Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C D- OMINGO i1 DE JUNIO DE igo 5. P. G, 7 r 1 rf i. 5 L j i i n V t t i I i i B Mi -íj. ajíí i. TEATRO MOD RNO. UNA LbtEKA DE LA REVISTA LA PESETA ENFERMA DE LOS SKES. PONTE, MÚSICA DEL AMAESTRO CHAP! 1 ól. A 15 ü novia la duquesa Cecilia de Mecldenburg. Esta llevaba la consabida corona llamada de la Princesa, y vestía preciosa toilette de gasa azul pálido, cubierto de maravillosos encajes antiguos; la cola, de seda de liberty del mismo color, con finísimos plissés de gasa, es una verdadera obra de arte; el cuerpo lleva un ligero escote cubierto de encajes y está adornado con guirnaldas de pequeñas rosas. La novia, rubia y muy blanca, mucho más bonita de lo que parece en sus fotografías, estaba encantadora y se hallaba profundamente conmovida. Los hermanos más jóvenes del Kronpiinz, niños aún, la princesa Victoria Luisa y el príncipe Joaquín, siguen á los novios muy senos y muy solemnes. Luego la Emperatriz, con lindo traje de color violeta, ricamente bordado de plata, conducida por el Gran duque Friedrich Franz I V Enfrente de la Emperatriz, el Emperador con la Gran duquesa Anastasia, madre de la novia, soberanamente hermosa, y vestida con el traje que llevaba el día de su propia boda. El espectáculo era grandioso, digno del pincel de un Velázquez y de un Menzel. Los vivos colores de los uniformes militares y palatinos, el brillo de las alhajas, los trajes históricos de los pajes, todo, en fin, contribuía á dar á esta ceremonia el aspecto de una fiesta de Las mil y una noches. r O EGAS CORTES. LA DE ofrecidos al Rey de España por el Príncipe de Gales y los Reyes de InglaDINAMARCA terra respectivamente, han terminado las fiestas de la capital de la Gran Bretaña. D Alfonso ha vuelto á cruzar el Canal de la Mancha, y pasando por Francia de incógnito, regresa á su patria. En España está ahora concentrado todo el interés del viaje regio. Las ovaciones tributadas al Rey en Francia e Inglaterra, las inequívocas muestras de simpatía que ha merecido España de ambos países con motivo dsl viaje de S. M y el atentado de París, frustrado por fortuna, no pueden ser mirados con indiferencia por nadie que de español se precie, y el recibimiento que á D Alfonso espera en su patria reviste extraordinaria importancia y despierta vivo ínteres en España y fuera de ella. T- EATRO MODERNO. En la sección 8 LA PESETA EN- c o r r e s p o n FERMA diente dimos cuenta del éxito lisonjero que en su estreno obtuvo la revista de los Sres. Ponte y Chapí, La peseta enfeima. En la información gráfica del presente número incluímos un grabado de una de las más interesantes y celebradas escenas de la obra: la canción de la Onza de oro, en la que fue aplaudidísima la genial Lorefo Prado. El Di. Pero Grullo (Ripoll) el rublo (Delgado) la lita (Sra. López) el franco (Velázquez) el chelín (Castro) el marco (Morales) la libra esterlina (Srta. Franco) y el luis francés (Llaneza) rodean á la nunca bien ponderada y cada vez más escasa reoresentante aurífera de Télix Utroque. El ofrecimiento de la corona de N o ruega hecho á un hijo del rey de D. namarca, hace fijarla atención en esta Corte, llamada con razón vivero de reyes. El venerable Christián IX es el más anciano de los soberanos de Europa, pues tie e ochenta y cinco años; ocupa el trono desde 1863, y de su matr monio con la princesa Luisa de Hesse, que murió siendo reina el año 180.8, ha tenido los siguientes hijos: El príncipe heredero Federico, que nació el 3 de Junio de 1843 y está casado con una princesa de Suecia y N o ruega, que le ha dado ya ocho vastagos. Alejandra, la actual reina de Inglaterra. Jorge 1, rey de Grecia. María, viuda del emperador Alejandro III y madre del Zar actual. Tyra, duquesa de Cumberland; y Wladimiro, jefe de la escuadra danesa. Este principe, que tiene cuarenta y cinco años de edad, está casado con doña María de Orleans, y tiene cinco hijos, cuatro varones y una hembra. Los varones son como su padre, luteranos, y la niña católica como su madre. A este príncipe es al que ofrecen la corona de Noruega, que probablemente no podra aceptar. UN CHAMBELÁN Terminado el acto, se dirigió la comitiva, en el mismo orden, á la Sala Blanca, donde los desposados recibieron las felicitaciones de todos los asistentes. EDUARDO H A H N CRÓNICA ILUSTRADA Con intereEL VIAJE DEL REY sante lavisita á DE ESPAÑA Windsor y el banquete v el baile de gala