. Mudando de conversación, preguntó: ¿Es alegre María? Tú eres el retrato de tu abuelo, ei general; te sentarían admirablemente sus cabellos blancos, su uniforme y sus condecoraciones. ¿Es risueña María? ¿Se parece algo á mí? -Algo, tía, -contestó Ricardo sin ninguna convicción. ¡Cuánto me alegro! Tienes que traerla; tengo ganas de conocerla. La dueña de Ja casa, que era la única que hacía el gasto de la conversación, se puso á enumerar sus relaciones. Ricardo pudo observar que éstas se componían, en casi su totalidad, de jóvenes encantadoras y de parejas unidas gracias á ios cuidados de su tía. Algo aturdido ante aquel flujo de palabras, no prestó ninguna atención á la mención que hizo de pasada de una muchacha que llevaba uno de los nombres más ilustres de aquellos contornos y que reunía todos los méritos apetecibles en este mundo. Ricardo asentía, poniendo en ello especial cuidado, aunque adivinaba que para conquistar á su tía hubiera sido preciso ser de una manera muy diferente. Al levantarse de la mesa, la Srta. Bremont dijo á su sobrino: -Mañana son mis días y espero á algunos amigos íntimos á quienes tendré sumo gusto en presentarte. Eso no tiene nada de particular. Ricardo, lejos de compartir esta opinión, maldecía interiormente la casualidad que le hs b; a hecho ir á Boisrenaud el día de santa Clotilde. Apoyada en el brazo de su sobrino, la buena señora le hizo recorrer el parque y visitar el castillo, explicándole todas las excelencias que, á su juicio, reunía; las habitaciones eran muchas y espaciosas, y sin embargo, y con gran pesar suyo, todavía se veía obligada á limitar ¡as habitaciones. Ricardo apenas la escuchaba. Fatigado de tañía verbosidad, H í M Apoyada en el brazo de su sobrino... cu pensamiento iba desde aquella mujer frivola y casquivana hasta la cabecera d lecho de su padre moribundo, y cada vez le parecía n. ás difícil tratarla cuestión capiía! que tanto le preocupaba. Yz ca i Jesesperaio en cuanto al resuiíado, se preguntaba si no sería mejor precipitar las cosas. Si no tenía nada que esperar, ¿á qué permanecer allí; Y un profundo desaliento! e acometía al pensar que el honor de su nombre, la real zE. c ion de sus juramentos y la felicidad de su hermana dependían de aquella solterona egoísta. Cuando entraron en el salón, alumbrado á medias, sentados cerca de la ventana y si sidos en esa seraiobscurudad tan pro- 11111 i m n i n i riítümnniriTmi inmnaniMiíTEniiiníHil ifirill! mirillMil irm m í ü i r n 1 irimnill 1