Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 12 DE JUNIO DE i 9 o5. PAG. u do dos recursos de queja contra el juez que instruye e sumarlo. Piden e ¡procesamiento y el embargo de los bienes de) juez, por e ¡ddito de tardanza maliciosa en la administración de Ja justicia. A EXPOSICIÓN PEDAGÓGICA. Ha causado excelente impresión la resolución del ministro de Instrucción Pública declarando oficial la Exposición pedagógica organizada en Barcelona. T p L T E- D E U M Se ha aplazado hasta el miércoles el Te- Deum en acción de gracias por haber salido ileso D. Alfonso del atentado de París. -Henet. presidente Roca. Llegará á Vigo el martes. Sa hacen grandes preparativos para recibirle dignamente. Escanriaza. r J M J S l O N D E UN J E F E Sevilla, 12, 7 m. Se asegura que ha presentado la dimisión de su cargo el jefe de los conservadores sevillanos D. Eduardo Ibarra, disgustado por la última elección de jueces municipales. -Mir. T J A L N E A R I O COOPERATIVO. El día 20 del corriente se inaugurará en Venecia un magnífico balneario que por la cooperación ha construido la Asociación de empleados de aquella capital. Ya tenían uno, y íes dio tan buenos resultados, que lo han rehecho y ampliado ahora, hasta disponer de cien cabinas y una hermosa terraza sobre el mar. Está situado en la magnífica playa del Lido, próximo al gran establecimiento público. No está reservado únicamente para la asociación de los empleados de Venecia, sino para todos aquellos compañeros de Italia que sean accionistas, Las acciones no han costado más que diez liras cada una. I A PAZ. Londres, 12, m. En los círculos autorizados se dice que el armisticio entre los beligerantes presenta dificultades. Los japoneses se disponen a dar la gran batalla, no creyendo sinceros los deseos de Rusia de discutir la paz. Dicen que e! momento actual es el mejor para las operaciones de guerra, á causa de la estación. El armisticio representaría la pérdida de tiempo en discusiones tal vez infructuosas. Quieren garantías de que las semanas perdidas no sirvan de perjuicio para el ejército nipón. O 4 R A DISCUTIR LA PAZ. San Vetes burgo, 12, J f. Los representantes de Rusia para la conferencia de la paz no tendrán carácter de plenipotenciarios. Se limitarán á escuchar las proposiciones del Japón y comunicarlas al Gobierno ruso para que éste juzgue si permiten entrar á negociar In paz. IKESGRACIA EN UNA MINA, LOS SOCIALISTAS. Trubia, 1 1 J I m. En la mina Ferradal de Ouirós se desprendió una viga en una galería y dejó muerto en eJ acto á un obrero dz diecisiete años. Se atribu- ye la desgracia á falta de seguridad en el trabajo. Ayer se celebró en el Centro Obrero de Trubia el V Congreso de la Federación Socialista de Asturias, con representantes de todas las agrupaciones de la provincia. En las dos sesiones celebradas se acordó celebrar e! Congreso cada dos años; el próximo se reunirá en Gijón. Para el nombramiento de director y administrador de la Aurora Social fue reelegido Manuel Vigil, y presidente del nuevo comité, con residencia en Oviedo. También fue nombrado delegado de la Federación en el próximo Congreso internacional que se celebrará en Madrid. El orden fue perfecto. -Corresponsal. T B LOS M I N I S T E R I O S El Sr. Gonzá lez Besada dijo ayer que, á pesar de lo que se venía asegurando, no se celebrará ningún Consejo de ministros antes de la apertura de las Cortes. Supone también el ministro de la Gobernación que no podrá realizarse, por falta de tiempo, el homenaje á la memoria del Sr. Silvela en la primera sesión, y en tal caso se dejará para la segunda. CASTELLÓN Castellón n s 2 z A N 1 F E S T A C 1 O N IMPONENTE. En el Ayuntamiento se han reunido los propietarios de tierras de aquí, representantes de sindicatos rurales, para acordar la forma de protesta contra los reglamentos que regulan las atribuciones de los sindicatos. Después fueron en manifestación imponente al Gobierno civil y el gobernador ofreció transmitir su protesta al Gobierno. El día 15 se reunirán en Madrid todos los sindicatos de España. LA EDICIÓN CIGUE LA HUELGA. EL VIAJE DE ROCA. Vigo, 12, 7 m. Continúa la huelga de obreros de la fábrica de conservas de Feu. Hay varios detenidos é incomunicados. La fábrica trabaja con esquirols. Se ha recibido telegrama de Funchal de haber pasado el Cap Blanco, que conduce ai ex- 48 BIBLIOTECA DE A B C CORAZONES HERIDOS 43 picia para las confidencias íntimas, Ricardo trató de llevar la conversación hacia su padre, hacia su abuelo, hacia la familia Bremont, esperando encontrar en aquel corazón ligero un punto vulnerable para el cariño ó para el orgullo. ¡Trabajo inútil! No logró más que atraer á la memoria de su tía recuerdos de matrimonios fracasados, de inclinaciones contrariadas y de agravios contra todos los miembros de la familia. Incapaz de comprender aquel carácter y aun de seguir las ideas de aquel cerebro de pájaro, Ricardo se irritaba y se entristecía. ¡Dios mío! ¡Qué penoso era tener que estar allí para solicitar y para congraciarse con aquella mujer á fin de obtener algún sacrificio de ella! Había ido esperando abrir su alma á la hermana de su padre para contarle sus penas y ser consolado, y tropezaba con todas aquellas frivolidades. Deseoso de terminar pronto, Ricardo tomó una resolución y exclamó, dejando adivinar todos los sufrimientos que padecía: -Tengo que hacer á usted una confidencia muy dolorosa. ¡Ay, Dios mío! ¡Cómo te has puesto! -exclamó asustada ante aquello que hubiera calificado de arrebato trágico de su sobrino. ¿Es cosa triste? -Sí, tía; es triste y además muy seria. -Entonces no me hagas la confidencia, Ricardo; ten compasión de mí; soy muy impresionable. Ricardo vaciló un instante; sin embargo, siguió: -Es la última súplica que mi padre, moribundo, me encargó que dirigiese á usted. -Bueno, yo mandaré decir misas por el. descanso de su alma, muchas, todas las que hagan falta; pero no me digas nada de eso esta noche; ya ves, estoy toda trastornada, y creo que me será imposible dormir. Ricardo tuvo que deshacerse en excusas, expresar sus cuidados por el precioso sueño de su tía, acercarle el frasco de sales y llamar á su doncella. Después se retiró maldiciendo la egoísta sensibilidad de aquella mujer y la torpeza con que había obrado. Se dirigió al jardín. Caminaba á largos pasos, insensible ante los encantos de aquella noche de verano, tan clara v tan serena, bajo el cielo anos. Cuanao entraba en un salón, los pollos se agolpaban á mi alrededor. ¡Así he recibido yo de peticiones de matrimonio! Demasiadas, tal vez; y luego, las mismas dificultades, para decid rme, los obstáculos que ponía primero raí madre y después tu padre; siempre resultaba que los partidos que me gustaban á mí, no les convsnían á ellos, y que los que les convenían, no me gustaban; así es que el tiempo pasaba esperando siempre, y ahora ya es ¡arde. Sin embargo, todavía, si quisiera... -añadió con una sonrisa como para completar su pensamiento. Ricardo, cuyo espíritu seguía con fatiga todos aquellos razonamientos, replicó: -Pues bien, tía, si lo siente usted... -Ya lo creo que lo siento, pero ya no es tiempo. Ahora no hay que pensar en mí, sino en ti. ¿Supongo que no tendrás ideas opuestas al matrimonio? -De ninguna manera. Los ojos de la anciana se iluminaron. -Mucho mejor; eso me produce una gran satisfacción. Tenía miedo, porque á veces los jóvenes tenéis unas preocupaciones bastantes singulares. Entonces es preciso ocuparse de ello sin dilación. Después añadió con un acento algo compungido: -Tu pobre padre te hablaría de una carta que le dirigí con este motivo. -No me dijo nada, -contestó Ricardo sorprendido. -Pues me choca... pero, en fin, yo no lo he olvidado nunca; soy tu madrina y tengo el deber de velar por tu felicidad, así es que hace ya mucho tiempo que me ocupo de ti y he encona trado unajoven encantadora que te conviene por todos conceptos. -Le doy á usted las gracias, querida tía, por el interés que se toma por mí- -replicó Ricardo con voz triste; -pero otras preocupaciones de un orden mucho más grave me impiden, por ahora, pensar en casarme. ¿Cómo? -exclamó sorprendida. Y reponiéndose algo, replicó al instante: ¡Ah! Tu duelo; mas... -Mi duelo también; pero existan, además, otras razones.